Estancia de jóvenes de la tercera edad de Peto


(Por Bernardo Caamal Itzá, corresponsal de Prensa Indígena)
Peto, Yucatán, México a 27 de agosto.- Un espacio de convivencia y de aprendizajes. La estancia para adultos mayores de Peto, Pbro. Tomas Gowing convocó el mediodía del pasado sábado 26 de agosto, en la misma acudió poco más de 100 abuelos y abuelas quienes acudieron a su almuerzo mensual y celebraron aunque de forma anticipada, el día dedicado a los abuelos, misa que se conmemora este 28 de agosto.

Quienes le dan vida a este lugar, Felipe Tapia y Anita Mejía, incansables promotores de este espacio dedicado al adulto mayor que funciona desde hace más de 10 años en Peto.

La estancia funciona gracias a la colaboración de petuleños y de sus emigrantes, de la misma forma con otros voluntarios, como en este día, acudió la Mtra. Patricia Baqueara, de la Universidad de California Berkely.
Adriana Cruz, de la Universidad de Colima y Yesenia Cobián, una de sus estudiantes, trabajó este día con diversas dinámicas motivacionales a los abuelos, tal como lo realiza en un espacio similar que funciona en el estado de Colima.

El espacio dedicado a los jóvenes de la tercera edad, para su construcción fue financiado con recursos de los emigrantes y hoy en día supervisado por uno de ellos, Felipe Tapia.

“Nuestra agenda de actividades, siempre procura no solo dar los alimentos, sino el convivio y el esparcimiento con quienes han dado su vida a los suyos, y que en éstos años están solos”.
<>Cultivando valores familiares.

Felipe Tapia, señaló que en este espacio dedicado a los jóvenes de la tercera edad, participan todos los actores de la sociedad, desde niños, jóvenes y todos aquellos interesados en apoyar estas nobles causas.
En general en esta región sur de Yucatán, aún gran parte de la gente de la tercera edad, recibe el apoyo de sus hijos y familiares.

Aunque ahora hay evidencias, cada día están más solos dado que sus hijos "hicieron su vida y se fueron hasta donde hay trabajo" -y a veces dada la insensibilidad de sus parejas, niegan el espacio, alimentos y cobijo a sus progenitores-.

Entonces, cada vez, gana más el terreno de la insensibilidad de parte de los hijos a sus padres “nos gana en la zona urbana y comunidades en vasta región milpera, que un día cobijó a nietos, padres, abuelos y bisabuelos en espacios de coincidencia, lo cual fue benéfico para la transmisión del idioma y la cultura maya”.

Buscar
Podcast
Canales Youtube
Visitantes

27,075,879