Cursos

Podcast

Canales Youtube

Visitantes

31,250,315

EL ELEFANTE MAÑOSO Y REUMÁTICO DE LA CLÍNICA 38 DEL IMSS

Hits:3513

EL ELEFANTE MAÑOSO Y REUMÁTICO DE LA CLÍNICA 38 DEL IMSS


Recién que llegué a trabajar a la Casa de la Cultura Oaxaqueña (CCO) a principios de la década de los años ochenta, traído de una oreja de la CDMX por el gobernador Pedro Vázquez Colmenares, cuando el Ing. Juan Roberto Salinas Solís, me había invitado a trabajar en FAPATUX, como gerente administrativo. Dejé la Casa de la Cultura de Tuxtepec, después de tres intensos años de trabajo, en donde llegó a ser autofinanciable al 75% y modelo de organización a nivel nacional, al recibir tan importante invitación.

Llegué a la CCO siguiendo una instrucción, pues había vuelto a mi ciudad, con una excelente oportunidad de trabajo. No conocía a nadie en Oaxaca, no pertenecía ni pertenezco, a ningún partido político o grupo político, y la CCO venía de sufrir tiempos difíciles y desafortunados. El periodista Néstor Sánchez, había sido nombrado al inicio de la administración como su director. Hombre honesto y con deseos de rescatar a la institución, pero se enfrentó a quienes habían tomado la CCO, para su beneficio personal. Don Néstor sacó a varias instituciones que se habían adueñado de espacios de la CCO, pero un grupo de tres maestros mafiosos, apadrinados por un político resentido le tomaron la institución pidiendo su destitución.

Después de la ceremonia donde me nombraron director, salieron los funcionarios y los periodistas, e inmediatamente entraron de manera violenta estos ?maestros? y me entregaron su pliego petitorio y me amenazaron con que, si no se los cumplía, correría la misma suerte de Don Néstor. Así comenzó mi nuevo trabajo. A los pocos días me di cuenta que los empleados de intendencia tenían divididos los espacios y que solo limpiaban el que les tocaba y no hacían nada más. Los llamé a una reunión y les expliqué que cambiaríamos el sistema y que todos trabajarían en colectivo. Hubo algunas protestas, pero de mala gana aceptaron el nuevo cambio.

El líder sindical de la CCO, después me dijo que, no debería meterme con los trabajadores, porque, ellos, han estado con otros directores y seguirán con los que vienen, usted, me dijo, es temporal, los trabajadores somos permanentes.

Esta larga introducción es porque el presidente AMLO, en las mañaneras afirma que uno de los programas más importantes de su gestión y el más trascendente, es la salud pública. Las veces que va a la mañanera el director del IMSS, Zoé Robledo, afirma que ya se acabaron los problemas de abasto de medicamentos, pero, por lo menos en la clínica 38, esto no es cierto.

EL ELEFANTE MAÑOSO Y REUMÁTICO DE LA CLÍNICA 38 DEL IMSS



Soy una persona mayor de 70 años, con hipertensión arterial y diabetes, en el hospital, el cardiólogo me cambió los medicamentos, me dio una contrarreferencia para que les llevara una copia a la farmacia de la clínica, para que al siguiente mes me los pudieran surtir y me dio una receta que fue surtida en la farmacia del hospital.

Al mes siguiente resultó que no había en la farmacia de la clínica, dos medicamentos, los más caros. Traté de hablar con la directora de la clínica en dos ocasiones y no estaba o no quiso recibirme. Tuve que comprar un medicamento de 1300 pesos. En la dirección, un joven llamado Jorge, me entregó el otro, me dio un número telefónico para que me dijera cuando tenía el medicamento, pero nunca contestó.

Alguien esta mintiendo. O miente el presidente, o es engañado por el director del IMSS, o el delegado en el estado no es eficiente y no está al tanto de lo que pasa en las clínicas, o la directora de la clínica, la Dra. Sandra Soledad Santos García, o la Dra. Martha Escobar Vázquez, Jefa de Prestaciones Médicas. Alguien no está haciendo bien su trabajo. Alguien está mintiendo o está boicoteando al instituto. Porque los medicamentos si están en la farmacia del hospital, pero no en la de la clínica.

El elefante mañoso y reumático está presente en la clínica 38. No basta, para cambiar el país, la voluntad y compromiso político del presidente. La burocracia desde arriba hasta abajo NO QUIERE CAMBIAR. Tienen sus espacios y sus feudos de poder, y los jefes pasan y ellos mantienen sus mañas para que las cosas no funcionen. Le expliqué a la administradora de la clínica, que no podía quedarme sin los medicamentos, que el propio instituto me había recetado. Sí el cardiólogo los recetó, es porque deben de existir. Pero la burocracia insensible o avasallada por tanta incompetencia se cierra y solo argumentan, ?no es mi culpa?. En pocas palabras, no hay el medicamento, no es mi culpa y haga lo que quiera.

Qué hacer con estos servidores públicos, qué pueden hacer los humildes trabajadores ante esta incapacidad institucional, qué harán aquellos que, según el presidente, recibirán la cobertura del IMSS, aunque no sean derechohabientes, con estos problemas. Es demagogia, es ineficacia o será la mecánica nacional, que nada cambiará en este país y todo seguirá igual. Educayotl AC. Educar para el futuro con la sabiduría del pasado.

Buscar