Cursos

Podcast

Canales Youtube

Visitantes

28,777,368

En San Dionisio del Mar lavarse las manos con frecuencia es un lujo casi impagable

Hits:2008

En San Dionisio del Mar lavarse las manos con frecuencia es un lujo casi impagable
<br>
">
Nicolasa Canseco Vásquez es una de las habitantes de San Dionisio del Mar, Oaxaca, que padecen escasez de agua desde hace 20 años. Cada tercer día tienen que pagar 130 pesos por llenar un tambo de 100 litros, que apenas le alcanzan para lavar los trastos, la ropa y bañarse.Foto Diana Manzo
Diana Manzo
Corresponsal
Periódico La Jornada
Martes 31 de marzo de 2020, p. 27
San Dionisio del Mar, Oax., En plena fase dos de la pandemia de Covid-19, Nicolasa Canseco Vásquez quisiera lavarse las manos a menudo y con abundante agua porque no desea contraer la enfermedad respiratoria, pero no puede: de su tubería no cae una sola gota desde hace 20 años.

Cubetas y tambos hacen fila en los patios de cada una de las viviendas de San Dionisio del Mar, localidad de la región del Istmo de Tehuantepec donde 80 por ciento de los 5 mil habitantes tienen que comprar o extraer agua de pozos que han construido por cuenta propia.

A cada rato en la televisión nos dicen que nos lavemos las manos con mucha agua y jabón, pero ¿de dónde? No hay y la poca que tenemos cuesta cara, expresó.

Cada tercer día, Nicolasa compra un tambo de 100 litros por 130 pesos. Le alcanza para lavar los trastos, la ropa y bañarse. Para el retrete extrae líquido del pozo. Aprendió a racionar el agua por necesidad y porque carece de dinero para pagarla.

El agua sólo llega a San Dionisio del Mar por una red proveniente del poblado vecino de Chicapa de Castro, a 17 kilómetros. También cuentan con una pequeña noria que por su cercanía a un arroyo abastece a unos mil habitantes de la sección Cheguigo. Sin embargo, unas 4 mil personas padecen falta de agua, como Nicolasa.

Juan Cantero, responsable de dar mantenimiento, abrir y cerrar cinco pozos que los pobladores construyeron en la zona, explicó: ?Tres no funcionan porque como nuestro pueblo está muy cerca del mar, el agua comenzó a salarse.

El cuarto y quinto pozos están activos; sin embargo, hay uno más que está sellado, no funciona y sería la esperanza para nosotros, pero se requiere permiso de la Comisión Federal de Electricidad. Las autoridades locales, encabezadas por Teresita de Jesús Luis Ojeda, solicitaron autorización y al parecer en 10 días se activará. Eso podría reducir el problema, pero aún así padeceremos el estiaje.

Emergencia sanitaria y falta de infraestructura

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social detalló en su informe de 2015 que en Oaxaca la cobertura de infraestructura de agua potable en comunidades indígenas como San Dionisio del Mar era de 87.2 por ciento, menor al promedio nacional, lo cual significa que sus habitantes enfrentarán la pandemia del Covid-19 con escasez del líquido.

En San Dionisio del Mar, 70 por ciento de los lugareños se dedica a la pesca, el resto a la agricultura y las mujeres elaboran totopos y hacen cinta de palma.

La localidad cuenta con tres pozos comunitarios y los pobladores han construido unos 50 en sus patios, con un costo de 10 mil pesos cada uno; los ocupan la familia y los vecinos y es una forma solidaria de afrontar la sequía.

Buscar