Cursos

Podcast

Canales Youtube

Visitantes

27,994,464

LA ACTIVACIÓN DEL ROL DE LOS ANCIANOS EN NUESTROS PUEBLOS ORIGINARIOS, COMO FUNDAMENTO DEL EFICIENTE DISEÑO, INSTRUMENTACIÓN Y FUNCIONAMIENTO DE UN GOBIERNO NACIONAL AUTÒCTONO, HOMOLOGADO EN LOS ESTADOS CONTEMPLADOS. Jaime Novelo Gonz

Hits:5241

ASAMBLEA NACIONAL DE LÍDERES INDIGENAS, TOLUCA 2014, CON LA MISIÒN DE DISEÑAR Y DAR PASOS FIRMES PARA ESTABLECER UN GOBIERNO NACIONAL, CON BASE EN EL ARTÍCULO SEGUNDO DE LA CONSTITUCIÒN POLÌTICA DE MÈXICO

TITULO DE LA PONENCIA
LA ACTIVACIÓN DEL ROL DE LOS ANCIANOS EN NUESTROS PUEBLOS ORIGINARIOS, COMO FUNDAMENTO DEL EFICIENTE DISEÑO, INSTRUMENTACIÓN Y FUNCIONAMIENTO DE UN GOBIERNO NACIONAL AUTÒCTONO, HOMOLOGADO EN LOS ESTADOS CONTEMPLADOS.
Jaime Novelo González

Secretario del Consejo Activador del Rol de los Ancianos Mayas, CARAM, Coordinador  de kuxa’ano’on (vivimos); Presidente de la. “Universidad Maya”, A.C; Promotor de la Mesa Redonda I del FICMAYA: (Educación Necesaria e Impostergable para los Mayas, ENIM); Supervisor de la Zona 103 de la Educación Indígena de la SEGEY e integrante del colectivo de homenajeados por 50 años de labores en la Educación Indígena en México.
“Los ancianos en los colectivos mayas se caracterizan por haber escuchado las voces de muchos que como ellos han vivido experiencias naturales y trascendentales. Son las voces vivas de la cultura maya, viviendo y orientando como vivir cada presente, guiadas siempre por su memoria histórica.


El gran rol de los ancianos mayas es, precisamente, ser las voces vivas de esa memoria histórica; voces que hacen posible a todos los mayas vivir su presente de la forma más correcta, para mantener e impulsar las realizaciones humanistas de la Cultura Maya.
Entonces es simple el enfoque: cuando los mayas no estén satisfechos con su presente, porque enfrentan problemas difíciles de resolver, deben activar màs aún el rol de sus ancianos, para encontrar las formas precisas de reorganizar a ese presente -tanto como fuera necesario- hasta recuperar la continuidad de las realizaciones humanistas de la Cultura Maya en general y de todos los mayas del momento que se trate.
Vivimos un presente para los mayas, que es muy complejo e incierto; por lo que reclama una impostergable activación del rol de nuestros ancianos y -para ello- aparece oportunamente el “Consejo Activador del Rol de los Ancianos Mayas, CARAM”. Mesa Redonda I del FICMAYA, Yucatàn,2013.
ENEASILAVO SOBRE UN GOBIERNO NACIONAL AUTÒCTONO DE MÈXICO
Desde el profundo pasado,
con la gran fuerza de la vida,
surge, vivo, un rol sagrado
de naturaleza sentida.

Es energía del corazón,
ya en la fuerza de las manos,
entonando sagrada canción;
con letra: “Rol de los Ancianos”.

Ancestral derecho eterno,
por vía legal y natural;
hará nacer noble Gobierno,
fiel al México original.

MISIÒN
Activar el Rol de los Ancianos en las comunidades de los pueblos autóctonos de México, con base en las costumbres y tradiciones ancestrales de nuestros pueblos originarios; haciendo énfasis en los enfoques y paradigmas, para estructurar armónicamente las energías personales que garantizan una sociedad equilibrada y eficiente; dentro de los fundamentos del Ismo mayor, el HUMANISMO. Con la intención de aportar a la modernidad una dosis de pasado, en brillante expresión de interculturalidad, para su síndrome más crítico: la Educación para el aprovechamiento de la gran inversión en las personas que hoy decursan las edades mayores, de recursos, experiencia y vida; inerversiones que hoy son torpe e ineficientemente convertidas en cargas y desencanto existencial.
Todo lo anterior, para que queden convocados los conocimientos y voluntades de los portadores, procesadores  y transmisores máximos de nuestras Culturas Indígenas, nuestros ancianos; de manera que el próximo y necesario Gobierno Autòctono Nacional de México pueda contar con el fundamento de recursos humanos natural y óptimamente capacitados para las importantes tareas de educación, integración y desarrollo renacentistas, integral y sustentable de todas nuestras Culturas Autóctonas.

VISIÒN
Desde el pódium representativo, multiplicador y poderoso de la Asamblea Nacional de Líderes Indígenas, Toluca 2014.se convocará a revisión y consenso la presente tesis, entre los representantes de los pueblos originarios mexicanos, convocados, con el apoyo del INALI.
Con la definición de los principios de una emergente “Didáctica de Implementación y Operatividad para los Consejos de Ancianos”, DIOCA, se podrá contar -en todas las comunidades de las diferentes etnias de México- con un manual básico para incorporarle – en cada etnia particular los elementos de diversidad que sean procedentes- contando así con una plataforma y guía para el accionar, que garantizará la enriquecedora intercomunicación de experiencias pasadas (históricas y ancestrales), en curso y recién concluidas; que se irán integrando con bandera de eficiencia, en la educadora experiencia de un potente modelo para la sociedad mexicana y demás países del mundo moderno actual. El profundo y humanista sentido de los descritos procesos abrirá puertas, apartará barreras y alcanzará todas las condiciones esenciales para lograr su concreción.

ESTRUCTURACIÒN
El proceso podría seguir un esquema como el siguiente, propuesto para revisión plenaria:
1-Nombramiento de una Directiva Nacional del Consejo Activador del Rol de los Ancianos Mayas, CARAM.
2-Implementaciòn en cada uno de los Estados del país -por vía de la Directiva Nacional, de los Consejos Activadores del Rol de los Ancianos, CARAM- de las Células de Consejos de Ancianos en cada comunidad de las etnias que correspondan.
3-Nombramiento de los Gobiernos Estatales Indígenas, centrados en la figura de los ancianos indígenas, totalmente activados en su rol.
4-Divulgaciòn de las instrucciones de carácter general para la elaboración de los programas estatales, y luego comunitarios, de manifestación activa por parte de los Consejos de Ancianos y las demás organizaciones representativas de los colectivos autóctonos.
5-Creaciòn del formato práctico y expeditivo que permita la consulta, la capacitación, el intercambio de experiencia y las conclusiones por etapas, junto con sus proyecciones específicas.
6-Presentaciòn, como gran muestra de sana interculturalidad, de las propuestas educativas -emanadas de las actividades de nuestros ancianos de las etnias de México- objetivamente aplicables a las sociedades del presente nacional y mundial.

METODOLOGÌA
El Rol de los Ancianos inicia su manifestación en la organización de todos los roles colectivos dentro de las comunidades, mismos que determinarán el nacimiento y fortalecimiento de organizaciones internas, especializadas en cada uno de los roles claves establecidos.
Es importante la difusión y demostración de sentido, que tiene el carácter rector moral amplio del Rol de los Ancianos y sus acciones derivadas.
Con fundamentos constitucionales se realizarán acciones para fortalecer el reconocimiento amplio, prestigio y poder de acción del Rol de los Ancianos. Se recurrirá a acuerdos, convenios, proyectos de legislación y de normatividades, que impacten en los compromisos de las diversas instituciones para el alto nivel de consideración que debe tener dicho rol.
Oportunamente los Consejos de ancianos asumirán un papel muy activo en los procesos educativos, tanto institucionales como interactivo-sociales e intrafamiliares, que conforman la Educación Integral de nuestros pueblos originarios.
En resumen, la visión del próximo Gobierno Nacional Indígena de México, centra sus grandes expectativas de eficiencia y resultados en la garantía de un proceso nacional activador del rol de los ancianos indígenas, que marque una activación de la totalidad de los colectivos en que viven.

PRINCIPIOS
Se trata de un sistema estructurado de principios que llamamos:
 “Didáctica de Implementación y Operatividad para los Consejos de Ancianos”, DIOCA.
1- Principio de la estructuración – con base en los roles del colectivo- de las organizaciones y actividades sociales comunitarias.
2-Principio del prestigio y respeto por los fundamentos filosóficos, que caracterizan a la cultura que corresponda.
3-Principio de la continuidad ancestral e histórica de las tradiciones y costumbres culturales originarias.
4-Principio de la declaración del carácter de patrimonio cultural y comunitario de la lengua madre correspondiente.
5-Principio del respeto y fortalecimiento de los lazos intrafamiliares.
6-Principio del perenne culto a la naturaleza, a partir de una sensibilidad y espiritualidad individual y colectivamente cultivada, que impacta la Educación Integral Indígena.
7-Principio del reconocimiento de la Educación Integral, como fundamento para todo desarrollo sostenido y sustentable de cada una de las Culturas Autóctonas.
8-Principio de la correcta Interculturalidad y bilingüismo, identificado como procesos claramente fortalecedores de cada cultura autóctona protagónica.
9-Principio de la ubicación, conocimiento y difusión de todas las informaciones previas necesarias, para tomar decisiones que generen voz y voto comunitario fundamental en todo cuanto impacte a sus vidas.
10-Principio de la difusión, apropiación y puesta en práctica del poder de decisión, emanado del conocimiento de los deberes y derechos reconocidos  por la Constitución: Empoderamiento.
11- Principio de nada contra la mayoría del colectivo, nada contra la sustentabilidad alimentaria inmediata o perspectiva; nada contra los fundamentos de la cultura madre correspondiente.

PARADIGMAS
Por supuesto que hablamos de fundamentos del ideario integrado de nuestras Culturas Autóctonas, para funcionar como guías de la estrategia y táctica de nuestros pueblos indígenas para el presente intercultural y para la perspectiva cierta de nuevos grandes diálogos y convenios, necesarios para normar –saludablemente- el futuro de esa interculturalidad. Nuestros paradigmas son fundamentales como estandartes para nuestras posiciones, en todo diálogo para acordar y legislar convenientemente. Presentamos algunas propuestas de tales paradigmas.
1-Las demás personas, todas, son parte de uno mismo y todos vivimos intercambiando información y energía.
2- La tierra es nuestra madre protectora, que respetamos, dignificamos y defendemos siempre; como nuestro gran patrimonio ancestral que es.
3-Nuestra lengua es legado de nuestros dioses y es conexión directa con la naturaleza y nuestros orígenes ancestrales. ¡Nuestra lengua es sagrada!
4-Nuestras costumbres rituales marcan nuestras creencias, sentimientos y formas de organizar nuestra Filosofía Auténtica.
5-Nuestra Educación Necesaria e Impostergable la visionamos de forma integral, priorizando el perfil Intrafamiliar que, como bien sabemos, ha sostenido nuestras culturas, ante las deficiencias de los dos perfiles restantes: el Interactivo-Social y el Institucional; este último que todavía no concreta nuestros derechos educativos constitucionales.
6-La formación de nuestras nuevas generaciones la proyectaremos hacía la meta principal de alcanzar el pleno conocimiento y dominio de nuestros deberes y derechos como pueblos autóctonos; de manera que puedan empoderarse para, desde la visión de sus intereses culturales, tomar todas las decisiones y acciones derivadas pertinentes.
7- Todos los procesos institucionales y gubernamentales de aplicación de presupuestos, hacía nuestros pueblos, han de cumplir necesaria e insoslayablemente con la transparencia hacía nosotros; de acuerdo con el esquema que oportunamente instrumentaremos.
8- La educación de nuestros hijos será sustancialmente la que decidamos, previo consenso con el sistema federal de educación y los sistemas estatales que correspondan.
9-Estableceremos nuestro propio sistema de proyectos de leyes, que impactarán nuestras vidas y los argumentaremos y promoveremos nosotros mismos, ante la instancia nacional del Poder Ejecutivo.
10-Nuestra historia y nuestro presente, nuestros censos y estadísticas; serán la base de un eficiente y veraz Sistema de Comunicación de Nuestros Pueblos Autóctonos.
11-Nuestras universidades serán eficientes, competitivas y sustentables, en función de garantizar la formación educativa de elevado nivel profesional, que vamos a requerir en cada futuro y también para organizar la estructuración del legado -en las variadas aportaciones culturales, que nuestros pueblos harán a las sociedades modernas bajo el esquema de la interculturalidad. Por supuesto que nuestras universidades se convertirán en garantías formativas, para que nuestros niños y jóvenes se eduquen a partir de la base primordial de su lengua materna difundida, prestigiada y reconocida de todas las formas posibles y en todos los estratos sociales.

ETAPAS
Proponemos las siguientes etapas de implementación:
1-De la Asamblea Nacional de Líderes de Pueblos Indígenas de México, surgirá un Gobernador y su Gabinete, a nivel nacional, para nuestros pueblos; que tendrá el carácter de Gobierno Provisional Organizador, que realizará sus funciones estructuradoras de un proceso democrático de nombramiento de delegados representativos de todos nuestros pueblos y que portarán el voto de estos para elegir, por seis años, su primer Gobierno Electivo Nacional.
2- Quedará nombrada en la Asamblea Nacional, Toluca 2014, la primera de las organizaciones nacionales de tal Gobierno, que será nuestro Consejo Activador del Rol de los Ancianos del México Autóctono, CARAMA, que actuará bajo la misión de homologarse en cada uno de los Estados de México donde hay representación de comunidades de Pueblos Autóctonos; con la justa y precisa misión de afirmar la presencia de la figura moral ancestral de los Consejos de Ancianos.
3- Procederán, desde el accionar del Gobierno recién nombrado, las tareas de difusión del llamado a la estructuración de nuestra organización locales, estatales, regionales y nacionales; en los diferentes perfiles de los procesos firmes y sustentables de desarrollo integral y sostenido de nuestros pueblos.
4-Ya alcanzado el previo, necesario y suficiente nivel de estructuración de nuestras organizaciones, corresponden los procesos de establecimiento de convenios sobre nuestras coordinadas funciones directivas, dentro del ámbito nacional; con el Gobierno Nacional General de México; en un marco total de dialogo, mutuo reconocimiento, armonía y cooperación.
5- Resulta un paso fundamental el empoderamiento de nuestro derecho constitucional, para tener la Educación Indígena propia y regida desde nuestras garantías de auto diseño e instrumentación; para lo cual se aplicarán los procesos necesarios que finalizaran concretando la Dirección de Educación de nuestros Pueblos Autóctonos, DEPA, que tendrá una instancia nacional y será homologada en cada uno de los estados donde estamos presentes como Dirección Estatal.


INTRODUCCIÒN Y DESARROLLO
La empresa humana más relevante es la existencia plena y realizada. El hombre viviendo transita por estados de creciente apropiación de información y consumo de energías que le dan continuidad y sustento a su vida. Los estados individuales de la existencia quedan delineados claramente en los diferentes roles dentro del colectivo social que le van tocando desempeñar. Es totalmente sabia la estructuración de los roles personales para grupos dentro de los colectivos sociales, que tan claramente se establecen en las sociedades de las Culturas Originarias, en perfecta armonía con los ciclos de la naturaleza, donde las costumbres y ritmos colectivos transitan por cuatro etapas: de 1 a 13 años, de 13 a 26 años, de 26 a 52 años y, finalmente, para mayores de 52 años (siglo maya).
En la primera de esas etapas hay una fuerte inversión de enseñanza y educación, así como para la apropiación cultural, formativa; en la segunda etapa, se invierte en la formación para la productividad y el servicio para el colectivo; en la tercera etapa, las inversiones  sociales son reclamadas para los procesos de formación de familias y la procreación. En la cuarta etapa, tenemos a individualidades que constituyen la viva representación de las mayores inversiones de la sociedad. En la segunda y tercera de las citadas etapas la sociedad recibe retribuciones a sus inversiones en los grupos de personas por edades; pero la mayor de esas retribuciones es natural que deba esperarse de la cuarta etapa, donde las individualidades aparecen como maestros existenciales de sabidurías particulares y de dominio filosófico en general; maestros culturales son estos grupos de la cuarta edad, que como título de altísimo grado se llaman Ancianos y por supuesto que están listos para pasar al más alto grado de Venerables Ancianos, con sus acciones de guías para todo el colectivo; donde sus orientaciones permiten organizar todo el proceso complejo en que individuos y colectivos intercambian sus roles dentro del curso sano y progresista de las sociedades.
La Cuarta Edad, la Edad Fecunda, La Edad del Orgullo Existencial Máximo; constituye la mayor prueba de salud social y del sano decursar de la herencia cultural ancestral, que es el patrimonio más auténtico y valioso de un pueblo. ¡Atención! Debido a formas de interculturalidad incorrectas las culturas autóctonas han afectado el cultivo y disfrute de dicho patrimonio; al incorporar influencias de otras culturas que ni antes, ni hoy, cuentan con tal patrimonio y, peor aún, tienen una educación integral de la que deriva una estructura social, donde los individuos de la cuarta edad explicada son desaprovechados, devaluados, desanimados y convertidos en una carga social; que tiende a transformar a esas edades potencialmente fecundas, -llenas de orgullo, de sentido y de utilidad colectiva- en las edades de la tristeza, la soledad y el sin sentido de vivir a expensas de la bondad; que aun cuando llegara al sustento del cuerpo jamás puede dar realizaciones amplias al espíritu pleno humano, activo y rebosante de utilidad para toda la sociedad; tal y como resulta natural que lo plantean las Culturas Ancestrales. ¡Más atención aún! En hora buena la secuencia de ideas presentadas, porque marcan con claridad la estrategia del renacentismo fortalecedor de las Culturas Madres, de nuestras Culturas Autóctonas: Recuperar totalmente el Rol de los Ancianos dentro de las comunidades, con todo su contenido de valores, paradigmas y acciones inteligentes; y llevar dicho rol a nivel de formas legales de Gobierno particular, constitucionalmente sustentadas, para nuestros pueblos autóctonos. Pero ahora hemos de hacerlo con la clara comprensión de que es necesario y procedente vivir una fecunda interculturalidad, donde ya se entiende que muchos perfiles del buen futuro de la humanidad están gravados –elocuentemente- en el patrimonio ancestral; que de forma equivocada algunos ven como un pasado, siendo en realidad un presente constantemente actualizado o actualizable. Entonces, con tal visión, las Culturas Originarias harán la aportación intercultural de enseñar a la modernidad, como resolver la mayor de sus muestras de crisis y de insuficiencia para cubrir todas las perspectivas humanistas de las personas individuales y los colectivos de la última de las etapas existenciales. Crisis que se presenta en la derrota de los sistemas educativos modernos, que deforman o no garantizan la educación para la edad más fecunda y hermosa la cuarta edad que la modernidad llama la tercera edad. ¿Puede caber dudas que la Constitución de México acertó al decretar el derecho de nuestros Pueblos Autóctonos a su propia educación; no solo para su bien, sino también para el bien de las aportaciones que nuestras Culturas Originarias pueden hacer a las limitaciones de los modelos educativos de las actuales sociedades modernas?
La movilización de todos los roles fundamentales de los colectivos de nuestros Pueblos Autóctonos, a partir de la avanzada del Rol de los Ancianos, permitirá la estructuración de las diferentes organizaciones dentro de nuestras etnias y de las organizaciones que integren a partes o a la totalidad de las etnias del país. Se facilitará la definición de la misión, visión y programas concretos de acción para dichas organizaciones, haciendo posible la integración y complementación que cubra todas las necesidades de activación, planeación y ejecución de las acciones necesarias para el desarrollo de nuestros Pueblos Autóctonos.
Por supuesto que debe proyectarse un documento rector para todo el accionar integrado de nuestras organizaciones autóctonas. Hablamos de La Constitución Política de los Pueblos Autóctonos de México, cuya misión primordial será la muy difícil tarea de convertir en realizaciones los artículos de la Constitución de México, que contemplan los logros constitucionales de nuestros pueblos originarios, acerca de sus derechos como pueblos originarios y derechos humanos en particular. O sea dicha nueva figura legal, actuara como un apoyo de nuestra Constitución Mexicana, para romper las inercias y bloqueos que le dan irrealizaciones a muchos de sus artículos, especialmente los referentes a los derechos de nuestros pueblos originarios. Atención, lo anterior es muestra de como debemos asumir aquellas realidades que nos afectan, actuando de forma constitucional y legal a todo nivel, para asumir -nosotros mismos- las acciones para solucionar lo que nos corresponde solucionar; sin esperar -de forma debilitadora de nuestro empoderamiento- que otras energìas y voluntades ajenas a nosotros nos den esas soluciones.
El Artículo Primero de La Constitución Política de los Pueblos Autóctonos de México, deberá tocar un tema central, contenedor y sustento, de todos los demás temas sobre las garantías para el desarrollo de nuestros pueblos. Se dibuja con claridad y gran contundencia dicho tema central: Nuestra Autentica Educación Autóctona. Entonces, la letra de tal Primer Artículo, expresará todo lo necesario para que se hagan realidades los derechos Educativos Constitucionales nuestros, que con largas luchas hemos logrado convertir en leyes; pero que todavía no hemos logrado convertir en realidades en las aulas escolares, en la normatividad social y en las oportunidades e intenciones de nuestras familias en cada uno de nuestros pueblos originarios.
El Segundo Artículo dejará claramente sentado el listado de patrimonios de nuestros Pueblos Autóctonos, que no debe tardarse más en procesarlos, a nivel de las Naciones Unidas; para acreditarlos como Patrimonios Tangibles e Intangibles de la Humanidad.
Seguirán los derechos territoriales; los derechos a la victoria de los paradigmas Ecoistas, que responden a la perspectiva, al ganar-ganar y a la sustentabilidad; sobre los paradigmas Egoístas, que son siempre inmediatistas, responden a la visión de unos ganan y otros pierden y no les interesa la sustentabilidad más allá de vanas palabras. No somos colonizadores de la naturaleza, somos parte de ella y su futuro es nuestro futuro.
Siguen las letras de nuestra constitución que acreditan las Didácticas de nuestros procesos de interculturalidad, bilingüismo y la extremadamente fina y delicada red de fundamentos y garantías de todos aquellos procesos de inversiones para el desarrollo de nuestros pueblos, que nos llegan como supuestas oportunidades; que no debemos dejar pasar ni un momento, fomentando irresponsables e ignorantes y perjudiciales firmas apresuradas, que solo deberán ser procedentes cuando hayan sido finamente valoradas, en todas sus implicaciones y alcances, desde la visión de los intereses de nuestros pueblos autóctonos.
…..Otros todos.

CONCLUSIONES
La activación de los roles en nuestras comunidades, alrededor del rol central de los Consejos de Ancianos, facilitará la ampliación de la visión educativa para el trabajo integrado en los colectivos de nuestros pueblos autóctonos; permitiendo que resulte natural el muy importante paradigma social-familiar-personal de la Educación Integral visionada en sus tres perfile: la Educación Intrafamiliar, la Interactiva-Social y la Institucional Escolarizada. Ya toca el ejercicio del derecho constitucional educativo para nuestros pueblos de diseñar e instrumentar una educación nuestra, acorde a nuestros intereses como pueblos diversos, todos originarios.
Nuestra educación tiene por misión central informar, instruir y entrenar a las nuevas generaciones para concretar el empoderamiento de nuestros deberes y derechos expresados en nuestras metas y acciones para lograrlas. El empoderamiento debe sustituir la queja infructuosa y debilitadora de nuestra moral, causando divisiones y promoviendo los procesos de vivir tutorados, programados externamente y ajenos al origen, ejercicio y conclusiones de los procesos legales sobre apoyos; que no nos educan, para ser y responsabilizarnos con todas aquellas cuestiones que atañen nuestras vidas. Tal educación nuestra, necesaria e impostergable, constitucional y legalmente a nuestro alcance y ejercicio, nos permitirá el manejo -informado y eficiente- de las telarañas de leyes y normativas institucionales; que nos permitirá empoderarnos con leyes nuestras, integradoras y garantizadoras, para que desde nuestra información y comprensión, desde nuestra visión y criterios, se organicen todos los procesos en los que estamos involucrados como receptores de presupuestos, etiquetados a nuestro nombre.
Nuestro legal y constitucional derecho de contar con un Gobierno Nacional Autóctono de México, se pone en práctica con el fin de garantizar todos los procesos donde se concreten en la práctica -como realidades, abiertas y analizables- los artículos constitucionales que definen la legalidad del ejercicio de nuestros derechos como pueblos autóctonos y como mexicanos.

Buscar