Cursos

Podcast

Canales Youtube

Visitantes

31,801,679

LA MILENARIA CULTURA NAHUA Y LA RECIENTE CULTURA MEXICA 2/4

Hits:409

LA MILENARIA CULTURA NAHUA Y LA RECIENTE CULTURA MEXICA 2/4


Pero volviendo a la diferencia entre la cultura nahua y la cultura mexica. Primero tenemos que puntualizar que la cultura nahua es milenaria, y que, con la cultura maya, son las que ocupan la mayor cantidad territorial. Actualmente los pueblos nahuas están en los estados de Durango, Nayarit, San Luis Potosí, Michoacán, Guerrero, Veracruz, Oaxaca, Puebla, Tlaxcala, Estado de México y Ciudad de México. No solo están en una gran extensión territorial, en once estados, sino que poseen una gran diversidad cultural y lingüística, pero todos mantienen esencialmente, la misma matriz de conocimiento, sabiduría ancestral y la lengua náhuatl con sus múltiples variantes dialectales.

En efecto, la cultura nahua tiene sus orígenes en el inicio de la sedentarización y la invención de la agricultura en el Altiplano Central. La región del Altiplano estaba favorecida con la integración de cinco lagos Chalco, Xochimilco, Tezcuco, Xaltocan y Zumpango, y como es una cuenca, los lagos eran alimentados por las aguas que bajaban de las montañas circundantes, de modo que el clima y las condiciones para la agricultura eran inmejorables. La agricultura y especialmente la invención de la chinampa, favorecieron los asentamientos humanos en esta región.

El centro de este desarrollo humano en el periodo Clásico, con muchos de duración fue el Tollan de Teotihuacan. Lugar al que arribaban las personas que se dedicaban a la investigación y estudio del conocimiento y la sabiduría, para enriquecer la Toltecáyotl. En Teotihuacan llegaba información y salía a todo el Anáhuac, porque como hemos dicho anteriormente, el conocimiento en el Anáhuac se creó de manera comunitaria y en una forma horizontal, por lo que estaban conectados todos los centros de estudio, conocidos como Tollan, y explica la llamada influencia teotihuacana en el amplio territorio de la civilización. La Toltecáyotl fue una creación de todos los pueblos y culturas del Anáhuac, no fue producto de una cultura específica.

LA MILENARIA CULTURA NAHUA Y LA RECIENTE CULTURA MEXICA 2/4


Pero lo que si se puede afirmar es que, en el territorio de la cultura nahua, convergiera la sabiduría de todo el Anáhuac, justamente en Teotihuacan. Y la lengua náhuatl, que fue usada como lengua franca en todo el Anáhuac, permitió el intercambio epistémico entre todos los pueblos y culturas, dando uno de los frutos civilizatorios más importantes que fue lograr ?la unidad en la diversidad?, es decir, cientos de culturas diferentes, con lenguas y elementos culturales diferentes, pero todos unidos en lo esencial por una matriz de conocimiento. Este logro cultural y humano es de lo más significativo a nivel planetario, porque nos demuestra que los seres humanos y las culturas que producen, pueden convivir en armonía y respeto. Esto explica lo que Ignacio Bernal no logra descifrar en su ensayo? Un posible Imperio Teotihuacano? 1965, al no entender cómo los teotihuacanos pudieron tener, tal presencia en todo el Anáhuac, sin el uso de las armas o una religión con pretensiones universales.

La cultura nahua, por estar en el centro del país, desde el tiempo colonial y los dos siglos de neocolonia, ha sufrido muchas agresiones e imposiciones culturales, y si bien, no se mantiene en la superficie de algunas regiones las tradiciones visibles de su cultura, en el espacio sagrado y telúrico de la identidad, mantienen una asombrosa conciencia identitaria, tal vez no racionalizada, como lo hacen los intelectuales orgánicos occidentalizados, pero que en la batalla cotidiana contra la modernidad y la resistencia cultural, mantienen incólumes elementos culturales de una manera asombrosa, inteligente, y en ocasiones, que no pueden apreciar las mentes colonizadas. A diferencia de muchas comunidades mayas en los estados de Yucatán, Campeche, Chiapas, Tabasco y Quintana Roo, en donde se mantienen vivas, y en algunos casos, oculta a los ojos profanos, la espiritualidad y sabiduría ancestral de la cultura maya.

El caso más sobresaliente es la zona Sur y Oriente de la Ciudad de México, en donde se ha concentrado el espíritu modernizador y desculturizador de la evangelización, castellanización, alfabetización, la occidentalización y la noción exógena del progreso y el bienestar, desde los primeros años de la invasión, y que, pese a esta tremenda y sofocante desculturización, en una batalla de asombrosa resistencia cultural, se ha sabido guardar y preservar, la cultura ancestral nahua, a través de la resistencia y las apropiaciones culturales. Cultura nahua en pleno siglo XXI, es un baluarte en lugares como Xochimilco, Milpa Alta, Cuajimalpa, Magdalena Contreras, Ajusco, Tepito, Coyoacán y Azcapotzalco, por citar solo algunos lugares.

De esta manera, por la estrategia del Estado mexicano de amputarle al pueblo su memoria histórica y su identidad cultural ancestral, para dejarlo amnésico, indefenso y cooperante con el sistema neocolonial, los recién llegados mexihtin, después conocidos por mexicas y ahora por aztecas, han desplazado en la historia oficial, la memoria histórica del pueblo a la cultura nahua. La milenaria cultura nahua de Cuicuilco, Chalcatzingo, Teotihuacan, Cholula, Culhuacán, Xochimilco, Azcapotzalco y Texcoco, por citar solo algunos Tollan.
En efecto, no se tiene la noción de ?cultura nahua?, como si se tiene las nociones de cultura maya, zapoteca o purépecha, por citar tres. Se ha hecho lo posible por confundir a la cultura nahua, con la cultura mexica. Esta confusión en muchas personas que no tienen un conocimiento más profundo de la historia ancestral del Anáhuac, hace creer que los mexicas son los inventores y desarrolladores del conocimiento milenario que recibieron de la Toltecáyotl.

Los mexitin, como se llamaban así mismos cuando llegaron en la tercera gran oleada de pueblos nómadas del Norte, no hablaban la lengua náhuatl, eran cazadores y recolectores, no sembraban milpa, vestían con pieles y no tejían el algodón. Como hijos de la cultura del desierto, tenían valores y principios que los hacían pueblos muy capaces y resistentes para sobreponerse a la adversidad. En todo el mundo, las culturas del desierto crearon pueblos muy sólidos, porque la sobrevivencia en el desierto es un desafío de vida o muerte. Existe un viejo proverbio del pueblo tuareg del desierto del Sáhara, ?Dios creó el agua para el disfrute de los hombres y el desierto para que el ser humano se conozca?.

Así pues, los mexitin recibieron la sabiduría milenaria de la Toltecáyotl, por los pueblos nahuas del Altiplano Central, que no desaparecieron en el colapso del periodo Clásico del final del esplendor. Esos pueblos recibieron hospitalariamente a los migrantes de los desiertos del Norte. La primera gran oleada de gente del Norte venía dirigida por Xólotl, quien finalmente se asentó con su gente en lo que hoy es Texcoco. El segundo grupo venía dirigido por Aculha, y se asentó en lo que hoy se conoce como Azcapotzalco. El tercer grupo y último, venía dirigido por Tenoch, primero se asentó en lo que hoy es Culhuacán, pero fueron corridos y un grupo se fue a vivir a un islote de los dominios de Azcapotzalco, que más tarde se llamará Tenochtitlán, y otra parte del grupo de Tenoch, se fueron a vivir a Texcoco. Todo esto en el siglo XII.

La historia de los mexitin fue muy difícil. Expulsados de Culhuacán por una disputa con sus anfitriones, vagaron en el Valle de México en busca de un espacio para vivir. Finalmente quedaron como tributarios del Señorío de Azcapotzalco e iniciaron una vertiginosa absorción de la cultura teotihuacana. Es importante mencionar que la educación desde muchos siglos atrás, era obligatoria, pública y gratuita. Y que existía un calmécac en Cholula, el Tollan consagrado a Quetzalcóatl, que se supone estaba dirigido por maestros de linaje tolteca, en donde eran enviados todos los jóvenes de los pueblos nahuas del Altiplano Central, que por su linaje estaban destinados a ser gobernantes.

Esta educación especial a los pipiltin, basada en los principios fundamentales de la Toltecáyotl, permitía una homogeneidad entre los diferentes gobernantes de los Señoríos nahuas del Altiplano, lo que garantizaba la armonía entre los pueblos. Los mexitin mandaron a sus jóvenes, entre ellos a Moctezuma Ilhuicamina y a su primo Tlacaélel. Este último, fue un hombre muy inteligente y un estadista, que le dio a los conocimientos de la Toltecáyotl, un giro de 180 grados, creando con las bases de ese milenario conocimiento espiritual, la Mexicayotl con un sentido pragmático y material del mundo y la vida.
Básicamente la Toltecáyotl se sustenta en la figura filosófica de Quetzalcóatl, como advocación de la espiritualidad, la educación y el domino interior. Mientras que, para la Mexicayotl, la figura filosófica será Huitzilopochtli, numen tutelar de los mexitin que llegó de los desiertos del Norte, que era la advocación del mundo material, la voluntad de poder y la guerra material. De este modo, Tlacaélel cuando fue Cihuacóatl de tres Tlatoani: Itzcóatl, Moctezuma Ilhuicamina y Axayácatl, pudo realizar los cambios ideológicos que se tradujeron en cambios en los usos y costumbres del pueblo mexitin, y que propiciaron un espectacular crecimiento y expansión en muy breve tiempo, toda vez, que el aspecto material de la vida como fundamento existencial, no estaba en la milenaria tradición de la Toltecáyotl.

Buscar