?ENLACE?? ¿Y QUIÉN EVALÚA LA POLÍTICA EDUCATIVA DEL GOBIERNO?

La historia de la educación en México es muy antigua y ha tenido momentos luminosos y otros muy obscuros. Mucha gente ignora que somos la única civilización en el mundo que tuvo el primer y más antiguo sistema de educación público y gratuito.

 

En efecto, desde los tiempos de los olmecas en el Periodo Preclásico (1500 a.C.) hasta la invasión europea (1521 d.C.), los Viejos Abuelos desarrollaron una civilización escolarizada. Monte Alban, Teotihuacan o Palenque, por solo situar 3 zonas arqueológicas, no hubieran podido construirse a lo largo de siglos, sin un sistema escolarizado que involucrara a las nuevas generaciones en un mega proyecto constructivo a tan largo plazo (Monte Alban duró su construcción 1350 años).

 

Mucho de lo que hoy somos los mexicanos, tiene que ver con esos tres mil años de que nuestros antepasados fueron al telpochcalli, al cuicacalli y al calmécac. En el banco genético de información cultural el pueblo de México conoce el valor y los frutos de la educación. Esto se ve cuando las familias más pobres, se quedan sin comer, por mandar a sus hijos a la escuela. Ellos creen en la educación y eso es un legado de su pasado.

 

A lo largo de todo el periodo colonial, los españoles condenaron a la ignorancia al pueblo invadido. Destruyeron sus instituciones educativas, mataron a sus maestros y quemaron sus códices. El objetivo era mantener en la ignorancia a los vencidos para que fueran dóciles y sumisos esclavos. Con la “Independencia” (de los criollos de los españoles), los criollos iniciaron pequeñas iniciativas para educar al pueblo. La educación estuvo en manos de la iglesia y fue dirigida en mayor grado para los criollos y muy poco para los mestizos. Los indígenas, mayoritarios en el siglo XIX, quedaron excluidos de la educación pública.

 

Con la guerra civil que alentaron los E.U. para sacar los capitales de México e implementar la Doctrina Monroe (América para los americanos) se hace la llamada “Revolución”, por ello los criollos se vieron forzados a dar algunas concesiones al pueblo invadido. Gracias a los ideales de justicia social que enarbolaron Zapata y Villa, en 1921 nace la SEP, desarrollando el proyecto un filósofo y educador como lo fue José Vasconcelos.

 

La educación se desarrolló con gran plenitud los siguientes cincuenta años. Inspirada en los preceptos revolucionarios y nacionalistas, la educación fue una de las prioridades de los gobiernos post-revolucionarios, en el que participaron grandes educadores e intelectuales al frente de la SEP, como: José Vasconcelos, Narciso Bassols, Jaime Torres Bodet, Agustín Yánez y tuvimos grandes educadores como: Rosaura Zapata, Gabino Barreda, Arquímdes Caballero, Abraham Castellanos, Enrique Rébsamen, Casiano Conzatti, Daniel Cosío Villegas, Isidro Fabela, Vicente Lombardo Toledano y muchos más. Pero también hubo presidentes como Lázaro Cárdenas y Adolfo López Mateos que vieron en la educación uno de los proyectos más importantes de su gobierno.

 

Sin embargo, todo este portentoso proyecto educativo empezó a ser destruido por el propio gobierno, comenzando con el nefasto sexenio de Luís Echeverría en el que hubo varios secretarios de la SEP y cada uno “quiso implantar su propia Reforma Educativa”. El sistema educativo en México fue saboteado por el propio gobierno al usar la SEP como plataforma política para los secretarios, que dejaron de ser educadores y pasaron a ser políticos y hasta arribistas sinvergüenzas como Fausto Alzati Araiza, que se dijo doctor.

 

En efecto, la SEP empezó a ser nido de políticos que desplazaron a los educadores y planificadores. Gente como: Porfirio Muñoz Ledo, Jesús Reyes Heroles, Miguel González Avelar, Manuel Bartlett Díaz, Ernesto Zedillo Ponce de León, Fausto Alzati Araiza, Miguel Limón Rojas, que nada tenían que ver con la educación, destruyeron el proyecto educativo post-revolucionario. Los “secretarios iban y venían, cada uno con “su equipo” y sus reformas educativas. Algunos duraron meses. Y para variar, Josefina Vázquez Mota nada tiene que ver con la educación y menos el yerno de la maestra Gordillo.

 

El otro gran proyecto que destruyó a la educación en México fue la creación del SENTE y el uso del magisterio para fines políticos. La corrupción en la docencia la alentó el propio gobierno al crear un sindicato poderoso y poniendo al frente de él a un mafioso y corrupto como fue Carlos Jongitud Barrios, que le garantizó al gobierno controlar a las bases magisteriales y usarlos como dóciles peones en la organización del permanente fraude electoral priísta.

 

Sí se acusa al maestro de haber perdido la mística de la docencia, se debe recordar que fue el propio gobierno el que corrompió al magisterio y lo metió en la dinámica del poder y de las prebendas. El nuevo paradigma magisterial del gobierno lo encarna la maestra más exitosa del país, nos referimos a la maestra Elba Esther Gordillo, “dechado de moralidad y rectitud”. Ese es el prototipo de maestros que ha creado el modelo neoliberal.

 

El gobierno mexicano además de corromper a los educadores y destruir el sistema educativo, no invierte los recursos que se requieren y que supuestamente debería ser el 8% del PIB. En todo el país las escuelas no tienen presupuesto para mantenimiento y equipamiento, hacen falta plazas y la corrupción gobierno-sindicato tiene a miles de maestros “en la grilla”.  En las mismas ciudades capitales las escuelas están plagadas de necesidades, desde materiales hasta de personal, qué podemos esperar en las comunidades y lugares apartados. Pero al mismo tiempo podemos ver el derroche y corrupción en el presupuesto educativo con el mismo presidente, como en el caso de Fox con su programa de pizarrones electrónicos y la esciclomedia.

 

Ha existido un complot gubernamental en los más altos niveles por destruir el sistema educativo desde la década de los setentas. Politizando la educación, corrompiendo al magisterio, usando al SNTE como herramienta electoral, recortando y mal usando el presupuesto.

 

Pero sobre todo, permitiendo que las dos cadenas televisivas comerciales enajenen y embrutezcan impunemente a la niñez y juventud mexicana. En efecto, todos sabemos que los verdaderos maestros de los niños son Chavelo y Gloria Trevi. Que los medios están determinando la educación, conducta, valores y principios del pueblo. Más nada.

 

Es muy sabido en el mundo que, a un mal gobierno le es más fácil gobernar a un pueblo ignorante, y que los grandes capitales se amasan con sangre de gente ignorante y pobre. De modo que a mayor educación, mejor distribución de la riqueza y menor abuso del gobierno y de “los mercaderes”. Es muy fácil entender por qué los gobiernes de México y de todo el mundo…no les conviene educar eficiente y eficazmente a sus pueblos.

 

Actualmente el gobierno panista esta desarrollando un examen nacional llamado “Evaluación Nacional de Logros Académicos en Centros Escolares” (Enlace), para dizque conocer la situación de la educación en México. Este instrumento se ve más político que educativo.

 

Además de partir de una premisa falsa, pues el país es muy diverso y diversos son los recursos que se destinan a los estados para la educación. En efecto, no es lo mismo lo que se les paga a los maestros del Norte que a los del Sur-sureste. No son iguales también las infraestructuras y los recursos que se asignan en estados y regiones. Cómo es posible que se quiera medir a tabla rasa a toda la educación en un país tan diverso socio-culturalmente, con tantas desigualdades en el desarrollo económico y político.

 

Amable lector, no cree usted que sería necesario antes hacer una evaluación de la política educativa del Estado mexicano, evaluar las múltiples  reformas educativas que el propio gobierno hizo, evaluar el desempeño de sus secretarios de educación, conocer sus efectos y daños. No cree que sería sensato, antes que nada, conocer las deficiencias en presupuesto, plazas, cobertura, infraestructura, mobiliario y equipo, que impiden el desarrollo pleno de la educación.

 

Sin ser experto en la materia le puedo decir cuales serán los resultados de la prueba de “Enlase”…que tenemos dos Méxicos. Un México con recursos en el Norte y un México pobre, indígena, colonizado, lleno de caciques, feudos económicos y políticos en el Sur.

 

No creé que el Estado ha perdido el sentido humanista, nacionalista, cultural y social que debe tener, POR LEY, la educación. Que el neoliberalismo esta pugnado por una educación globalizada y privada para unos cuantos, en la que se prepare para el trabajo y no se eduque para la vida. Una educación mercantilizada en la que se formen gringos de tercera en vez de mexicanos de primera. Qué fue primero…el huevo o la gallina.