Cursos

Podcast

Canales Youtube

Visitantes

29,248,448

La tradición y cultura del pueblo totonaca mantiene vivo el cultivo de vainilla

Hits:1243

La producción del saborizante artificial ha ganado un terreno impresionante en el mercado, pues de cada cien litros que se venden apenas 10 son de elaboración natural.

Diario de Xalapa

23 de marzo de 2014

Miguel Salazar

El Tajín, (Papantla), Veracruz.- Hablar de Papantla es hablar de cultura, tradición y de su deliciosa vainilla, que lucha por sobrevivir ante un imperio logrado por los saborizantes artificiales.

De manera tradicional el pueblo totonaca se ha dedicado a la producción de este saborizante, lo que ha permitido que Papantla trascienda en el mundo para ser reconocida como "la ciudad que perfuma al mundo".

Sin embargo, la producción de vainilla artificial ha ganado un terreno impresionante en el mercado, pues de cada 100 litros que llegan a venderse en los mercados local y regional apenas 10 son de elaboración natural.



Según el encargado del nicho de Sensovainilla, situado en el parque temático Takilhsukut, sede de la "Cumbre Tajín 2014", Papantla ha hecho historia con su vainilla y sus aromas que no dejan de atraer y conquistar los gustos de cientos de visitantes al "Festival de la Identidad", que durante su segundo día de actividades lució un lleno total.

El cultivo y la producción de vainilla difícilmente podrán perderse, a pesar de la fuerte competencia generada por los saborizantes artificiales, pues la tradición y la cultura del pueblo totonaca obligan a mantenerlos.

Los visitantes a la "Cumbre Tajín 2014" quedaron fascinados luego de probar vainilla cien por ciento natural, además de que se dijeron motivados a evitar la compra del producto artificial para fomentar las tradiciones del Totonacapan.

Con la compra de vainilla natural se generan fuentes de empleo para los indígenas totonacos, quienes a pesar de las condiciones climatológicas y la influencia de saborizantes sintéticos han batallado diariamente para conservar su cultivo ancestral.

El nicho de Sensovainilla es uno de los más buscados por los asistentes al "Festival de la Identidad", quienes luego de degustar y disfrutar del aroma de un poco de vainilla natural comprendieron por qué Papantla es "la ciudad que perfuma al mundo".

En la sede de Sensovainilla es ofrecida diariamente una reseña histórica del cultivo de la vainilla y sus bondades, además de que se narra cómo con el paso del tiempo este producto emblemático ha sufrido un fuerte desplazamiento por los saborizantes industrializados.

Buscar