Logo

Llama Miguel León-Portilla a cultivar todos nuestros idiomas originarios

Foto Francisco Toledo ayer, en el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca, con el diccionario escrito a mano por el compositor Eustaquio Jiménez GirónFoto Jorge A. Pérez Alfonso
Donan al Iago diccionario para escribir en zapoteco; fue entregado a Francisco Toledo
Se ciernen amenazas; hay que fortalecerlas, escribiendo y hablándolas, expresa en una misiva
Foro por el Día Internacional de la Lengua Materna
Periódico La Jornada
Miércoles 22 de febrero de 2017.
En la actualidad se ciernen muchas amenazas en contra de nuestras lenguas originarias; por ello hay que fortalecerlas difundiéndolas, escribiendo en ellas, hablándolas y cultivándolas, expresa el historiador Miguel León-Portilla en una carta que leyó el poeta Natalio Hernández, en la inauguración del Encuentro Nacional de Experiencias de Desarrollo Lingüístico.

Ese foro se inscribe en la conmemoración del Día Internacional de la Lengua Materna, proclamado en 1999 por la Organización de Naciones Unidas, para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), celebrado por primera vez en 2000.
FotoFragmento del diccionario escrito a mano por el compositor Eustaquio Jiménez GirónFoto Jorge A. Pérez Alfonso
Ericka Montaño Garfias
Férreo defensor de las lenguas indígenas, León-Portilla no pudo asistir por una afección respiratoria, por lo que envió un documento cuyo contenido se inicia con una reflexión.

Quienes poseen y hablan como materna su propia lengua sobresalen entre quienes mejor llegan a hablar un idioma. Quienes tienen una lengua como materna desde muy pequeños la han hablado con el acento inconfundible que las caracteriza; al aprender otra lengua quienes la hablan mantienen inevitablemente una lejanía respecto de ella.

En el país se hablan 68 lenguas originarias y 7 millones de personas las viven día a día, de acuerdo con algunas cifras presentadas ayer durante la inauguración de ese encuentro en El Colegio Nacional (Donceles 104, Centro Histórico).

Legado muy grande y valioso

Las lenguas que se mantienen vivas, escribió León-Portilla, experto en filosofía náhuatl, “cada una de ellas es un tesoro, porque confiere a sus hablantes, desde su primera infancia, una capacidad que van desarrollando de percibir la realidad entera desde una atalaya o perspectiva inconfundible; en cambio, quienes aprenden una lengua inescapablemente, por muy bien que lleguen a conocerla, no la tienen como algo propio y que les pertenece plenamente.

Sabemos que hoy en día muchas amenazas se ciernen en contra de nuestras lenguas originarias; por ello hay que fortalecerlas difundiéndolas, escribiendo en ellas, hablándolas y cultivándolas. Todo ello no es fácil, pero sí es posible: los escritores en lenguas indígenas tienen una gran misión por delante: ¿quiénes serán los lectores de lo que escriben? Serán quienes puedan conocer sus creaciones a través de las transmisiones de las radios comunitarias, también a través de la difusión de sus obras en libros y revistas, e hizo un llamado a trabajar y lograr que cada día sean más los lectores de las grandes sorpresas que pueden ofrecernos las composiciones en las lenguas maternas.

El legado de esos idiomas es muy grande y muy valioso; León-Portilla confió en que los trabajos de estos dos días arrojen ideas y conclusiones en provecho de nuestros idiomas mexicanos. Nuestras lenguas vivirán por siempre y para siempre.

Natalio Hernández leyó en náhuatl y español un fragmento del poema Cuando muere una lengua, que León-Portilla escribió en homenaje al humanista Carlos Montemayor (1947-2010):

Inhuac tlahtolli ye miqui,/ cemihcac motzacuah/ nohuian altepepan/ in tlanexillotl, in quixohuayan/ In ye tlamahuizolo/ occetica/ in mochi mani ihuan yoli in tlalticpac. (Cuando muere una lengua entonces se cierra a todos los pueblos del mundo una ventana, una puerta, un asomarse de modo distinto a cuanto es ser y vida en la tierra).

Poesía y música en lenguas nativas

El Encuentro Nacional de Experiencias de Desarrollo Lingüístico comenzó ayer con la presencia de Juan Gregorio Regino, titular del Instituto Nacional de Lenguas Indígenas; Nuria Sanz Gallego, representante de la Unesco en México; Jaime Labastida, director de la Academia Mexicana de la Lengua; Cándido Coeto, presidente de la comisión de asuntos indígenas de la Cámara de Diputados; Jorge Toledo, presidente de la comisión de asuntos indígenas del Senado, y Luis Fernando Lara, integrante de El Colegio Nacional.

En la primera sesión se analizaron temas como Políticas lingüísticas y derechos de los pueblos indígenas, se presentó la plataforma de la Constitución mexicana en tu lengua, y la conferencia magistral Del hecho de la diversidad a la actividad del plurilingüismo, además de un recital de poesía y música en lenguas nativas con Natalia Toledo, María Reyna González y Jorge Cocom Pech.

Las actividades siguen hoy desde las 10 horas con la conferencia magistral Las lenguas indígenas como patrimonio cultural inmaterial, del arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma. Las conclusiones y clausura del Encuentro Nacional de Experiencias de Desarrollo Lingüístico serán a las 13:15 horas. Transmisión en vivo en la página http://livestre.am/mP3.

Rescatar las lenguas indígenas, pide el pintor

Jorge A. Pérez Alfonso, corresponsal

Oaxaca, Oax.

El Instituto Estatal de Artes Gráficas de Oaxaca (Iago) recibió este martes, día en que se conmemora el Día Internacional de la Lengua Materna, la donación del diccionario Guía gráfica fonética para la escritura de zapoteco, escrito por el compositor Eustaquio Jiménez Girón, que fue recibido por Francisco Toledo, fundador del instituto.

La entrega se efectuó en la sede del Iago, donde alumnos de la Escuela Normal Bilingüe de Oaxaca (Enbio) presentaron un acto cultural en lenguas maternas; ahí, el artista se congratuló de esa donación, la cual consideró muy importante, pues es un diccionario que contiene la forma correcta de escribir las palabras en zapoteco.

Toledo lamentó que las autoridades estatales anteriores no hayan atendido el rescate de lenguas maternas como se debe, ya que las políticas públicas que implementaron nada aportaron; por ello lanzó un llamado a la actual administración para que trabajen en un proyecto real, el cual incluya a la Enbio, institución especializada en enseñar a los futuros maestros a dar clases en sus respectivas lenguas, pero que en el sistema actual son enviados a zonas que no corresponden a sus idiomas.

Por reproducir el manuscrito

Vitoria Yan Regalado, quien entregó el diccionario, informó que el libro fue obsequiado a su familia por el compositor Eustaquio Jiménez en los 70 del siglo pasado. Sin embargo, lo habían mantenido guardado, pero, luego de ver el gran trabajo desarrollado por Toledo en el rescate de lenguas, decidieron aportar ese documento.

Añadió que tras platicar con Toledo, éste les comentó él estuvo presente y fue testigo cuando el maestro Eustaquio escribía a mano el texto donado al Iago. Por tanto, Victoria Yan consideró que el pintor sabe del valor incalculable de ese diccionario.

Confió en que ahora, en poder del acervo del instituto, ese manuscrito sea reproducido y distribuido para todos aquellos que lo requieran, ya que explica el método de escritura, significados e incluso la pronunciación de los vocablos zapotecos.



 

 

 

 

¿Te gustó el artículo? Ayúdanos a crear más contenidos, todo apoyo por mínimo que sea es muy valioso
r&r Development 2014