Cursos

Podcast

Canales Youtube

Visitantes

27,756,280

??Tamayo pensaba que el arte debería tener lenguaje poético y eso aportó al muralismo??

Hits:842

??Tamayo pensaba que el arte debería tener lenguaje poético y eso aportó al muralismo??
Abren la muestra En apariencia otro México // Es un recuento de su labor en esa vertiente, dice el curador Juan Carlos Pereda

Foto
? El tragacañas, 1966, obra de Rufino Tamayo perteneciente a la Colección Mariano Rivera Velázquez, incluida en la exposición del artista montada en el museo que lleva su nombre.Foto © D.R. Rufino Tamayo/Herederos/México/2019/Fundación Olga y RufinoTamayo, AC
Ángel Vargas
Periódico La Jornada
Jueves 10 de octubre de 2019.
La exposición En apariencia otro México: bocetos para murales de Rufino Tamayo ofrece un recuento del quehacer del artista en el ámbito del muralismo el cual amplió, modernizó y reafirmó su carácter internacional, sostuvo Juan Carlos Pereda.

En el Museo Tamayo Arte Contemporáneo, en la sala dedicada al artista, se inauguró la muestra que reúne bocetos o modelos para 14 de los 20 murales que el maestro hizo en México, en Estados Unidos y Europa, en París.

Es una ??exposición de gabinete?, pequeña, inédita y única, porque reúne piezas del acervo del museo y de diferentes colecciones privadas. En ella se da cuenta de las contundentes declaraciones de principios de Tamayo que rompieron con los cánones del gran trío de sus antecesores, explicó el curador.

Ni vehículo de la historia ni de la política

??Diego Rivera, Orozco, Siqueiros y toda una generación de seguidores le dieron una identidad a México. Contaron nuevamente la historia, vieron los logros de la Revolución, retrataron la espiritualidad y la potencialidad del país de una manera decodificada de acuerdo a la política y la historia??, detalló Pereda durante un recorrido por la exposición.

?Tamayo pensaba que el arte no tendría que ser un vehículo ni de la historia ni de la política, sino que debería tener un lenguaje esencialmente poético, y eso fue lo aportó al muralismo mexicano.?

Según Pereda, Rufino Tamayo (1899-1991) repensó la pintura mural y creó un muralismo totalmente distinto, además de renovarlo y liberarlo de ser una pintura realizada ex profeso para un edificio.

El suyo, añadió el especialista, es un muralismo simbólico, poético, atemporal que no narra ni describe nada, sino que más bien quiere significar.

??Es decir, que través de alegorías, de mensajes cifrados, plantea al público que México es un país igualmente maravilloso al planteado por Diego Rivera, Orozco y Siqueiros, pero nuevo, contemporáneo, pujante, novedoso, lleno de gente con fuerza, creativa, y todo eso lo va ir escribiendo en cada uno de sus murales de una manera cifrada.?

Diálogo del pintor con los artes prehispánico y popular

La exposición está integrada por dibujos, bocetos y gouaches de los murales que Tamayo pintó lo mismo para el Palacio de Bellas Artes que para el Museo Nacional de Antropología, así como para un hospital de Queens, Nueva York, y la sede de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) en París.

Estas obras son acompañadas por un breve apartado documental integrado por un video en el que se aprecia al artista durante su trabajo y fotografías (una de ellas de su esposa, Olga, modelando), así como material hemerográfico.

En apariencia otro México: bocetos para murales de Rufino Tamayo también incluye las 11 pinturas de la autoría del pintor oaxaqueño que éste y su esposa Olga legaron para la colección del museo, integrada por 805 obras.

??Ellos consideraron que esas obras eran una suerte de síntesis del quehacer del maestro, de las ideas más importantes que vertió en su trayectoria de 75 años?, destacó Pereda. Son pinturas en las que se aprecia el diálogo que Rufino Tamayo entabló con los artes prehispánico y popular para redefinirlos y ponerlos a dialogar con la estética contemporánea.

De igual manera se ve al artista actual y moderno que habló de tú a tú con sus pares contemporáneos como Picasso, Matisse, Tàpies, con toda esa generación de exponentes de la vanguardia internacional de los que se diferenciaba por su bagaje único.

??La sala ?añadió Pereda? recoge todas esas ideas y algunas otras. Por ejemplo, un humanismo universalista que Tamayo crea como una necesidad después de la Segunda Guerra Mundial, donde necesariamente la humanidad tendría que recuperar su espiritualidad y reconciliarse con ella misma tras descubrir las atrocidades de las que somos capaces como género humano y como cultura?.

La muestra en el recinto de Paseo de la Reforma y Gandhi, Bosque de Chapultepec concluirá el primero de marzo de 2020.

Buscar