A+ A A-

En al menos 36 mil hogares el 10 de mayo no hay nada qué festejar

  • Categoría: Notas de prensa
  • Publicado el Viernes, 11 Mayo 2018 21:06
  • Escrito por Guillermo Marín
  • Visto: 197

Foto Madres de desaparecidos, acompañadas por el obispo Raúl Vera y miembros de Amnistía Internacional, entre otras personalidades, participaron ayer en la séptima Marcha de la Dignidad Nacional. La movilización, que inició en punto de las 10 de la mañana, partió del Monumento a la Madre y concluyó en el Ángel de la IndependenciaFoto Carlos Ramos Mamahua
Cientos de mujeres vuelven a las calles con la exigencia de encontrar a sus hijos
Condenan una guerra no contra el crimen, sino contra la sociedad que dura ya dos sexenios
Emir Olivares Alonso
Periódico La Jornada
Viernes 11 de mayo de 2018., p. 31
Es 10 de mayo y no tienen nada qué festejar. No hay comida familiar ni regalos. En sus mesas hay una o varias sillas vacías. En al menos 36 mil hogares de este país falta al menos un integrante. Son las madres de los desaparecidos que ayer volvieron a las calles de la Ciudad de México para unirse en un mismo grito: ¿Por qué los buscamos? Porque los amamos.

Su incansable lucha por la presentación de sus hijos con vida, por verdad y por justicia se manifestó en la séptima Marcha de la Dignidad Nacional, donde cientos de personas, sobre todo madres, fustigaron a las dos recientes administraciones federales por emprender una guerra no contra el crimen, sino contra la sociedad, que ha dejado saldos desastrosos, con cientos de miles de ejecutados y de desaparecidos.

La movilización inició en punto de las 10 de la mañana en el Monumento a la Madre y concluyó en el Ángel de la Independencia. Desde ahí, en nombre de decenas de colectivos de familiares de personas ausentes, Yolanda Morán, de Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en México, recordó las cifras del horror:

Durante el sexenio de Felipe Calderón, que en diciembre de 2006 declaró la guerra a la delincuencia, los datos oficiales indican que se dieron 121 mil 613 ejecuciones; mientras en lo que va del gobierno de Enrique Peña Nieto (enero de 2013 a diciembre de 2017) el número de estos casos sumaba 118 mil 718, siendo 2017 el año más mortífero en las pasadas dos décadas, con 29 mil 168 homicidios, y las previsiones alertan que podría cerrar en 145 mil. Además, en ambos gobiernos suman al menos 50 mil desapariciones.

Felipe Calderón: Eres responsable de haber declarado una guerra contra la delincuencia organizada que se convirtió en una guerra contra el pueblo. Nosotras decretamos esta sentencia histórica. Carga en tu conciencia con nuestro dolor. Enrique Peña Nieto: eres responsable de no haber corregido el error de tu antecesor, a sabiendas de que era costoso en sangre y sufrimiento. Te corrompiste a niveles no imaginables y te comportaste como un mentiroso frente a todas nosotras.

Señaló que a unos meses de que concluya el actual sexenio, el mandatario se equivocó. Pero dudamos que vaya a reconocer su responsabilidad en este desastre nacional. Qué vergüenza que lo que está moviendo a México es nuestro dolor, nuestra rabia y nuestra impotencia, no sólo por un Estado fallido, sino definitivamente ausente, extraviado y hasta desaparecido.

Los cientos de mujeres marcharon acompañadas de personalidades como el obispo de Saltillo, Coahuila, Raúl Vera López; el representante en México de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Jan Jarab; el ex presidente del Comité de las Naciones Unidas para Desapariciones Forzadas, Santiago Corcuera, y miembros de Amnistía Internacional.

Al tomar la palabra, el obispo Vera López aseveró que en los pasados dos sexenios la criminalidad en forma articulada y el desastre nacional tienen su rostro en la desaparición de personas.

Diana Moreno, del Movimiento por Nuestros Desaparecidos en México, advirtió que la estrategia de los tres niveles de gobierno es desorganizar a las víctimas en lugar de buscar personas o desarticular al crimen organizado. Nos ven como el enemigo a eliminar, no como actores sociales que podemos ayudar en construir mecanismos eficientes de procuración de justicia, búsqueda y verdad.

Jarab lamentó que esta efeméride, que debería ser de festejo para miles de mujeres en México, se haya convertido en un reclamo por justicia.

¿Te gustó el artículo? Ayúdanos a crear más contenidos, todo apoyo por mínimo que sea es muy valioso

aquioaxaca.com

tolteca guillermo marin

toltecayotl en facebook