Cursos

Podcast

Canales Youtube

Visitantes

29,540,431

Preocupante y difícil, inversión en energía y minería en México: embajador de Canadá

Hits:202

Preocupante y difícil, inversión en energía y minería en México: embajador de Canadá
Graeme C. Clark se dice convencido de que la solución está en el diálogo entre empresas y el gobierno
Rosa Elvira Vargas
Periódico La Jornada
Lunes 23 de noviembre de 2020, p. 18
El embajador de Canadá en México, Graeme C. Clark, define en dos palabras la condición actual de los inversionistas de su país en los sectores energético y de minería mexicanos: preocupación y dificultades.
Al mismo tiempo, con una sola frase ubica las posibilidades de solución: diálogo con el gobierno.
No se trata de un diálogo suspendido, pero no hay muchas oportunidades para seguir adelante, y parte de mi trabajo como embajador es decir al gobierno y a las empresas: aquí hay un espacio para esa conversación.

Convencido de que la añeja relación diplomática entre los dos países ha logrado la complementariedad a partir de sus respectivas fortalezas, rompe lanzas por los canadienses con capital invertido en México y durante una entrevista con La Jornada habla también de los trabajadores agrícolas mexicanos que viajan a Canadá.

Preocupante y difícil, inversión en energía y minería en México: embajador de CanadáEn el tema de los energéticos renovables se sabe de la decisión (del gobierno) y del contexto complicado no solamente para los inversionistas canadienses, sino de varios países, y queremos tratar de aclarar esta situación a través del diálogo.

Respecto a la cuestionada actuación de las compañías mineras asentadas en territorio nacional, Clark enfatiza:

Entiendo la preocupación. La minería canadiense opera en zonas aisladas, vulnerables de México y de muchos otros países. Dan empleos en comunidades donde no lo hay, y programas sociales también. Dialogan con la población, pagan sus impuestos...

Argumenta: La minería es un tema complicado, incluso en Canadá en ciertas comunidades, seamos francos. No son bien vistos, pero creo que hay maneras de conciliar, de equilibrar por una parte las preocupaciones de comunidades afectadas y, por otra, tener compañías mineras socialmente responsables que es el caso de la minería canadiense que, puedo asegurar, obedecen la ley, el marco jurídico que tienen aquí en México.

Ubica a la seguridad como una de las preocupaciones principales pa-ra las empresas mineras, pero matiza: tenemos una buena colaboración del gobierno en ese sentido; hemos conversado con gente de muy alto nivel que nos ha ayudado en ciertas situaciones.

En una semana se realizará la edición 2020 de la Alianza México-Canadá. El diplomático considera una excelente notificación tener confirmada la participación de la secretaria de Energía, Rocío Nahle, dado que tenemos ciertas preocupaciones, dificultades en este momento con las inversiones en ese campo.

Se detiene largo al hablar sobre lo ocurrido a raíz de la muerte, en junio pasado, de tres mexicanos del Programa de Trabajadores Agrícolas Temporales (PTAT) a causa de Covid-19 y ante lo cual el gobierno mexicano suspendió por algunas semanas el convenio.

El programa de jornaleros tiene 45 años. En general ha sido exitoso y una forma transparente, ordenada y disciplinada de tener un flujo migratorio para atender nuestras necesidades en Canadá y también dar empleo a mexicanos.

Y expresa enseguida un mea culpa: la pandemia es un terrible espejo en el cual se pueden ver todas las debilidades de nuestras sociedades.

En esas, añade, puede ubicarse la situación de los trabajadores mexicanos, porque ciertos agricultores abusaron o no organizaron adecuadamente el lugar donde viven los jornaleros para mantener la sana distancia.

Sin embargo, los dos gobiernos dieron ejemplo de colaboración y Canadá ?asegura? ha puesto recursos en la mesa para corregir, garantizar ciertos beneficios médicos y sociales para esos trabajadores, pero también para hacer las inspecciones correspondientes y cerrar aquellos donde no se respeta la ley.

Existe, plantea enseguida, una gran voluntad de su país por corregir esta situación, pues francamente, nosotros necesitamos la presencia de esos trabajadores tan disciplinados, laboriosos como son los mexicanos.

Cierra con una expresión de gratitud profunda para ellos porque realmente permiten vivir a la agricultura canadiense, especialmente en el momento que vivimos, y se duele del fallecimiento de esos jornaleros: No puedo imaginar lo que fue para ellos morir lejos de su familia, de su comunidad, de su esposa...

Buscar