A+ A A-

CATALANES Y ANAHUACAS pueblos hermanos en la lucha de resistencia cultural.

  • Categoría: Notas de prensa
  • Publicado el Sábado, 07 Octubre 2017 16:44
  • Escrito por Guillermo Marín
  • Visto: 52

La lucha que está llevando el pueblo catalán en contra de gobierno español, tiene 525 años, y es, exactamente la misma que llevan los pueblos del Anáhuac, ante la invasión colonización, primero de España, y en los últimos 196 años, en contra del Estado mexicano. En efecto, lo que no sabe el común de los ¿”mexicanos”?, es lo mismo que hicieron los castellanos allá, después los vinieron a hacer exactamente igual al Anáhuac.

La península Ibérica ha sido lugar de paso, encuentro e invasión de muchos pueblos y culturas. Los pueblos originarios de la península, desde mil años a.C., fueron invadidos por fenicios, griegos y cartagineses. Posteriormente formó parte del Imperio Romano, después sufrió la invasión de los visigodos y finalmente de los árabes. Sin embargo, en todo este tiempo de invasiones, los pueblos originarios mantuvieron “su identidad nacional”, así, Galicia, Asturias, Cantabria, Vasconia, Aragón y Cataluña, por citar los pueblos del Norte de la península, mantuvieron su identidad cultural y nacional. Aquí, debemos hacer una observación. La diferencia entre México y España, es que, México es un país pluriétnico, pulrilingüístico y pluricultural, pero todos los pueblos y culturas forman una sola nacionalidad. Esto es herencia de miles de años de la civilización del Cem Anáhuac y la Toltecáyotl. Por el contrario, España es un país plurinacional, es decir, que es un conjunto de naciones diferentes y que un día fueron independientes.   

Y este, amable lector, es el punto de esta entrega. Fueron los reinos de Castilla y Aragón, los |que, a partir de 1492, cuando lograron expulsar completamente a los musulmanes de la península, que iniciaron “la conquista de los reinos de la península a sangre y fuego”, para crear el reino de España hasta 1516, después de haber invadido, conquistado, asesinado a las noblezas locales que no se sometían, tratar de destruir su memoria histórica, su identidad cultural, tratar de acabar con sus lenguas, religiones, usos y costumbres autóctonas. Y sobre los vencidos, imponer una identidad común, una lengua para todos, un gobierno en todo el territorio, una sola religión. “Uno solo”, que rija y valga para todos, y esta fue la lengua castellana, la religión católica y las leyes e instituciones que ejercía la corona española. 

Esta es la razón por la cual, los vascos y los catalanes, ente otros pueblos de la península, llevan una lucha de siglos por recuperare su autodeterminación y su soberanía. Esto puede explicar dos cosas: La primera, que la lucha de los catalanes es justa e histórica. Ellos fueron un pueblo libre y aspiran a volver a serlo. No se están “separando”, porque España fue un constructo imperial hecho por la fuerza de las armas. La segunda, es que, es exactamente la misma lucha que tienen los pueblos anahuacas (indígenas) de este país. Primero esa lucha fue de tres siglos contra la misma corona española, por la injusta invasión y sangrienta conquista, y en los últimos 196 años, contra el Estado mexicano necolonial criollo, que ha mantenido el sistema colonial, solo que disfrazado de una república bananera. El Estado necolonial criollo y sus gobiernos ha tratado de “asimilar, castellanizar, integrar, modernizar y mexicanizar” a los pueblos originarios, sin pedirles su opinión. Cuál es la diferencia entre estas dos luchas de resistencia. Que los pueblos anahuacas no quieren separarse del Estado nación, solo piden justicia, autodeterminación y que respeten sus lenguas, tradiciones, fiestas, usos, costumbres y territorios. Los pueblos anahuacas solo piden que se CUMPLA LA LEY, y que se les deje de acosar, violentar, robar y asesinar.

Todo el mundo “civilizado” está con la justa lucha del pueblo catalán. Sin embargo, en este país, las élites en el poder económico, político, religioso, educativo y cultural, no conocen, ni entienden, ni les importan las luchas de los pueblos anahuacas. Casos vergonzosos, como el de Lorenzo Córdoba o el de Diego Fernández de Cevallos, que descalifican y se burlan de sus luchas y culturas, es un botón de muestra de la ideología criolla en el poder. Pero lo que es peor, el grueso de la población, cultual y racialmente mestiza, no les interesa conocer y menso valorar a la Cultura Madre, de la que ellos forman parte. Por el contrario, hacen escarnio de esa raíz y les avergüenza. Son, como decía el Dr. Guillermo Bonfil, “indios desindianizados”. Pueblo perdido en “el laberinto de la soledad”. Rechazados y despreciados sistemáticamente por los que pretenden imitar, y permanentemente, despreciando y desconociendo su raíz, su esencia y origen ancestral. La diferencia entre el pueblo catalán y el mexicano, es que, los primeros, han mantenido su memoria histórica y su identidad ancestral; los segundos, el Estado necolonial criollo se ha encargado de mantenerlos en la ignorancia de sí mismos, en la amnesia cultural. Descolonizar es dignificar.

¿Te gustó el artículo? Ayúdanos a crear más contenidos, todo apoyo por mínimo que sea es muy valioso

Nuevo video en ToltecayotlTV

aquioaxaca.com

toltecapsulas

tolteca guillermo marin

toltecayotl en facebook