Cursos

Podcast

Canales Youtube

Visitantes

29,240,071

Muere el poeta y catedrático Rubén Bonifaz Nuño

Hits:1274

.

.

Humanista, funcionario universitario e investigador, fue reconocido como el más notable traductor de los clásicos griegos y latino.

Carlos Paul

Publicado: 31/01/2013.

 

México, DF. Reconocido como el más notable traductor de los clásicos griegos y latinos; el poeta, catedrático, funcionario universitario e investigador, el humanista Rubén Bonifaz Nuño falleció hoy a los 90 años en la ciudad de México.

 

Su amplia y destacada labor creativa y académica se desarrolló en diferentes ámbitos culturales. Muestra de ello es que fue integrante de la Academia Mexicana de la Lengua y miembro de la Academia Latinitate Fovendae de Roma.

 

Fue fundador y director del Instituto de Investigaciones Filológicas y miembro de la Junta de Gobierno de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y dirigió el Centro de Estudios para la Descolonización de México, además de ser parte de El Colegio Nacional.

Como notable traductor del latín y del griego, tradujo 22 obras de clásicos grecolatinos, la mayoría de las cuales han sido publicadas en la Bibliotheca Scriptorum Graecorum et Romanorum Mexicana.

 

El maestro Bonifaz Nuño tradujo a Ovidio, Catulo, Lucrecio, Píndaro, Eurípides y Homero, entre otros clásicos.

 

Además escribió ocho obras de interpretación crítica relativas a la cosmogonía del mundo prehispánico, con base en el estudio de su escultura.

 

Entre su obra poética se encuentra Fuego de pobres (1961), La flama en el espejo (1971), As de oros (1981), Albur de amor (1987), El templo de su cuerpo (1992) y El manto y la corona (1958), lo consagran como uno de los poetas más altos en lengua española.

 

En el volumen Poesía en Movimiento. México, 1915-1966, editado por Octavio Paz, Alí Chumacero y José Emilio Pacheco, entre otros poetas, se reconoce que el maestro Bonifaz Nuño es “dueño de una excepcional sabiduría técnica. Ha afinado la versificación hasta crear sus propias modalidades estróficas y una sintaxis peculiar que debe tanto a la poesía escrita como al lenguaje coloquial.

 

“El idioma dócil y tenso se ciñe con la misma precisión al canto de la cólera o la ternura, al de la esperanza o la melancolía, al del amor o la soledad. Cada nuevo libro de Bonifaz Nuño rectifica y mejora al anterior. Lo prosigue también, y así su obra toda logra una continuidad, una coherencia sin monotonía como muy pocas veces se ha presentado en la lírica mexicana.

 

Entre los títulos más recientes que de su obra se ha publicado se encuentran Rubén Bonifaz Nuño. Poesía, dos tomos editados por Gato Negro Ediciones y la UNAM. Antología preparada por Pável Granados, César Arenas y Víctor Mantilla, en torno a los temas de la vida cotidiana, la fraternidad, el paso del tiempo, la mujer y la labor poética.

 

___________________

Nota de Toltecáyotl:

 

Ha iniciado el acenso al firmamento de los imprescindibles. No pasará el maestro por el Mictlán, directo irá a los más altos cielos del Anáhuac para dese ahí, con la luz visionaria de su mirada, mostrará el camino a los Guerreros de la Muerte Florecida.

Ha nacido hoy para la eternidad Rubén Bonifaz Nuño, cada día estará presente en las batallas floridas por la descolonización del pensamiento y la liberación cultural del Anáhuac. Su ejemplo y su camino serán la fuerza y el destino de quienes un día abrimos los ojos y el corazón con sus profundas y poéticas reflexiones sobre quienes en verdad fueron los Viejos Abuelos y quienes también son sus nefastos y oscuros detractores.

Mañana mismo comenzarán los bichos rastreros a preparar los vanos homenajes. Aquellos que tan solo ayer lo volqueaban y le impedían alumbrar las oscuras mazamorras del pensamiento colonial. Vomitarán sobre su memoria sus trillados discursos “grecolatinos” y tratarán de acallar la voz sabia del tlamatinime que nos permitió valorar y reconocer la grandeza de nuestros Viejos Abuelos, con el griterío en la plaza pública de la multimedia.

Las instituciones que hasta ayer trataban de acallar y disolver su voz y su mente, hoy tratarán de hacerle un “homenaje de cuerpo presente”, para asegurarse de que no regresará a amenazar su apolillada escenografía de pueblerinos intelectuales del subdesarrollo, adoradores trasnochados de “las bellas artes europeas”.

Apreciado Maestro Rubén Bonifaz Nuño, seguirás hoy más vivo y eterno en la lucha que inspiraste por descolonizar la cultura en México. 

 

Buscar