Cursos

Podcast

Canales Youtube

Visitantes

27,946,187

LOS RETOS Y DESAFÍOS DE LA SECULTA EN OAXACA

Hits:4201

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

toltecayotl.org

12 de noviembre de 2013

En el único renglón en done el Estado de Oaxaca ocupa un lugar privilegiado, no solo a nivel nacional, sino a nivel mundial, indiscutiblemente es en el cultural. Solo existen otros dos lugares en el mundo donde la pluralidad étnica, lingüística, cultural y ambiental es abrumadora. El potencial más grande que tiene el pueblo de Oaxaca para mejorar su desarrollo material es la Cultura, el problema histórico es que los tomadores de las decisiones políticas y económicas, por lo general, o son ajenos a la Cultura o definitivamente son ignorantes de ella.

 

Después de la luminosa Política Cultural del ex gobernador Pedro Vázquez Colmenares, la acción del gobierno a través de los siguientes sexenios ha ido de mal en peor. Al carecer de la “voluntad política” y la incapacidad de sus responsables, el Sector Cultura ha sido tomado por la “iniciativa ciudadana” encabezada por el Maestro Francisco Toledo y posteriormente por la Iniciativa Privada encabezada por Alfredo Harp. El gobierno al retirase abandonó su responsabilidad a la buena de Dios.

Sin embargo, de manera general se podría afirmar que el principal error en la acciones que en material cultural se han venido realizando en Oaxaca, es que se ha trabajado desde una perspectiva “colonial” y eurocéntrica, en dónde se confunde brutalmente “el arte con  LA CULTURA”, y esto hace mayor crisis cuando el “arte” que se promueve es el de “la bellas artes europeas”.

 

Con una visión decimonónica,  provinciana y elitista, a tropezones y en medio de corrupción, se ha menospreciado la raíz y la esencia de la civilización Madre. “Oaxaca es la reserva espiritual de México” gracias a que guarda la semilla viva de la civilización del Anáhuac en el “que-hacer cotidiano”, en los usos y costumbres, en los saberes y organización comunitaria de sus múltiples pueblos y culturas,  lo que le da a Oaxaca, ese rostro, propio y ese corazón verdadero que es la principal herencia de los Viejos Abuelos que construyeron Monte Albán, Mitla, Tilantongo, Yagul, Danyzú y de sus 16 pueblos originarios, y que nos identifica en el país y en el mundo.

 

Celebramos la llegada de Francisco Martínez Neri a un sector que se encuentra en un estado calamitoso, por decir lo menos. Por la desidia y abandono de los sucesivos gobiernos, se han creado verdaderas mafias burocráticas al interior de la secretaría, gente incompetente y viciada se ha apoderado de todos los espacios de poder, grandes y chiquitos. Pesa la inercia de trabajar para “los amigos de los amigos…y recomendados”. Equivocadamente se “apoya” la creación artística eurocéntrica y muchos artistas piensan que el gobierno los debe de promover y hacer famosos. Es un error pensar que al promover a unos cuantos artistas se está promoviendo la Cultura de un pueblo.

 

La CULTURA está en el pueblo y es del pueblo. Es la representación y significado más elevado de la vida y el mundo. La Política Cultural del Gobierno de Oaxaca debería estar enfocada a investigar, promover y difundir la memoria histórica y la identidad cultural de todos los oaxaqueños, apoyar las expresiones de desarrollo espiritual y comunitario de los 16 pueblos indígenas, afromestizos y mestizos, no solo a un puñado de artistas. Lo está haciendo Yucatán y Veracruz, que están proyectando a nivel mundial su Patrimonio Cultural ancestral, vinculándolo de manera inteligente con el turismo. Oaxaca tiene muchos más recursos culturales que cualquier estado, lo que nos ha faltado es “voluntad política y conocimiento”.

 

Oaxaca requiere del diseño de una Política Cultural que defina a corto, mediano y largo plazo sus objetivos cuantitativos y cualitativos. Que identifique sus fortalezas y sus debilidades. Que defina sus estrategias. El Sector Cultura puede convertirse en uno de los detonantes del desarrollo económico del estado, si se vincula inteligentemente con el Sector Turismo. Lo cierto es que el gobierno debe de retomar su responsabilidad y liderazgo en el Desarrollo Cultural de Oaxaca.

 

Acaso Francisco Martínez Neri se ha sacado la rifa del tigre. Un gran desafío y un inconmensurable reto para sacar del pantano que se encuentra al Sector Cultura en Oaxaca. Será la prueba de fuego de un político eficiente y eficaz. Tiene poco tiempo, necesita recursos y sobre todo, mucha voluntad política del Ejecutivo del Estado.

 

 

Buscar