Cursos

Podcast

Canales Youtube

Visitantes

38,396,511

LA DEMOCRACIA EN FUNCIONES LA MÁS ANTIGUA DE LA HUMANIDAD

Hits:14831

LA DEMOCRACIA EN FUNCIONES LA MÁS ANTIGUA DE LA HUMANIDAD
Literalmente la palabra democracia se refiere al gobierno del pueblo. La colonización eurocéntrica, nos ha hecho creer que la democracia surgió en la Grecia Clásica. Sin embargo, una persona bien informada sabe que en general, la cultura griega es una cultura ?pirata?, pues sus propios filósofos, historiadores y maestros, dejaron dicho que la mayoría de sus conocimientos nacieron en el antiguo Egipto y en la ancestral Mesopotamia, y ellos, solamente los retoman y los adaptan a su tiempo. En concreto, la cultura griega solo recicla la sabiduría ancestral de Egipto y Mesopotamia.

De hecho, ?el gobierno del pueblo?, surgió en todo el planeta desde el principio de los tiempos, con expresiones y características de cada pueblo y cultura. Las civilizaciones Madre, Mesopotamia, Egipto, India, China, Tawantinsuyo y Anáhuac, no pudieron dejar tan formidable patrimonio cultural, tangible e intangible, si no hubieran tenido una forma de gobierno surgida del pueblo y para el pueblo, gobiernos que expresaran las altas aspiraciones de sus pueblos. Podemos ver la historia del pasado con otra mentalidad, dejando el eurocentrismo colonizador. Por ejemplo, debemos de dejar de ver las pirámides de Egipto, solo como la expresión de una élite gobernante, insensible y déspota, y verla como la consumación de la voluntad de todo un pueblo.


Esa idea que crean las minúsculas y envidiosas mentes europeas de que las pirámides de la antigüedad se construyeron con látigos y sufrimiento de los pueblos, puede ser falsa. Por ejemplo, Monte Albán, en Oaxaca, su duración de ocupación fue de 1350 años, y no ha existido, ninguna tiranía que haya durado ese tiempo, porque, justamente, los pueblos no lo permiten.

LA DEMOCRACIA EN FUNCIONES LA MÁS ANTIGUA DE LA HUMANIDAD


En Europa, usted encontrará ruinas y reconstrucciones de castillos, fortalezas, baluartes, murallas, fosos, torreones, todo para la guerra e impedir la rapiña, porque esa es, justamente, la verdadera cultura europea, de ayer y de hoy, guerra, guerra y más guerra, y para ejemplo, sirva la Ucrania de nuestros días.

Sin embargo, casi la mayoría de los mal llamados mexicanos que están metidos o son aficionados a la política. Muy pocos saben que en este país existe, la democracia más antigua de la humanidad, que está vigente y en funciones en cientos de municipios anahuacas y campesinos. En efecto, esta forma de gobierno del pueblo surgió, por lo menos desde el 1500 aC. con la cultura olmeca, y se mantuvo vigente en todas las culturas de la civilización del Anáhuac a lo largo de tres mil años, hasta el inicio de la invasión castellana.

Lo primero que hicieron los invasores es destruir las instituciones, leyes y autoridades ancestrales, e imponer, a sangre y fuego, las nuevas leyes, autoridades e instituciones COLONIALES. Así es, no se trajeron las instituciones, leyes y autoridades de la península. No trataron a nuestros ancestros como súbitos de la corona, sino como derrotados invadidos. Las instituciones, leyes y autoridades que aquí se implantaron, eran para explotar y depredar, extraer la riqueza para enviarla a España. Y a partir de 1824, con la creación ficticia de ?México?, se ha seguido manteniendo un sistema colonial, solo que hipócritamente disfrazado de república bananera.

Debe de darnos orgullo y ser fuente de inspiración, la resistencia y sabiduría de las culturas anahuacas que, a pesar de los pesares, han sabido mantener vivas las milenarias instituciones, como es el caso de su democracia ancestral, en donde: la autoridad convoca, el pueblo se reúne cada mes en la plaza, donde se discuten los problemas y desafíos de la comunidad, y a mano alzada, se vota, para que la autoridad MANDE OBEDECIENDO. ¡Eso es la verdadera democracia!

Por supuesto que, en estos cinco siglos, esta democracia, que llaman despectivamente las autoriales de la cultura dominante, ?gobierno de usos y costumbres?, ha sido muy agredida y saboteada por todas aquellas personas e instituciones que pretenden imponer a los pueblos, su voluntad y conveniencia, tanto de adentro como de afuera de la comunidad. Gracias a estas presiones y agresiones, en algunas comunidades se ha distorsionado el espíritu de esta democracia, la que se transforma en ?abusos y malas costumbres?.

Algunos políticos han tratado de hacer su carrera tratando de acabar con esta democracia ancestral, que no le convienen a los caciques y a los partidos políticos, pero en especial, a las empresas extractoras y depredadoras de los recursos naturales. Políticos financiados por estos intereses que tratan de ?modernizar la democracia?, para imponer la democracia que se mueve por dinero y con dinero. Con la falsa bandera de acabar con retrogradas tradiciones, perenemente hacen campañas para hacer creer a los ?mexicanos desmemoriados?, que los pueblos anahuacas se deben modernizar y democratizar. Desde luego, en la democracia de los dueños del dinero.

La democracia creada por los banqueros, que es la que rige en el mundo libre. La que se hace desde Whall Street, El Banco de la Reserva Federal, El Pentágono, los bancos, las mega empresas trasnacionales y los partidos políticos; esa democracia, con todas sus constituciones, leyes y reglamentos, con sus tres poderes, sus instituciones y sus políticos, están solo y únicamente para rendirle culto al Becerro de Oro. Más nada.

Todo está diseñado, hecho y bien hecho, tanto, que los pueblos no se dan cuenta de cómo los engañan, poniéndolos a luchar a unos contra otros en un chiquero de corrupción, para que nada salga bien, pero que se mantenga la esperanza de que: ?ahora sí, este partido, no nos traicionará o este político no se venderá. Y todo se repite una y otra vez, se avanzan tres pasos y se retroceden dos, en el cuento de nunca acabar. Algunas personas no perciben la maldad del sistema.

La democracia de los banqueros sirve al Becerro de Oro. La democracia anahuaca sirve al pueblo a través del bien común. Es precisamente, por esta forma de gobierno ancestral, que los pueblos anahuacas y campesinos han podido sobrevivir a su muerte histórica. Y, por consiguiente, es el único futuro que tenemos para organizarnos para alcanzar la plenitud y la armonía.

Educayotl AC. ?Educar para el futuro con la sabiduría del pasado?.

Buscar