Cursos

Podcast

Canales Youtube

Visitantes

28,542,317

"Mecánica energética de la distorsión de información"

Hits:2983

"Mecánica energética de la distorsión de información"
Una de las principales necesidades humanas, es calificar o enjuiciar a cada instante, todo aquello observado o acontecido. Es fundamental para vivir. Así decidimos el rumbo de nuestras experiencias. También, mantenemos el equilibrio social, por medio de acuerdos efectuados con el sentido común (al menos en un principio).

Calificamos mayormente, a través de las ideas y costumbres adquiridas de generación en generación. Blanco y negro, bueno y malo, realidad o fantasía.

En un mismo momento, estamos considerando cada detalle. Dentro de una conversación, de frase en frase, acordamos o disentimos de manera automática, y es en esos instantes cuando se vuelve una conducta obsesiva, que interrumpe la fluidez y totalidad del acontecimiento observado o vivido.

Como analogía, podemos visualizar las imágenes de ese primer video juego llamado ?ping pong?. A los lados de la pantalla se encontraba una línea con un solo movimiento (ascendente y descendente), la cual tomaba el papel de raqueta, para golpear y regresar al contrincante la pelota.

Metafóricamente, las raquetas representan los polos opuestos de la cuestión, por ejemplo: un extremo es la realidad y el otro la fantasía. La pelota representa la frecuencia vibratoria generada por el juicio, pues al emitirlo se forma siempre una trayectoria en línea recta de un lado a otro, sin parar en puntos intermedios.

La totalidad de la visión de este video juego, forma la representación de una gráfica de frecuencia y amplitud en una onda cuadrada.

Esta onda de frecuencia es artificial. Ningún aspecto biológico o físico natural, emite en su estado esencial esta vibración alterna.

Por ejemplo, vemos su uso en la medicina energética, con los generadores de frecuencias Rife, siendo empleada la onda cuadrada para matar patógenos a determinados hertz en específico, según sea el caso. Podemos entender el impacto de este tipo de onda.

67979454_2389053147984958_3103066931662422016_n - copia.jpg

Mayormente encontramos en el universo y sus componentes, la frecuencia de onda senoidal. Es armónica y variable, como cada aspecto de la naturaleza. Así podemos ver el desplazamiento de las serpientes, del viento, de los astros en el cosmos.

El juicio constante o la calificación automática, afecta la evolución de los acontecimientos y de la información que estamos presenciando. La solución podría ser mantenernos siempre escépticos. Dejar de juzgar y vivir la experiencia como un juego: una simple fantasía. Pues quizá, la forma en que vibramos al enjuiciar cada aspecto, (esa oscilación y su dinámica energética alterna) nos imposibilita ir más allá, y ampliar nuestra percepción.

Podemos aquietar nuestra mente ordinaria y dejar fluir la información, como quien se documenta previo a una investigación. El discernimiento puede realizarse después.

Dejar descansar la atención constante, distribuye nuestro enfoque en otras aristas perceptuales, y podemos confiar en las sensaciones corporales, intuición, y sobretodo en la energía; conectar vibracionalmente con algún suceso, o sentirnos indiferentes ante alguna información, y de esa manera descartarla.

Cada información que llegue a nuestras manos, brote desde nosotros mismos, o se dé sin previo aviso en algún suceso de la vida, evitemos pasarla por el filtro del juicio, procurando que vaya fluyendo hasta recibirla por completo, para no deformar el mensaje o distorsionarla, y así dejarle lugar al discernimiento y a las sensaciones energéticas o intuición.

Al aplicar esto en la vida diaria, podría ayudarnos a aprender a escuchar a los demás, y entendernos de forma más clara. Estar abiertos a lo que nos enseñan nuestros semejantes, los animales, las plantas, y los mensajes que el universo nos emite constantemente. Es una posibilidad.



Elyas Carlos

(Fragmento del libro ?Encuentros con Itzén, El Jaguar. Elyas Carlos )



Buscar