A+ A A-

Mega proyecto de parque solar confronta a Comunidad Maya

  • Categoría: Notas de prensa
  • Publicado el Miércoles, 10 Octubre 2018 16:11
  • Escrito por Guillermo Marín
  • Visto: 23

Creado en Martes, 09 Octubre 2018.
(Por Genaro Bautista)
AIPIN, 7 de octubre de 2018.- Parte de la comunidad de San José Tipceh, niega oposición a mega proyecto. Arropan a Zósimo Hernández. El establecimiento del parque solar de San José Tipceh, Muna en el estado de Yucatán, conocido como Ticul A y Ticul B, que desarrollará la empresa Vegasolar I y Vegasolar II.
El proyecto consiste en la instalación de 1 millón 227 mil paneles en una superficie de 700 hectáreas que serán deforestadas y ha causado división entre los pobladores.
Violencia e incluso rompimiento entre las familias afectando el tejido social de las comunidades, denunció la Tercera Asamblea de Defensores del Territorio Maya Múuch' Xíinbal, efectuada en Ticul el pasado 20 de septiembre.

Sin embargo, éste no parece ser el consenso de los habitantes de San José Tipceh. Representantes de la comunidad involucrada se acercaron a AIPIN para dar su versión de estos hechos.

Según las autoridades del lugar el 23 de abril de 2017, tuvieron una primera Reunión de Acuerdos Previos de la Consulta, previa, libre e informada a la comunidad de San José Tipceh sobre la construcción y operación del Proyecto Solar Ticul A y Ticul B.
El encuentro, convocado por la Secretaría de energía estuvo encabezada por Rodolfo Tut Ho, Comisario Municipal y Gabriel Fuentes Noriega, Comisario Ejidal de San José, Muna.
A la cita fueron además invitadas la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, CDI, el gobierno del estado de Yucatán, el Instituto para el Desarrollo de la Cultura Maya y representantes de la Empresa Vega Solar 1 y Vega Solar 2.
El propósito se anunció fue para que la comunidad tome la decisión sobre el proyecto fotovoltaico.

Lo controvertido del caso, entre los vecinos de San José, fue retomado por Victoria Tauli-Corpus, Relatora Especial sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

La experta indígena incorporó el caso del parque fotovoltaico en Muna en su informe que recién fue presentado ante Naciones Unidas en Ginebra.

Tauli-Corpus, expone la construcción de un parque fotovoltaico en Muna, en el que se pondrán más de un millón de paneles solares, a costa de la deforestación de la zona.
Indica que las autoridades presionan para que la consulta posterior al inicio del proyecto se apresure, y en adición se documenta que particulares ofrecieron dinero a ejidatarios mayas de la comunidad.

El reporte documenta que los planes de desarrollo gubernamentales no respetan la visión de desarrollo de los indígenas. Se recomienda reformar la Constitución en lo tocante a los derechos indígenas.

En una carta a los medios de comunicación indígena, la comunidad maya de San José Tipceh, se queja de que “hemos sido atacados, calumniados en algunos medios de comunicación que no representan la realidad demuestra comunidad”.
Exponen encontrarse en “proceso de consulta para la posible construcción y operación de un Parque Solar, sin embargo, señalan, hay un grupo minoritario que no están de acuerdo con la mayoría, que representamos.

Y esa minoría, afirman, “se ha relacionado con gente de fuera de la comunidad y nos atacan con mentiras y calumnias y sus rumores malintencionados nos han hecho mucho daño.
Olvidándose de que todos somos vecinos de la misma comunidad y que vamos a convivir aquí siempre, independientemente de si se aprueba el proyecto o no”.
Ese grupo, subrayan, “ha asistido a diferentes medios y espacios que les son abiertos, al parecer a propósito para aparentar un supuesto apoyo que más parece que los utilizan para legitimar sus posiciones como académicos y supuestos defensores de derechos humanos o medioambientalistas.

No se dan cuenta que los utilizan y nos dividen aún más, perjudicando la frágil cohesión social”.
Ese grupo y sus “defensores”, profundizan, se hacen pasar como víctimas de una comunidad iracunda, cegada e ignorante y sin embargo, ningún medio se ha preguntado o visitado la comunidad para verificar si es cierto o no, esta supuesta victimización y dan por hecho las versiones.

Y entre esos apoyos a la minoría, señalan a un par de documentalistas, que han elaborado el video “Secos” sobre la vida de San José que utilizan imágenes…
“sin nuestro consentimiento, ellos son de fuera de la región y aunque se les explicó las razones para no participar en el documental, por motivos de la consulta era muy delicado hacerlo, han filmado sin nuestro consentimiento y trataron de intimidarnos diciendo que podían filmar porque ellos son libres de ejercer su derecho. Ahora utilizan nuestras imágenes en contra de nosotros”.

Como parte de su misiva, los lugareños arropan a Zósimo Hernández Ramírez, quien, aseguran, “ha sido atacado en diferentes medios, denostándolo por su trabajo con nosotros la comunidad de SJT, nuestra comunidad manifiesta con las firmas anexas este dicho y ratifica su nombramiento”.
E invitan a visitarlos a quienes deseen hacerlo, “previa solicitud por escrito para corroborar nuestro dicho y verdad”.

Esta opinión, dista del posicionamiento de la Asamblea de Defensores del Territorio Maya Múuch' Xíinbal, quienes en la ciudad de Ticul, denunciaron “las injusticias y el despojo de nuestro territorio por medio de la implementación y desarrollo de megaproyectos impulsados por el capitalismo verde y la economía verde, mejor conocidos como proyectos de energía limpia”.
Y manifiestan que “los mayas que somos, y que caminamos con dignidad, no nos vamos a callar ni mucho menos nos vamos a hincar ante la empresa-gobierno y sus “atractivas” ofertas para engañarnos en las comunidades”.

Estos rostros del “capitalismo verde” llegan a los pueblos mayas como “salvadores de la pobreza” en forma de ecoturismo, parques eólicos, parques solares, recalcan, con la complicidad de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, la Secretaría de Energía, la Comisión Reguladora de Energía, la CDI y la Procuraduría Agraria, entre otras.
Para los inconformes es con engaños y aprovechando ‘las necesidades de nuestros hermanos, con el argumento de “beneficios compartidos” o “beneficios sociales”’.
La confrontación en la localidad involucra a dos experimentados liderazgos indígenas, Zósimo Hernández, designado asesor comunitario de San José Tipceh y a Romel Rubén González Díaz del Consejo Regional Indígena de Xpujil, Campeche.
El 26 de septiembre de 2018, Zósimo se defendió de la campaña de desprestigio en su contra.

Hernández, detalla que a partir del 10 de agosto del año en curso, se intensificó una campaña en su contra “basado en mentiras, denostación y dolo, mismos que ha alcanzado nivel en diversas esferas, académico, político y social”.
El pasado 1 de octubre de 2017, explica, “fui nombrado Asesor Comunitario, mediante asamblea, y que consta en acta. “No trabajo para ninguna empresa, es falsa la información, asevera.
En su misiva, refiere que Romel Rubén González Díaz, “es un abierto opositor al Parque Solar que se pretende instalar en la comunidad”.

Y señaló la impertinencia de Romel, quien el pasado 4 de septiembre se presentó en un evento organizado en la Ciudad de México, por la Comisión para el Diálogo con los Pueblos Indígenas, hablando como si fuera de la comunidad de San José Tibceh.
Y peor aún, como si fuera maya, informando que se va a instalar un Parque Solar, que va a traer serios problemas como la ola de calor. Evidentemente, usurpa funciones y atribuciones que nadie le ha dado, acusa Zósimo.

La campaña contra Zósimo Hernández lo alcanzó en la misma academia.
José del Val Blanco, Director del Programa de Diversidad Intercultural de la UNAM, se deslindó de él, “me canceló dice el líder Náhuatl, un evento para el 14 de agosto pasado en la Casa de las Humanidades.

La Jornada Maya y el Diario de Yucatán, han documentado parte de la polémica.
En la controversia se han involucrado otros actores, entre ellos los creadores del documental “Secos”, quienes dijeron que éste film, refleja el problema que viven habitantes del pueblo de San José Tipceh, a raíz de un proyecto de una megagranja fotovoltaica de un millón de paneles solares.
Advirtieron que el proyecto ha generado tensión que podría desembocar en violencia entre dos bandos de ejidatarios.

“Ya se necesita una mediación”, señaló el antropólogo e investigador del Centro Peninsular en Humanidades y Ciencias Sociales de la UNAM doctor Rodrigo Llanes Salazar, en cuyo artículo que publicó el Diario de Yucatán da amplias explicaciones sobre este caso.
Durante la presentación del “tráiler” del filme, los participantes en la producción de la cinta Mauricio Metri Ojeda y Sergio Cobos afirmaron que la población de San José Tipceh vive un caos, una división entre habitantes porque un grupo apoya el proyecto y otro lo rechaza.
Agregaron que la empresa reparte unos 1,100 USD$ a cada ejidatario para lograr su anuencia, engaña a la gente para convencerla al grado que es difícil sacarla del engaño y que se den cuenta del daño ambiental y social que tendrán si se construye ese parque solar en la superficie arrendada.

De acuerdo a la reseña del Diario, instituciones como la Procuraduría Agraria, la Seduma, la Comisión de Derechos Humanos y defensoras de los derechos indígenas están del lado de los empresarios porque son omisos en sus funciones y con mala intención permiten y aprueban los permisos para la construcción del megaparque solar.

Los documentalistas dijeron que los ejidatarios que rechazan por ahora la construcción del megaparque solar no se oponen al proyecto, solo quieren una reubicación de una parte de la infraestructura porque así como se piensa construir, los paneles solares “casi estarán a las puertas de sus casas”.

Es decir, los paneles solares estarán a unos 100 metros de las viviendas del pueblo.
El cortometraje “Secos”, fue financiado por el Consejo Británico, Newton Fund y Roflims, costó unos 3,800 USD$ y se exhibirá en comunidades mayas, relata la producción.
Los protagonistas son dos ejidatarios llamados Alfonso y Aurelio, uno que está a favor y otro en contra, y el doctor Llanes Salazar.

El filme profundiza la nota del periódico escrita por el reportero Joaquín Chan, se realizó en Yucatán entre 2017 y 2018, con locaciones en Mérida y en las inmediaciones de la comunidad de San José Tipceh.

La granja solar la pretende construir la empresa Vega Solar y sería, según dijo en una entrevista el secretario de Fomento Económico, Ernesto Herrera Novelo, la planta solar más grande de América Latina.

Abarcará una extensión de 750 hectáreas, producirá 500 megawats de energía renovable y se invertirá 727 millones de pesos.
En torno al tema, Vega Solar envía un comunicado en el que precisa que es una empresa reconocida públicamente por su conducta y valores constructivos.
Actualmente, desarrolla los proyectos fotovoltaicos Ticul A y Ticul B en el que está comprometida con su desarrollo a largo plazo mediante una fuente de energía renovable, segura y confiable.

Desde que los proyectos fueron adjudicados en subasta pública del Cenace, la máxima prioridad de Vega Solar ha sido la relación con los integrantes de las comunidades aledañas a los mismos.

En más de dos años, esta relación se ha construido y fortalecido con base en el respeto de sus derechos humanos, transparencia, pertinencia cultural y entendimiento mutuo, lo que ha permitido a la empresa establecerse como buen vecino.

Atendiendo estas premisas, la empresa ha provisto a las comunidades de la información correspondiente a los proyectos y su desarrollo, tanto en mesas de trabajo como en las sesiones dentro del marco de la Consulta Previa, Libre e Informada.

Asimismo, el parque y su tecnología son totalmente respetuosos con la temperatura y condiciones ambientales, tal y como se ha mostrado a la comunidad con evidencias científicas.

Igualmente, cabe señalar, como también se ha informado, que los paneles del parque estarán a más de 330 metros de las zonas habitadas por las comunidades.

Por tanto —añade—, rechazamos cualquier tipo de insinuación relativa a la incitación o realización de comportamientos que se contraponen a los valores de Vega Solar y su interés en constituir una relación sana y duradera con las comunidades.

Consultado sobre la postura de la comunidad Romel González, confirmó las diferencias con Zósimo, quien se encuentra al servicio de la empresa.

Incluso, a decir de Romel, se cuenta con un audio donde Zósimo en conversación con Rodolfo Salazar de la Sener y Melquisedec Juárez González se ponen de acuerdo para aprobar el protocolo con o sin el consentimiento de los pobladores de San José e identifican a opositores al megaproyecto en territorio Maya.AIPIN

¿Te gustó el artículo? Ayúdanos a crear más contenidos, todo apoyo por mínimo que sea es muy valioso

aquioaxaca.com

tolteca guillermo marin

toltecayotl en facebook