A+ A A-

Presentan en Bellas Artes el libro Palabra de zapotecas: premios CaSa, publicado por Calamus

Las lenguas nativas de Oaxaca enfrentan severo desplazamiento, escribe Toledo en el prefacio
Merry MacMasters
Periódico La Jornada
Jueves 9 de febrero de 2017.
En el prefacio del libro Palabra de zapotecas: premios CaSa, poesía 2011-2015 (Editorial Calamus), presentado la noche del martes en la sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, Francisco Toledo escribe que México es uno de los países con más lenguas nativas en el mundo (segundo después de India).

Buen número de esos idiomas originarios se hablan en Oaxaca, que es el territorio de mayor diversidad lingüística del país. Sin embargo, se conoce poco de su creación literaria y las editoriales interesadas en su publicación son escasas.

El libro reúne la obra de los primeros cinco ganadores del certamen de creación literaria en lengua zapoteca, fundado en 2011 por Toledo: Pergentino José Ruiz, Esteban Ríos Cruz, Eleazar García Ortega, Claudia Guerra Castillo y Elvis Guerra López.

Muchos son los motivos que llevaron al pintor a instaurar ese galardón: creció escuchando el zapoteco del Istmo de Tehuantepec; en 1975 se unió a Gloria y Víctor de la Cruz para fundar la revista Guchachi’ Reza (Iguana Rajada).

Lo cierto es que la lengua zapoteca, como todas las del estado, enfrenta un fuerte desplazamiento, resultado de hablarse cada vez menos en la casa, en la escuela y en la calle.

A esa antología de poesía seguirá la publicación de novela, cuento, literatura infantil y canción, anuncia el también promotor cultural y activista.

Prologuista del libro, el lingüista e historiador Antonio García de León expresó en su intervención que las imágenes primigenias de la presente antología se configuran y se reflejan como en una matriz de vientre cambiante. Así dan paso a una complicidad de los contrarios tejida con hilos antiguos, abriéndose al encuentro de varias posibilidades expresivas que se convierten en una a través del tiempo.

Rap en español y zapoteco

Para Daniel Breña, director del Centro de las Artes de San Agustín (CaSa), lo que sorprende es la diversidad de las obras y los temas. Añadió que el año pasado el premio se amplió una nueva categoría dirigida a Los Ángeles, California, ciudad con más de 100 mil oaxaqueños.

Juan Gregorio Regino, director del Instituto Nacional de Lenguas Indígenas, dijo que el CaSa es un referente de todos los que de alguna manera hacemos arte.

Gran líder y convocante, Toledo ha visto en el arte indígena la posibilidad de crecimiento, innovación, de colocación en los lugares más altos, pero con una proyección contemporánea.

Mediante el libro también nos hablan de un lenguaje innovador con nuevas metáforas. En México, agregó, tenemos que hacer conciencia de que la gran cantidad de lenguas que tenemos significa una riqueza enorme, la cual hay que poner en valor.

El poeta Esteban Cruz Ríos indicó que el lengua zapoteca –y todos sus variantes– necesita fortalecerse, no rescatarse, pues no es una pieza de museo que es necesario conservar. La lengua zapoteca está viva; vive en sus hablantes. Por tanto, de vez en cuando debe mancharse de mole y rasparse las rodillas jugando. Debe vivir en cada uno de nosotros que la hablamos y somos orgullosos de ser parte de esta cultura mexicana.

El acto concluyó con la actuación del trío Juchirap, que interpretó rap en español y zapoteco.

¿Te gustó el artículo? Ayúdanos a crear más contenidos, todo apoyo por mínimo que sea es muy valioso

ToltecáyotlTV

Nuevo video en ToltecayotlTV

aquioaxaca.com

toltecapsulas

tolteca guillermo marin

toltecayotl en facebook