Cursos

Podcast

Canales Youtube

Visitantes

29,019,115

La teoría sintérgica (I) Jacobo Grinberg

Hits:6594

La teoría sintérgica (I) Jacobo Grinberg
El Dr. Jacobo Grinberg-Zylberbaum fue un eminente psicofisiólogo mexicano dedicado a la investigación del funcionamiento cerebral y la percepción. Su trabajo quedó plasmado en 46 libros publicados entre 1975 y 1994, además de muchos artículos en revistas científicas. Fue el creador de la Teoría Sintérgica que, por su amplitud y profundidad, permite abordar campos del conocimiento excluidos del paradigma científico hasta ese momento.
Los datos primarios de su investigación provienen de su experiencia personal, de comprobaciones experimentales realizadas en laboratorio (Facultad de Psicología UNAM e INPEC) y del trabajo de campo desarrollado en todo el territorio de México.
La relación del campo cuántico con el funcionamiento cerebral, los grados de la consciencia y la experiencia del Yo, el mecanismo de la percepción, fenómenos de materialización, potencial transferido y traslados extra corpóreos son algunos de los temas que abarca.
Debido a su enfoque audaz y no convencional, que incluía temas como chamanismo, dermoóptica y meditación, su obra no ha recibido todavía un reconocimiento suficientemente explícito. A los 48 años de edad y en la cúspide de su carrera, el Dr. Grinberg desapareció sin dejar rastros ni saberse más de él.
A partir de sus escritos exponemos seguidamente una reseña de la teoría sintérgica como contribución a su memoria.

Antecedentes

En la década del ?80, el renombrado físico David Bohm proponía que detrás del mundo de los fenómenos observables definidos por el paradigma cartesiano (tiempo, espacio y causalidad), es decir, detrás del orden explícito que nos brindan los sentidos, existe un orden implícito -o ?implicado?- que sostiene la unidad del todo indivisible.
Según Bohm, un universo de totalidad no fragmentario pone en juego una nueva noción de orden, diferente del orden de objetos y lugares de la física mecanicista. El nuevo paradigma, también llamado ?holográfico?, concibe una matriz de información universal que implica un orden primario de realidad no manifiesto, no observable y trascendente a nuestra posibilidad de contrastación.
La física cuántica se presenta desde entonces como el trampolín cognitivo que permite integrar el paradigma científico con el pensamiento antiguo y religioso, y resolver la dicotomía ente mente y materia. Enlazándose con esta posibilidad el Dr. Grinberg desarrolló su investigación y gestó su teoría.




La teoría sintérgica (I) Jacobo GrinbergLa Teoría Sintérgica

La última publicación del Dr. Grinberg sobre la teoría sintérgica comienza con una referencia a la mecánica cuántica. Dice allí que ésta considera que ni el átomo ni las partículas subatómicas son los constituyentes últimos de la realidad material. Por detrás de las partículas ínfimas indivisibles, como los quarks, existe todavía una realidad paradójica constituida por distribuciones energéticas probabilísticas. Este ?orden implicado? está cargado de información y sugiere la existencia de una estructura pre-espacial, una matriz informacional y energética básica del cosmos.
Para la teoría sintérgica la percepción es el resultado de una interacción compleja entre la estructura pre-espacial y el cerebro. En principio, la actividad de las neuronas genera un ?campo neuronal?. Luego, el campo neuronal decodifica el ?orden implicado? de la estructura pre-espacial y produce el ?orden desplegado? de la percepción. Este orden desplegado se experimenta como constituido por objetos, formas, colores, sonidos, etc., incluido el espacio.

Nosotros, en tanto perceptores, no registramos el proceso de la percepción ni su complejidad y asumimos que nuestros sentidos nos entregan datos primarios de un mundo exterior que existe de manera independiente. Pero, en realidad, la percepción es el resultado final de un proceso complejo de interacción entre el campo neuronal y el orden implicado de la estructura pre-espacial o lattice (?rejilla?).


El cerebro humano contiene 16.000 millones de neuronas, cada una de las cuales, a su vez, llega a tener hasta 10.000 conexiones sinápticas. La extraordinaria actividad de este universo celular súper-especializado y súper-conectado genera un campo energético. Si consideramos que la cifra de neuronas es más del doble que la población planetaria actual, podemos imaginarnos el efecto energético del campo neuronal.

Correspondencia analógica entre campos generados por sistemas complejos:
tránsito vehicular e interconexiones neuronales.


Volviendo a la teoría sintérgica, diremos que la estructura del pre-espacio es una organización informacional infinitamente densa en la que cada punto de la red (o lattice) contiene la información del conjunto y es afectado por él.
Pero la distribución informacional de la estructura pre-espacial varía en órdenes de complejidad dependiendo de la existencia o no de masas. La densidad de información o ?coherencia informacional? disminuye con la cercanía de un objeto masivo y aumenta con la lejanía. Lo que percibimos como objetos es la decodificación de porciones del pre-espacio con baja coherencia informacional y lo que percibimos como espacio, de alta coherencia.
Además la información de la red puede estar más o menos integrada, lo que llamamos ?convergencia?, y la intensidad de la relación mutua entre sus elementos tiene grados de interconectividad. Cuanta mayor coherencia, convergencia e interconectividad diremos que hay mayor sintergia.
El término ?sintergia? es un neologismo acuñado por Grinberg para aludir a la combinación de tres conceptos: síntesis, sinergia y energía. En una estructura pre-espacial de elevada sintergia no existen objetos, gravitación ni tiempo. En cambio, en un pre-espacio de baja sintergia existen objetos, tiempo y fuerza gravitacional.
Análogamente el cerebro es una organización informacional que presenta mayor sintergia de acuerdo a su grado de coherencia, convergencia e interconectividad. Los procesos cerebrales de alta sintergia se corresponden con pensamientos y experiencias de mayor nivel de abstracción, atemporalidad y unificación (como en la meditación y en la experiencia chamánica). Mientras que los modos de percepción y de pensamiento ligados a lo concreto, temporalmente condicionados y de baja densidad informacional implican estados de baja sintergia.

A través de prolongaciones ramificadas llamadas dendritas
la neurona recibe estímulos nerviosos de otras neuronas

Mediciones de laboratorio confirman que existe una correlación entre los estados de mayor o menor sintergia con el incremento o disminución de la conexión intra e inter-hemisférica del cerebro.
Sin embargo la cualidad de la experiencia subjetivamente vivida no puede ser detectada en ninguno de los niveles de la actividad cerebral ni registrada por cambios eléctricos, bioquímicos o electromagnéticos. La rojez del rojo, la sonoridad del sonido o la sensación de placer, en tanto cualidades de la experiencia, solo pueden ser experimentadas directamente.
De la misma manera no existen cualidades en el pre-espacio: el sol emite ondas electromagnéticas y fotones, pero la cualidad lumínica de la luz es un producto de la interferencia del observador. Lo mismo vale para las vibraciones moleculares de la atmósfera que son percibidas como sonido.
De este modo la cualidad de la experiencia depende de la interacción entre la información contenida en la estructura del pre-espacio y un observador sensible. Éste aporta a la información algo que la cualifica (la transforma en qualia), es decir, la impregna de consciencia. Desde el punto de vista de la teoría sintérgica la consciencia no es un subproducto de la actividad cerebral ni un emergente de ella, sino una condición fundamental irreductible a la materia.
Estudios más recientes continúan ocupándose de la doble vinculación del cerebro, por un lado, con el organismo y, por el otro, con el resto del universo. Según Gardiner, Global y Marc (2010) la naturaleza fractal del cerebro sugiere que opera por encima de las cuatro dimensiones del espacio-tiempo convencional (entre 5-8 dimensiones). Según Meijer y Geesink (2017) el cerebro intercambia información a nivel cuántico con campos de energía cósmicos: gravitacionales, electromagnéticos y otros. A pesar de todo el conocimiento acumulado acerca de la estructura y el funcionamiento cerebral, aún quedan muchos misterios.
_______________
Notas:
1 Lo que sigue fue tomado de Grinberg 1994, Apéndice 1, salvo los comentarios y las imágenes.
2 Acevedo y otros, 2009: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19226510
3 https://www.neuroquantology.com/index.php/journal/article/view/279
4 Dirk K.F. Meijer, Hans J.H. Geesink. Consciousness in the Universe is Scale Invariant and Implies an Event Horizon of the Human Brain. Neuro Quantology (2017). DOI: 10.14704/nq.2017.15.3.1079.
5 La sincronización neuronal, Mente y Cerebro, 53, 2012.: https://www.investigacionyciencia.es/files/7008.pdf


Fuente citada
Jacobo Grinberg-Zylberbaun: 1994 Curaciones chamánicas. Pachita, el milagro de México. México: Ed. América Ibérica. Apéndice 1: La teoría sintérgica.

Buscar