Cursos

Podcast

Canales Youtube

Visitantes

30,503,653

UN ROSTRO PROPIO, UN NOMBRE VERDADERO

Hits:26935

Somos hijos de los hijos de una de las más antiguas civilizaciones del planeta. La que alcanzó el más alto nivel de desarrollo humano, -para todo el pueblo-, en la historia de la humanidad. Desde la invención del maíz, la milpa y el Calpulli, hasta nuestros días, han pasado diez mil años.
Sin embargo, desde hace 500 años, fuimos invadidos y ocupados por fuerzas militares y económicas foráneas- que desde 1521, destruyeron nuestras leyes, instituciones y autoridades ancestrales. En su lugar, impusieron, nuevas leyes, instituciones y autoridades de carácter colonial. Tres siglos a favor de la corona española, y los dos últimos, al servicio de una “ideología criolla” de extranjeros avecindados.


La base de la colonización, “cinco centenaria”, se fundamenta en la “amputación” de cinco Elementos Culturales estructurales a los pueblos invadidos-ocupados. Como persona, familia o pueblo, cuando se les amputa: los lenguajes, la memoria, los conocimientos, los espacios y la espiritualidad; las personas, las familias y los pueblos quedan hechos, -literalmente-, polvo. Se convierten en “nada”. Es decir, en zombis que han perdido la forma de expresarse de manera oral, artística o política. Quedan mudos, silentes e indefensos para siempre.

 

Educáyotl A.C. ha ofrecido durante 20 años la descarga gratuita de sus libros y ensayos.
Sin embargo, Educáyotl no recibe ningún tipo de apoyo institucional ni privado para continuar con la investigación, promoción y difusión de la memoria histórica y la identidad cultural del Anáhuac.
Debido a lo anterior y para poder continuar con su labor, Educáyotl A.C., ha determinado solicitar un donativo mínimo de MXN $50 pesos por descarga.
Favor de enviar a tigremarin@gmail.com el título del texto deseado, así como imagen del depósito realizado.

De inmediato se hará llegar en formato PDF
Banamex 5256 7813 4001 9897
Clabe interbancaria 0026 1090 2241 8620 69
A nombre de Lepoldo Guillermo Marín Ruiz
Muchas gracias.

Buscar