Cursos

Podcast

Canales Youtube

Visitantes

27,613,077

Comunidad de Mazapil rechaza plan de Peñasquito; reanudan bloqueos

Hits:593

Comunidad de Mazapil rechaza plan de Peñasquito; reanudan bloqueos
Es una burla; por culpa de la minera no tenemos agua
Foto? Habitantes del municipio de Mazapil, Zacatecas; ejidatarios de San José de Cedros, así como transportistas al servicio de las empresas mineras, durante el bloqueo a los accesos al yacimiento Peñasquito que realizaron el 15 de abril pasado.Foto Alfredo Valadez
Alfredo Valadez Rodríguez Corresponsal
Periódico La Jornada
Domingo 15 de septiembre de 2019.
Zacatecas, Zac., Debido a que los directivos de minera Peñasquito no reconocieron que hay agotamiento del manantial de la comunidad de San Juan de Cedros, municipio de Mazapil, el cual se secó por la actividad extractiva, y a cambio pretende otorgarles algunos proyectos productivos, como la instalación de un balneario, cuando la verdad es que no hay agua, ejidatarios y pobladores determinaron este sábado bloquear de nuevo los accesos a la veta, filial de las trasnacionales Newmont y Goldcorp.

En una asamblea general comunitaria, con 350 de los 442 habitantes de San Juan de Cedros, se decidió, por unanimidad, reanudar el bloqueo, inconformes por la propuesta que les hizo la empresa mine-ra ante la Secretaría de Gobernación (SG), que entre otros puntos incluye construirles una piscina, canchas deportivas y un parque con asadores.

La propuesta fue considerada una burla para toda la comunidad, informó vía telefónica Felipe Pinedo Hernández, líder local del Frente Popular de Lucha de Zacatecas y de la Coordinadora Nacional Plan de Ayala, organizaciones que durante años han asesorado legalmente a varias comunidades de Mazapil ante la trasnacional minera.

La asamblea comunitaria de ayer estuvo encabezada por Rigoberto López Martínez, presidente del comisariado ejidal de Cedros, por lo que pobladores y sus familias, así como integrantes de la empresa transportista Cava, comenzaron la movilización para reanudar el bloqueo en los 20 accesos que existen distribuidos en el perímetro de Peñasquito, cuya feudo minero se extiende por 5 mil 462 hectáreas.

La reanudación del cerco, informaron vecinos de Cedros, se producía en un clima de tensión con los integrantes de Seguridad Maya, corporación privada armada, contratada por Peñasquito para vigilar sus instalaciones.

El nuevo asedio a Peñasquito es también a raíz de la inconformidad de ejidatarios y pobladores porque la trasnacional está solicitando rentar casi 10 mil hectáreas más de tierras, para actividades de exploración y explotación de oro, plata y zinc.

La minera tampoco reconoce que ha devastado el territorio y el ambiente. Ellos son los responsables de que no haya agua en la comunidad y tampoco quieren indemnizarnos por las afectaciones a la gente, que ahora debe comprar agua de garrafón, o tenga un vivero a la deriva que ya no produce nada, señaló Pinedo Hernández.

El pasado 17 de marzo, la comunidad de Cedros cerró los accesos, por 81 días, para denunciar que tras una década de operaciones la minera agotó los mantos freáticos, secó un manantial y cinco pozos agrícolas, además de que le quitó la concesión de traslado de material a la empresa Cava, conformada por los mismos ejidatarios.

El 14 de junio anterior, con la mediación de Olga Sánchez Cordero, titular de la SG y ante la presión de los directivos de Newmont y Goldcorp, los ejidatarios y transportistas aceptaron levantar ese bloqueo, sin que ninguna de sus demandas sociales hubieran sido atendidas.

Queda en entredicho la palabra de Sánchez Cordero, cuando dijo que ella iba a ser garante de acuerdos que privilegiaran al pueblo de México, y no se vio más que una actitud moderadora por parte de la secretaría a su cargo. Lo que volvemos a pedir y exigir es que siga el diálogo, pero ahora en medio de un bloqueo indefinido a la mina Peñasquito, sostuvo Felipe Pinedo Hernández.

Buscar