A+ A A-

Las cinco emanaciones de Ometéotl: los Tezcatlipocas. Jaramonc

  • Categoría: Biblioteca Tolteca
  • Publicado el Miércoles, 16 Septiembre 2015 14:39
  • Escrito por Guillermo Marín
  • Visto: 580

Publicado el 22/01/2014

Ya artículos anteriores trataron sobre los primeros dos de los cuatro puntos de la teología tolteca. El presente artículo trata del tercer punto. Es decir, de cómo Ometéotl se desdobla en cinco aspectos, poderes o energías creadoras para dar nacimiento a la existencia o universo manifiesto.

La leyenda náhuatl explica que, al principio del tiempo, Ometéotl proyectó de sí mismo un dualidad llamada Omecíhuatl y Ometecuhtli, señora y señor de la dualidad o, mejor dicho según vimos en artículos anteriores, señora y señor de la uni-dual-trinidad. También reciben el nombre de Tonacacíhuatl y Tonacatecuhtli, señora y señor de nuestro sustento. Esta pareja primordial cohabito en la oscuridad y procrearon cuatro hijos llamadosTezcatlipocas, humo del espejo. He aquí el relato de su nacimiento:



“Tenían un dios al que decían Tonacatecuhtli, el cual tuvo por mujer a Tonacacíhuatl, los cuales estuvieron siempre en el cielo trece*, de cuyo principio no se supo jamás. Este dios y diosa engendraron a cuatro hijos. Al mayor llamaron Tlatlauhqui (rojo). Al segundo Yayauhqui (negro). Al tercero Quetzalcóatl. Al cuarto y más pequeño, Huitzilopochtli (colibrí zurdo), porque fue izquierdo, al cual tuvieron los de México por dios principal.” (Teogonía e Historia de los Mexicanos)

* El cielo más alto de la concepción náhuatl.

¿Te gustó el artículo? Ayúdanos a crear más contenidos, todo apoyo por mínimo que sea es muy valioso

ToltecáyotlTV

Nuevo video en ToltecayotlTV

aquioaxaca.com

toltecapsulas

tolteca guillermo marin

toltecayotl en facebook