A+ A A-

Uso de sustancias sicodélicas tiene éxito contra depresión y adicciones

  • Categoría: Notas de prensa
  • Publicado el Jueves, 12 Julio 2018 15:37
  • Escrito por Guillermo Marín
  • Visto: 30

Foto Se ha descubierto que esos componentes son prácticamente inocuos para el consumo humano en las dosis indicadas, explica especialista del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía Manuel Velasco La mescalina es la sustancia activa del peyote. En la imagen, ejemplares de esa planta cuyo nombre científico es Lophophora williamsii, la cual fue tomada de Creative Commons CCO
En el instituto de Neurología prueban las derivadas del peyote y los hongos alucinógenos
De la Redacción
Periódico La Jornada
Jueves 12 de julio de 2018.
En el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía Manuel Velasco Suárez (INNN) se desarrollan nuevas moléculas para tratamientos de pacientes con depresión, adicciones y estrés postraumático, a partir de sustancias sicodélicas derivadas del peyote y hongos alucinógenos.

Rodrigo Pérez Esparza, investigador y coordinador del Laboratorio de Investigación en Adicciones de ese instituto, es parte del equipo que estudia la sustancia activa de las plantas sagradas del país, llamadas así por el significado ancestral y religioso.

El instituto ha trabajado con la molécula sintética ketamina, que emula algunas propiedades sicodélicas encontradas en la naturaleza y que ha sido aplicada satisfactoriamente en pacientes con depresión.

En entrevista con la Agencia Informativa Conacyt, el siquiatra destacó la importancia del estudio, pues es una nueva vertiente terapéutica complementaria en el tratamiento de enfermedades mentales.

Señaló que la razón del interés en el desarrollo de otras moléculas se debe a que no han dado los resultados esperados los tratamientos a base de medicamentos con poca variación en su mecanismo de acción utilizados por tiempo prolongado.

Se estima que un tercio de la gente con depresión no se beneficia de los medicamentos, terapias y otro tipo de tratamientos farmacológicos actuales.

Los sicodélicos se clasifican en clásicos y sintéticos, los primeros son los presentes en la naturaleza en estado primario, como la mescalina o la silocibina, sustancias activas del peyote y los hongos alucinógenos, respectivamente.

Los alucinógenos clásicos actúan directamente sobre la neurotransmisión de serotonina; los sicodélicos sintéticos o atípicos son creados en el laboratorio y actúan de manera similar que los naturales en el cerebro.

El sistema de neurotransmisión está vinculado con el origen de las adicciones, depresión o estrés postraumático, por lo que acercarse a las propiedades sicodélicas de las plantas sagradas permite crear nuevos tratamientos que alivien los síntomas de esas enfermedades.

Desarrollamos un par de protocolos que incluyen las investigaciones con plantas; sin embargo, en el mundo ya se realizan estudios con estas moléculas sicodélicas, especialmente con la silocibina para tratar la depresión, precisó.

Una sola dosis

Los resultados observados en estudios fuera de México han demostrado que pacientes con depresión se beneficiaron del tratamiento a partir de sicodélicos y permanecen libres de síntomas con una sola dosis.

Es un cambio de paradigma y algo que ninguna otra sustancia molecular nos ha dado; es muy bueno que sustancias sicodélicas, ya sean naturales o sintéticas, actúen rápidamente, y que en una única administración puedan mantener su efecto durante días, semanas o hasta meses, dependiendo de la especie de molécula.

En el caso de la ketamina, los pacientes han expresado alivio en los síntomas de depresión cuatro horas después de la administración del sicodélico. Asimismo, se observan cambios en el bienestar de los individuos durante una o dos semanas en promedio.

De acuerdo con el experto, si esta sustancia se combina con antidepresivos ya existentes, el beneficio puede prolongarse semanas o meses sin desarrollar adicción.

Se ha descubierto que son sustancias prácticamente inocuas para el consumo humano en las dosis indicadas, y algunas de ellas, como la silocibina y la mescalina, parecen no producir los cambios cerebrales vistos en otras adicciones.

Sin embargo, debe evitarse su uso en personas con algún antecedente de sicosis o esquizofrenia.

La investigación realizada en el mundo sobre salud mental está redirigiéndose hacia estos compuestos sicodélicos. El INNN tiene planeados estudios basados en el uso de la silocibina de los hongos alucinógenos.

¿Te gustó el artículo? Ayúdanos a crear más contenidos, todo apoyo por mínimo que sea es muy valioso

Nuevo video en ToltecayotlTV

aquioaxaca.com

toltecapsulas

tolteca guillermo marin

toltecayotl en facebook