Cursos

Podcast

Canales Youtube

Visitantes

27,949,788

Los pueblos indígenas del Istmo se unen para resistir

Hits:4757

Los pueblos indígenas del Istmo se unen para resistir
Los de abajo
Gloria Muñoz Ramírez
Periódico La Jornada
27 julio 2019.
Son 260 kilómetros en línea recta, 320 con sus curvas. Es la salida y entrada a Europa, a la costa este de Estados Unidos y Asia, la cintura del país, el sueño de mercaderes de ayer y de hoy. Es el Istmo de Tehuantepec y sus hombres y mujeres.

De Coatzacoalcos, Veracruz, a Salina Cruz, Oaxaca, el crimen organizado controla caminos, ciudades y poblados. Más de 30 años de industria petroquímica tienen devastado el territorio y contaminados ríos, mares y suelos. Las empresas eólicas llegaron hace 15 años y con ellas se fue la fauna y se alteró la flora. Vinieron el despojo territorial y cultural, la contaminación de aguas y vientos.

Las mineras canadienses se apostaron hace una década en las zonas sur y sureste de un Istmo adolorido; pero, aunque más de 70 mil hectáreas están concesionadas, no han podido empezar la explotación de yacimientos de cobre, plata y oro, pues la resistencia se los impide.

Los caminos de palma africana, ganadería, cultivos de maíz mejorado y troncos secos se mezclan con las filas de mujeres yhombres recibiendo los nuevos y/o reciclados programas de gobierno. Y a un lado, la milpa, el nopal, el mango, el aguacate, la naranja y el limón se niegan a desaparecer del paisaje. Las guardias comunales vigilan las brechas de los que no ceden y ponen el cuerpo frente a empresas y gobiernos.

Son 11 los pueblos indígenas que no los dejan. Ellas y ellos cierran el paso hoy a uno de los proyectos consentidos del sexenio: el Corredor Interoceánico. Son los zoques, popolucas, chimalapas, zapotecos, ikoots, chocholtecos, mixes y nahuas, más los chinantecos y tsotsiles reubicados, los que siguen sembrado y pescando, danzando, hablando sus lenguas y vigilando sus aguas, selvas y bosques. Son las mujeres de mar y viento las que se yerguen ante la embestida. El consejo de ancianos el que se dispone con palos y machetes a defender lo que es suyo.

El Istmo es nuestro, dicen hoy, como dijeron hace 20, 40 y 60 años, desafiando consultas presidenciales, divisiones y designios.

https://desinformemonos.org.mx

losylasdeabajo@yahoo.com.mx

Buscar