Cursos

Podcast

Canales Youtube

Visitantes

31,567,353

El significado del ritual de Los Voladores de Papantla.

Hits:471

El significado del ritual de Los Voladores de Papantla.
En el Anáhuac existieron muchas culturas diferentes pero todas unidas por una misma matriz filosófica cultural conocida como Toltecáyotl que se veía fortalecida por esta maravillosa diversidad que unía a una de las seis civilizaciones más antiguas y con origen autónomo del planeta.
El ritual de ?Los Voladores? es ancestral y antes de la invasión europea casi todas las culturas poseían muchas de las tradiciones ancestrales venidas desde los remotos tiempos del periodo Preclásico, solo que, con diversas variantes en su forma, más no en su fondo.

En efecto, como todas las tradiciones surgidas de la Cultura Popular, poseen ?fondo y forma?. En general el fondo es de carácter filosófico espiritual y la forma cambiará según el tiempo y el espacio debido a un sinfín de circunstancias.

Para el caso de los ?voladores?, ésta tradición se ha mantenido en los estados de Veracruz y Puebla, especialmente en la parte de la sierra que comparten. El rito tiene un símbolo filosófico que implica el quincunce, elemento cultural esencial en la iconografía y arquitectura anahuaca.

El significado del ritual de Los Voladores de Papantla.



Se compone de cinco partes distribuidas de la siguiente manera. Un centro unificador y cuatro partes que apuntan a las cuatro direcciones, al par de opuestos complementarios, es decir, Quetzal-Cóatl y Tonalli-Nahualli. También se entiende como los cuatro hijos de la pareja divina, es decir, los cuatro Tezcatlipocas, a saber: Tezcatlipoca negro llamado el espejo humeante que mira al Norte. El Tezcatlipoca rojo llamado Xipe Tótec, que mira al oriente. El Tezcatlipoca azul llamado Tláloc que mira al Sur. Y el Tezcatlipoca blanco llamado Quetzalcóatl que mira al Oeste. El árbol ocupa un lugar fundamental significando a la humanidad puesta en el tlalticpac o superficie del mundo, también es el símbolo fálico que fertiliza la tierra. Cada uno de los cuatro voladores representa cada uno de los puntos cardinales de este mundo, con un color y un animal representativo. Para el Norte es el águila, para el Este es el búho, para el Sur el jaguar. Para el poniente la serpiente.

El quinto volador es el que representa el desafío existencial del ser humano en lograr y mantener ?el equilibrio?, con flor y canto, es decir con la medida y la sabiduría representadas con la chirimía y el tambor, acompaña el descenso de los cuatro rumbos del mundo, pero sin estar amarrado. El que expone la vida es el volador del centro, el encargado de guardar el equilibrio. El símbolo por excelencia del Guerrero de la Muerte Florecida.

Finalmente, cada volador da trece vueltas que, multiplicado por los cuatro voladores, nos da la cantidad de 52, es decir, el ciclo perfecto de las Pléyades con el cual se ajustaba el ?atado de años?, para celebrar el ritual del ?Fuego Nuevo?.

Este ritual, con muchas variantes lo realizaban casi todos los pueblos y culturas del Cem Anáhuac y con la colonización se fueron perdiendo. Educayotl AC. ?Educar para el futuro con la sabiduría del pasado?. www.tolttecayotl.org

Buscar