LOS ESPAÑOLES EN LA CONQUISTA. Isabel Galera Isidoro.

(Los españoles en la conquista de Oaxaca)                                                                               Se vislumbraban dos posturas diferentes entre los españoles que se presentan una vez conquistado el territorio por las armas.

  1. La oficial: declarada defensora de conservar y colonizar lo conquistado.
  2. La particular: basada en la obtención de riqueza de forma rápida, para posteriormente regresar a la metrópoli.

    América ofrecía al conquistador una excelente oportunidad para la movilidad y el prestigio social, además de la independencia y la liquidez.

“La tendencia capitalista buscaba sólo acaba el viejo orden en el que el privilegio engendraba riqueza y situarlo por un nuevo orden en el que la riqueza engendrada privilegio” (Whitectotton, 1985:197).

Esta cita es más que significativa, pues no se trata únicamente de la conquista de un territorio dado, sino también de su colonización. Así pues, se buscaba el lazo de unión entre el conquistador y la tierra y que este olvidará la postura del enriquecimiento rápido, procurando con ello el regreso a su lugar de origen.

Este nexo de unión, conquistador/lugar sojuzgado, va a encontrar un pilar fundamental en una institución bien conocida, tanto por el mundo indígena como por los españoles: el tributo. Éste se embrincó, perfectamente con el sistema de la encomienda. Es decir, la cesión del rey al titular de la misma de una serie de tributos, para que así pudiera vivir y de este modo arraigarse en la nueva situación.

Es cortés el importador de la encomienda en la nueva España (García Martínez, 1969:43). Debido al desastroso precedente de esa institución en el Caribe. Cortés dudó antes de llevarla a cabo, pero, presionado por sus hombres, hizo los repartos, pidiendo más tarde la confirmación real (Cortés. 1986, cuarta carta: 186).

Puede observarse en la lectura de esta Cuarta Carta la suspicacia del conquistador al aludir a las riquezas y beneficios que se podían obtener, estos no aparecerán nunca en primer término, ya que lo importante será el arraigo de la “Santa Fe”, para lo que era imprescindible primeramente asentada la población, y, en segundo término, situar las riquezas que el emperador Carlos podía obtener. Cortés nunca mencionó de forma directa del beneficio que el o los otros conquistadores podían conseguir. Esto es algo que vendrá por sí solo, sin necesidad de ir a buscarlo. También es importante su alusión a la corrección de errores pasados, como el aniquilamiento de la población de las Antillas debido al maltrato accedió a los indígenas ya la mala planificación desarrollada por parte de los españoles.

______________________

Tomado de:

https://revistas.ucm.es/index.php/REAA/article/viewFile/REAA9292110105A/24458

Buscar
Podcast
Canales Youtube
Visitantes

27,077,034