Cursos

Podcast

Canales Youtube

Visitantes

38,472,709

DESCOLONIZACIÓN ALIMENTARIA La Batalla Florida de nuestros días. 2/6 Luz y guillermo Marín

Hits:11951

DESCOLONIZACIÓN ALIMENTARIA 
<br>La Batalla Florida de nuestros días.  2/6
<br>Luz y guillermo Marín
La Batalla Florida de nuestros días. 2/6
Luz y guillermo Marín ">
La ?alimentación tolteca?, sin ser vegetariana, se basa en el maíz y sus más de 600 productos, verduras, insectos, semillas, frutas, miel de abejas melipona y carnes en muy contadas ocasiones. Sin pretender abarcar todos los productos refirámonos a los más conocidos. La tecnología desarrollada por el genio creador de nuestros abuelos es verdaderamente asombrosa. El problema es que nadie nos ha enseñado, en estos cinco siglos de invasión y colonización, a apreciar y admirar ?lo propio-nuestro?. Solo nos enseñan a exaltar lo ajeno.

La genialidad de inventar el nixtamal, para hacer comestible el maíz permitió a los abuelos crear cientos de productos derivados del maíz. La nixtamalización es el proceso mediante el cual se realiza la cocción del maíz con agua y cal viva, para obtener el nixtamal que, después de molido da origen a la masa nixtamalizada utilizada para la elaboración de la cocina tolteca. Las tortillas y sus múltiples variantes por su color, su forma, por su método de cocción, por su materia prima o por su uso. Los tamales ocupan un lugar muy especial, por su variedad en ingredientes, tamaños, sabores, colores, olores y preparación, como: los oaxaqueños, los chiapanecos, los veracruzanos, el zacahuitl, las corundas, los mucbilpollo, el güemes, de dulce, de rajas, de elote, de mole, de chaya y los verdes. Las quesadillas, que en lengua náhuatl significa ?dobladitas?, las comían de: de huitlacoche, de flor de calabaza, de hongos, de carne de conejo, guajolote, pescado e insectos. El número de manjares nacidos del maíz es inmenso, como el pinole, el nicuatole, los totopos, tostadas, molotes, memelas y un largo etcétera.

DESCOLONIZACIÓN ALIMENTARIA 
<br>La Batalla Florida de nuestros días.  2/6
<br>Luz y guillermo Marín La Batalla Florida de nuestros días. 2/6
Luz y guillermo Marín ">



Las bebidas fueron otro gran aporte de energía que inventaron los Viejos Abuelos, como el tejate, el atole, tascalate, pozol, pox, teja, tejuino, chilate, bupu, champurrado, balché, popo, tuba. El tepache significa bebida de maíz martajado en su receta ancestral. Sin dejar de mencionar la riquísima variedad de aguas de frutas y desde luego el pulque y los mescales en todas sus variedades, entre otros.


Este tipo de alimentación requiere tiempo muy especial de preparación, en algunos casos con pequeñas ceremonias, que las madres dedicaban al cuidado de la energía con la que nutrían a su familia. Era una alimentación en la que de alguna manera intervenía toda la familia, padres, hijos y abuelos. Estaba más cerca de un ritual que de una tarea doméstica. La comida era siempre un ritual sagrado, tanto en el día a día familiar, como el los grandes acometimientos comunitarios.

La invasión, ocupación y destrucción de los pueblos y culturas del continente Abyanáhuac, no fue un hecho fortuito y menos un ?descubrimiento?. El Vaticano sabía, desde el inicio del siglo XV de la existencia de Anáhuac y el Tawantinsuyu, pero, especialmente tenían conocimiento de la sabiduría que existía de miles de años atrás, gracias a los viajes de jesuitas que entraron en contacto con la civilización de China. Pero, más allá de su ambición por el diezmo que ganaría de las riquezas mal habidas extraídas con la sangre y los recursos naturales de Abyanáhuac, por las coronas de España y Portugal, el Vaticano tuvo la intención de destruir el conocimiento, porque, esta práctica le dio en Europa, diez siglos de poder, en lo que se conoce como ?Edad Media?, tiempo en el que se persiguió y se quemaron vivas a cientos de miles de personas que poseían el conocimiento ancestral de los pueblos originarios, y la sabiduría de Egipto, Mesopotamia y Oriente que había sobrevivido del mundo antiguo llegando a la península europea, a través de la expansión del imperio romano.

Razón por la cual se cometió uno de los más pavorosos y devastadores epistemicidios de la historia de la humanidad. Durante tres siglos, no fueron hechos aislados o producto de mentes enfermas. Fue en cambio, una estrategia sistemática a través de una maquinaria totalmente coordinada de la Iglesia Católica y la corona española para erradicar cualquier conocimiento de los pueblos y las culturas invadidas. La destrucción de códices, la persecución y el asesinato de personas de conocimiento, así como, de los líderes espirituales, resultó una práctica tenaz y sistemática. De manera precisa, se destruyó, piedra sobre piedra todas las construcciones sagradas y científicas de nuestros Viejos Abuelos, y en su lugar, se construyeron templos y conventos. No solo destruyeron una de las religiones más antiguas y con origen autónomo de la humanidad, que al momento de la invasión-ocupación, fácilmente podía tener más de tres mil años de antigüedad. Este crimen de lesa humanidad, nunca antes visto en el planeta, es el cimiento en donde se desplanta el país creado apenas hace 194 años. Sin embargo, lejos de que este epistemicidio terminara en 1824, con la creación de la República Mexicana, y que, se procurara el restablecimiento de la identidad cultural y la memoria histórica ancestral, ha seguido de manera constante y ha llegado a ser, ?la mecánica del Estado neocolonial de ideología criolla?, pero de una manera hipócrita. Creando una ?historia prehispánica? falsa y a modo, para enaltecer la conquista, y que, el pueblo, quede amputado del conocimiento pleno de su grandioso y milenario pasado. En la ?historia oficial hispanista? es en donde los mexicas, ocupan con sus apenas 81 años de poder relativo y con la trasgresión a la Toltecáyotl, el sitio más importante de los más de siete milenios de cultura y desarrollo humano. Hecho que podemos constatar en el Museo Nacional de Antropología e Historia, en donde la Sala Mexica ocupa el lugar central y más importante del recinto. Educayotl AC.

Buscar