A+ A A-

La riqueza de la música mexicana, sin paralelo en América: Prieto

  • Categoría: Notas de prensa
  • Publicado el Viernes, 10 Noviembre 2017 12:36
  • Escrito por Guillermo Marín
  • Visto: 34

Foto Carlos Prieto, con su dama de madera Chelo Prieto, ofreció un recital durante la presentación de su libro Mis recorridos musicales alrededor del mundo, en la librería Rosario CastellanosFoto Roberto García Ortiz
Dividido en tres partes, Mis recorridos musicales... conjunta sus investigaciones sobre la música en México y las anécdotas de los viajes de Carlos Prieto. Los encuentros con su admirado compositor Dimitri Shostakovich, sin omitir su cercanía con la diplomacia rusa y sus estudios en ese país, su infancia y su formación en Estados Unidos, su primera gira en China, en 1979 y su estrecha relación con su colega Yo-Yo Ma, uno de los violonchelistas más afamados.
La riqueza de la música mexicana, sin paralelo en América: Prieto
Es un embajador de ese arte, define el poeta Jaime Labastida
Alondra Flores Soto

Periódico La Jornada
Viernes 10 de noviembre de 2017.
La riqueza musical de México no tiene paralelo en ningún país del continente americano, dijo el chelista Carlos Prieto, quien en su libro Mis recorridos musicales alrededor del mundo plasma una breve historia de la música nacional de la época prehispánica al siglo XXI.

Las aventuras durante sus giras de intérprete concertista en Rusia, China y Estados Unidos, siempre acompañado por la señorita Chelo Prieto, su dama de madera de 297 años, que viaja a su lado en el asiento del avión, complementan su sexto libro, publicado por el Fondo de Cultura Económica (FCE), que la noche del martes fue presentado en la librería Rosario Castellanos.

El poeta y filósofo Jaime Labastida, quien acompañó al autor en la velada literaria y musical, dijo que Carlos Prieto parece haber nacido en vínculo amoroso y estrecho con un instrumento musical, como si éste formara parte de su ser auténtico: el chelo.

No cualquiera, sino el construido en 1720 por Antonio Stradivari, que se conoce como Piatti, como uno de sus famosos poseedores. Sin embargo, ha sido rebautizado con otro nombre, porque vivimos en la edad de los vuelos intercontinentales y esa criatura de madera necesita un nombre para ser un pasajero.

Así, Consuelo Prieto ha compartido viajes, conciertos y aventuras al lado de su compañero de 80 años de edad, quien una vez más comparte páginas de su autoría sobre la música en México y notas autobiográficas.

Discreta y paciente, Chelo Prieto salió de su negro estuche al final de las palabras para dar paso a un encuentro con Bach, pues en un breve recital el músico interpretó varias piezas del compositor alemán, más una Bachriación escrita por Eugenio Toussaint.

Autobiografía sonora

Ingeniero de formación, graduado en el afamado Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), un día Prieto decidió dejar su carrera en la industria siderúrgica y dedicarse por completo a tocar su instrumento. Ante el asombro de ambos gremios, el de ingenieros y músicos, no regresó a su antigua profesión y durante 40 años se ha dedicado a dar conciertos por el mundo.

Desde antes de nacer, ya estaba destinado a tocar el violonchelo, para completar el cuarteto de cuerdas que ya formaban su abuelo y su padre y madre, al que con el tiempo se integraría su hermano Juan Luis. Nunca me costó ningún esfuerzo, contó el autor, quien desde los cuatro años comenzó a tocar ese instrumento.

Esos fueron algunos pasajes que compartió durante el encuentro en la librería ubicada en la colonia Condesa. Ameno, entre risas, las anécdotas llenaron el auditorio del Centro Cultural Bella Época.

La primera dimensión de Carlos Prieto es en su calidad de artista, o sea, uno de los grandes intérpretes de ese instrumento cálido que es el chelo, afirmó Labastida. Pero la segunda y por igual decisiva dimensión se halla en la escritura. Conoce su materia, que es la musical, de la que ha escrito textos esenciales, tan buenos que lo han hecho ingresar como miembro de la Academia Mexicana de la Lengua, único músico en ese cuerpo colegiado.

Viajero incansable y agudo observador de los hechos sociales y políticos, éstos también alimentan sus libros, no sólo sobre su arte, sino sobre la lengua, la Unión Soviética y la China milenaria.

Tenemos en las manos una verdadera autobiografía musical centrada en sus actividades por el planeta. Prieto es un embajador de la música, en la que desde luego no reconoce fronteras; por igual interpreta a Bach que a Shostakovich, a Rodolfo Halffter que a Manuel Enríquez, a Igor Stravinski que a Mario Lavista, detalló Labastida, director de Siglo XXI Editores.

Labastida añadió que el libro de Prieto es un informe detallado, abrumador, de sus recorridos por el mundo, de Moscú a Pekín, de Nueva York a Berlín, de Praga a Buenos Aires. Pocos rincones del planeta han dejado de ser los huéspedes de este artista excepcional.

¿Te gustó el artículo? Ayúdanos a crear más contenidos, todo apoyo por mínimo que sea es muy valioso

Nuevo video en ToltecayotlTV

aquioaxaca.com

toltecapsulas

tolteca guillermo marin

toltecayotl en facebook