Cursos

Podcast

Canales Youtube

Visitantes

38,476,197

LA DUALIDAD DIVINA EN LAS MAGTEMÁTICAS DEL ANAHUAC

Hits:12635

LA DUALIDAD DIVINA EN LAS MATEMÁTICAS DEL ANAHUAC

Omar Bucio
Continuando con las ideas respecto al nepohualtzintzin y que se pueden aproximar como instrumento de calculo ancestral, hoy traemos la idea de dualidad, Tloque nahuaque, el junto y el cerca... existen en la aplicación concreta dos movimientos acercar y alejar (es decir un equivalente a la suma y resta occidental), lo anterior ya lo vuelve en si mismo un poderoso aliado en la representación matemática espacial de los numeros, las incognitas y hasta las variables complejas, en este sentido este concepto de dualidad de movimientos se complementa con el concepto de In tlako quien el maestro y amigo Tenamaztli escribe al respecto:

"...para llevar la cuenta, se puede nombrar como In tlahko, a la mitad, es la representación del mundo humano, ya que los nahua para designar al hombre le pusieron el sustantivo Tlakatl, que se ha traducido como hombre, sonido o palabra que tiene la raíz tlak, a la mitad. Es decir que la actividad humana se realiza de forma inmediata en este nivel, a la mitad, entre el cielo o lo de arriba y sobre la faz de tlaltonantzin, estamos a la mitad entre cielo y tierra, luz, oscuridad, energía y materia, y esto es lo que en su momento nos permitirá hacer lo siguiente: a esta barra central se le signará un nombre compuesto, como es característico en esta milenaria lengua, aglutinado, Atle, en lengua nauatl se entiende como: nada, la nada, Yuhkahyotl, se traduce como vacío, y, yuhkahtli como cero."

LA DUALIDAD DIVINA EN LAS MATEMÁTICAS DEL ANAHUAC

Mismo cero considerado no como una ausencia sino como un algo que puede contener el todo pero sin ser nada, desde la lengua podemos definirlo como Amopuhualitzli que básicamente significa la no cuenta o la negación de la cuenta, es decir que este instrumento se vuelve un contenedor de dualidad, todo y nada que son parte de una misma realidad dialéctica que esta en constante movimiento, genera los numeros y las ideas, lo anterior trae a colación la correlación que encuentro entre esta idea que contiene el nepohualtzitnzin y la construcción filológica que hace el Dr Juan Carlos Sánchez-Antonio respecto a la unidad luz-oscuridad

"La obscuridad es anterioridad (aunque con cierta preponderancia pre-ontológica, es aún simultánea) a la luz, no hay luz y principio del mundo sin su pareja suprema, que la antecede, por eso en el principio del ser de la luz, lo que había es la obscuridad, lo caótico, lo profundo (quèla). La luz como fundamento de todo lo que existe llega después a ordenar, despejar (y complementar) la obscuridad y lo húmedo. Así chij, quèla: ?día y noche? (folio 138, columna 4) representa la unidad más abstracta, la dualidad sintetizada en el principio supremo generador del día y la noche: el sol. Cuando ambas palabras van juntas, día y noche, ?cilla y guèela, las encontramos unidas en la explicación zapoteca del concepto eternidad. Es la conjunción del amanecer, de la aurora, de la luz, con la noche profunda, con las tinieblas, con el caos quizás? (Cruz 1946: 65). El quèela es la esencia anterior al ser de las cosas, incluso anterior a su nacimiento o aparecer en el mundo como luz, quèela o guèenda, es la cualidad matriarcal primaria, la esencia oculta que caracteriza (e incluso determina el destino, el tonal o el guenda de cada persona) desde antes que una cosa emerja en la tierra al mostrarse a la luz." (2023, p.171).

Lo anterior lo vuelve entonces en un espacio donde converge la nada como un concepto totalizador y al mismo tiempo descolonizante ya que rompe con la idea preconcebida de que el cero solo es la ausencia de todo por eso las matemáticas ancestrales no pueden compararse con las occidentales ya que su matriz filosófica descansa en una concepción mucho mas compleja y aglutinante.

En este mismo sentido el maestro Tenamazpli plantea que "Los llamados números antes de tener esta asignación fueron nombres de otras etapas evolutivas, Zetl, es hielo, es el universo frio, el momento en el cual la energía adquirió otra cualidad. Omitl, es hueso, la posibilidad de tener una estructura, eztli, es sangre, con ello la vida, nakaui, es encarnar, es la cubierta de nuestra casa, makuili, es la posibilidad de coger con toda la mano. Pero todo ello es posible por el vacío o la nada, ya que si todo estuviera lleno, lógico, ya no habría lugar para nosotros.

La cerebración humana es un continuo salto cuántico, en la lámina adjunta ya podemos ver, la aparición de una fórmula para resolver un problema, cuantos dedos tengo en la mano, o en las manos, con cuánta gente estamos haciendo el trabajo de cazar etc. "

Lo anterior viene a reafirmar la idea de que nahui es la esencia que contiene a los 3 anteriores es decir el cuerpo, alma y liquido vital, por eso hablamos de una ciencia matemática que trasciende los conocimientos a partir de la cosmovisión que se define a si misma y ve el mundo desde esta óptica.
Lo anterior conecta con las ideas expresadas en el libro el Jazz de la Física del doctor Sthepon Alexander quien tras hablar del descubrimiento de la radiación electromagnética de fondo nos explica que:
"Recordemos que para obtener resonancia se aplica una fuerza externa oscilante a un material con una frecuencia de vibración natural. La amplitud de la vibración del material aumenta rápidamente cuando la frecuencia de la oscilación externa coincide con su frecuencia natural. Objetos más complicados como las cuerdas y los instrumentos musicales admiten una amplia gama de frecuencias naturales, lo que permite generar una amplia variedad de frecuencias resonantes con una fuerza externa. Los campos cuánticos son como un material extendido y, al igual que una cuerda, pueden vibrar con numerosas frecuencias resonantes. Dado que todos los campos cuánticos pueden interaccionar unos Cuando miramos el fondo cósmico de microondas, vemos que está lleno de partículas. Pero el estado de más baja energía en el universo es el vacío, y también es la situación más simétrica en la que puede encontrarse. Si nos remontamos en el tiempo hasta antes de que existiera el fondo cósmico de microondas, vemos que el universo era un vacío, y de algún modo surgieron partículas de este vacío. Ya hemos visto que la incertidumbre de tiempo y energía creó partículas del vacío en los primeros estadios del universo. Pero estas fluctuaciones del vacío habrían creado partículas y antipartículas, que se habrían aniquilado mutuamente. Las fluctuaciones del vacío no bastan para que nuestras partículas sigan existiendo durante largo tiempo.

Para que las partículas existentes (presentes en las galaxias y en nuestros propios huesos) llegaran a existir, las fluctuaciones del vacío tenían que crear más materia que antimateria. Y para que ocurriera esto se requería una bariogénesis: un proceso hipotético que generó una asimetría cósmica tal que hemos acabado con más materia que antimateria.

Como ya hemos visto, la inflación cósmica precedió a la época dominada por la radiación, cuando surgió el fondo cósmico de microondas. La inflación es un lapso de tiempo fugaz en el que no existía ninguna partícula del modelo estándar. Si la hipótesis de la inflación es válida, entonces debe tener un papel crucial en la generación de las partículas observadas que constituyen la estructura del universo actual."
Es decir que a partir de esta reinterpretación de lo anteriormente expuesto nuestros abuelos de Anáhuac lograron ver desde otra óptica una interpretación del universo y su origen, de esta manera se acercaron a la comprensión del mundo desde las raíces filosóficas ancestrales y con ello hoy en día la física cuántica a 2500 años de distancia lo esta demostrando.

Buscar