Cursos

Podcast

Canales Youtube

Visitantes

38,426,184

Misticismo y ciencia reunieron a miles en el esperado evento

Hits:4963

Misticismo y ciencia reunieron a miles en el esperado evento

Foto? Las imágenes de arriba fueron captadas en Veracruz y Acapulco; abajo, en Las Labradas, Sinaloa.Foto Sergio Hernández, Marco Peláez e Irene Sánchez
Periódico La Jornada
Martes 9 de abril de 2024, p. 9
Con curiosidad, júbilo y aplausos se recibió el eclipse total de Sol en México. Varias entidades en la franja de la oscuridad tuvieron la fortuna de observar el fenómeno en su totalidad, en otras, fue parcial pero la emoción se vivió en todas partes.

En esas localidades las instituciones instalaron telescopios y se obsequiaron lentes especiales para disfrutar del espectáculo en todo su esplendor. También se organizaron actividades, como talleres para elaborar instrumentos seguros de observación, como cámaras de cartón, y conferencias sobre la historia e importancia del fenómeno astronómico. Asimismo, se implementaron operativos de seguridad.

Misticismo y ciencia reunieron a miles en el esperado evento


En el sitio arqueológico Las Labradas, ubicado en La Chicayota municipio de San Ignacio, Sinaloa, la cita reunió a 4 mil personas.

Desde un día antes se instalaron campamentos sobre las playas a un lado de los petrograbados en los que quedaron plasmados fenómenos cósmicos.

Los visitantes probaron la gastronomía del lugar con antojitos como los taquitos de machaca, el menudo, pero sobre todo la bayusa, elaborada con flores de maguey, alimento de los pobres porque tiene muchos nutrientes.

Energía de los astros

La energía del fenómeno astronómico fue estímulo de gaviotas y pelícanos, que iban a venían sobre el mar, así como de otros animales.

Cuando se hizo de noche las personas asombradas empezaron a aplaudir, vinieron los abrazos, pero rápidamente la magia se acabó y volvió la luz.

En Torreón, Coahuila, el eclipse asombró a más de un millón de personas, que durante cuatro minutos vivieron la oscuridad en pleno día.

Unos 200 astrónomos de la NASA y del mundo se instalaron en el Planetarium, y miles de personas observaban por sus ventanas y techos de sus casas; este eclipse solar se repetirá en México hasta marzo de 2052.

La gente gritaba y aplaudía, extendía los brazos pidiendo salud y abundancia. Hubo música y canto de las aves.

?En el próximo eclipse voy a tener 45 años? bien viejito?, afirmó un pequeño.

En el Planetarium, sede de la NASA para transmitir el fenómeno astronómico, el mariachi entonó El son de la negra justo cuando la oscuridad invadió el lugar; luego la esfera solar volvió a emitir sus rayos.

En el Santuario de Las Noas, donde se encuentra la majestuosa imagen del cristo con ese nombre, hubo verbena para visitantes nacionales y extranjeros.

Hoy, vuelta a la normalidad

De esa forma, Torreón y la Comarca Lagunera vuelven este martes a la normalidad.

En Guanajuato, cientos de personas se reunieron en Cañada de la Virgen, Plazuelas y El Cóporo, así como en las zonas arqueológicas ubicadas en San Miguel de Allende, Pénjamo y Ocampo.

En el Centro de Ciencias Explora, en León, se transmitió el eclipse desde Mazatlán.

En la entidad, la oscuridad fue de 75 por ciento.

La Sociedad Atronómica de Hidalgo ha pedido desde su fundación, hace 26 años, la creación de un observatorio en la zona de Santa Catarina, donde la visibilidad de los astros es bastante buena porque es poca la contaminación.

El interés por el fenómeno en la entidad fue tan grande que incluso una mujer colocó una cubeta con agua en la que se reflejó el espectáculo celeste.

Hubo quienes también hicieron su agosto al vender hasta en 70 o 80 pesos filtros solares.

En Oaxaca el oscurecimiento fue de 61.16 por ciento. Entre las actividades, el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO) realizó Dibujando las sombras del eclipse.

Paul Meixueiro, encargado de difusión de dicho sitio, explicó que para el instituto, fundado por el artista plástico Francisco Toledo, es importante continuar difundiendo todo tipo de actividades culturales, sobre todo que acerquen a las niñas y niños a la cultura, y en este caso específico, a las ciencias.

Destacó que esta es una de las formas más seguras de observar y dar seguimiento a este fenómeno astronómico, ya que no compromete de ninguna forma la visión de las personas, niñas y niños, esto además de que no se requiere realizar ningún gasto, pues las cajas negras se pueden elaborar prácticamente con cualquier material que se tenga en casa.

En la zona arqueológica de Teotihuacán, donde los hombres se convierten en dioses, acudieron miles de turistas. Aquí el eclipse tuvo su punto máximo a las 12:14 horas, observándose a 75 por ciento.

Sonaron caracoles, silbatos, tambores, como símbolo de renovación. Algunos bailaron mientras la luz del Sol disminuía y un aire fresco invadía la zona, un atardecer en pleno mediodía.

Civilización teotihuacana

Para los asistentes, la zona arqueológica fue el lugar más idóneo y místico por sentirse en tierra llena de historia y donde se desarrolló la civilización teotihuacana.

Los visitantes utilizaron incluso espejos de obsidiana que vendían los comerciantes de la zona para admirar el espectáculo en todo su esplendor.

La escalinata ubicada frente a la Pirámide del Sol y cuya estructura rodea la enorme plaza fue uno de los lugares predilectos donde la gente se sentó a observar el eclipse.

En esta zona, según los especialistas, en un periodo de 600 años ocurrieron 29 eclipses solares.

Consideraron que destacan cuatro acontecidos en los años 12 (eclipse total de Sol), el del año 338, 490 y el 576 que que fueron parciales. Este último podría haber coincidido con la caída de la civilización teotihuacana en el año 575.

Rituales

En Yucatán, cientos de personas se trasladaron a zonas arqueológicas cercanas a Mérida y a Chichén Itzá.

En la capital, otros cientos de personas acudieron al Centro Cultural Olimpo, en la sede del ayuntamiento meridano.

Pero la mayoría aprovechó visitar algunas zonas prehispánicas y también llenarse de energía con rituales que ejecutaron x?menes (sacerdotes) mayas.

En Acapulco, decenas de personas se concentraron en el acceso a la playa Papagayo. Estudiantes del nivel primaria, universitarios, funcionarios de gobierno, agrupaciones ciudadanas de astronomía, se concentraron desde las 11:30 de la mañana. En el puerto el fenómeno se presentó de forma parcial.

Por unos momentos, el espíritu de solidaridad volvió a los acapulqueños, al menos en quienes se reunieron a presenciar la alineación del Sol, la Luna y la Tierra.

Los habitantes y visitantes de Baja California Sur pudieron observar el esperado espectáculo solar con 91 por ciento de oscuridad.

El Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste es una de las sedes científicas y académicas que abrieron sus puertas para la observación del fenómeno.

La Universidad Autónoma de Baja California Sur y el Centro Interdisciplinario de Ciencias del Mar recibieron a cientos de visitantes curiosos de México y el extranjero.

Playas, malecones, parques, plazas, cerros, hoteles, restaurantes y centros comerciales fueron lugares de concentración en este lunes que se convirtió en una fiesta popular.

En Sonora, el evento cósmico se logró apreciar hasta en 80 por ciento cuando el cielo comenzó a nublarse alrededor de las 11:13 horas hasta las 12:30 horas. Miles de ciudadanos salieron a las calles con lentes especiales, protectores de soldador o bien con hojas para ver el reflejo; pero las actividades laborales y escolares no se detuvieron.

Las familias se reunieron en la plaza Zaragoza, el Cerro de la Campana y la plaza del Estudiante de la Universidad de Sonora, que fue el más concurrido, pues llegaron miles de estudiantes y familias completas.

En Chihuahua, la sombra total pudo apreciarse en en poblaciones como Ejido Liberación, Escalón y otras ubicadas en la Reserva de la Biósfera Mapimí también conocida como Zona del Silencio, en el municipio Jiménez, donde hubo ocupación de más de 75 por ciento en hoteles, moteles y cabañas.

Irene Sánchez, Leopoldo Ramos, Carlos García, Ricardo Montoya, Jorge A. Pérez Alfonso, Javier Salinas Cesáreo, Luis A. Boffil Gómez, Héctor Briseño, Raymundo León, Cristina Gómez Lima y Jesús Estrada, corresponsales

Buscar