Cursos

Podcast

Canales Youtube

Visitantes

31,234,840

EL GRAN RETO DE LA HUMANIDAD

Hits:994

EL GRAN RETO DE LA HUMANIDAD
El sistema mundo originado en la cultura occidental, que se arropa en una serie de mitos y dogmas para sostenerse como ?la verdad universal?, a través: la democracia del dinero, la libertad, los derechos humanos, la soberanía de los Estados, que ha resultado la más terrible dictadura que jamás ha existido en la historia de la humanidad. Nunca antes la opresión, la injusticia el despojo y la impunidad de unos pocos contra muchos había sucedido de manera global.

El ser humano ha sido despojado de su conciencia de ser, de su alma y de su propia vida. No es exageración decir, que los pueblos de los países dominados por el sistema mundo, viven en las mismas circunstancias o peores, que los animales industrializados para generar riqueza. Los países, ricos y pobres, tratan a sus ciudadanos como pollos, cerdos o vacas de factorías agroindustriales, no como seres humanos con derechos y dignidad.

El ser humano moderno ha perdido su conciencia de Ser Humano, le han inhibido sus instintos de conservación y de preservación de la especie, y lo han despojado de sus costumbres tradicionales, de sus centenarias culturas populares, para vivir a través de la trasmutación de sus valores, principios y actitudes, con paradigmas ajenos a su historia y su cultura. Lo han dejado fantoche y sin raíz. El ser humano moderno es individualista, consumista, pragmático, resignado y abusivo, ha perdido la espiritualidad para ser devorado por un mundo vorazmente material.

EL GRAN RETO DE LA HUMANIDAD



Toda esta desgracia es producida por un puñado de ¿personas?, que poseen el poder económico, político y de comunicación, de gran parte del planeta. Ese famoso ?uno por ciento?, que, en realidad, como apuntan los expertos, caben todos en un autobús y sobran asientos.

Este poder está estructurado en mitos y dogmas, que se sostienen por los sistemas globales supra nacionales de finanzas, comunicación, organismos supra nacionales, iglesias y poderosos ejércitos. Los pueblos están tan enajenados que no saben que es lo que les pasa, viven en la irrealidad. Creen ciegamente, sin cuestionar, en la democracia creada por el dinero, en la política como la forma más avanzada para organizar a los pueblos, en los partidos políticos como instituciones que representan las mejores ideologías para el bien común y de las nación, en las leyes y las instituciones de justicia que están al servicio d ellos dueños del dinero y sus intereses, en la educación para el trabajo donde adoctrinan a las nuevas generaciones y las dejan catatónicas y sumisas, para ser utilizadas en la creación de la riqueza como objetos desechables y remplazables.

Han hecho creer a gran parte de la humanidad, que la creación de la riqueza es el único gran objetivo de la humanidad, y desde luego, de los Estados a partir de la iniciativa privada. El ser humano moderno ha perdido la conciencia de la responsabilidad de vivir una vida en plenitud armónica, en armonía con todos los seres vivos. Lo han hecho creer que el dinero es lo que mueve al mundo y que, solo con él, se pueden hacer las cosas y ser feliz. Lo hacen creer que el dinero ha sido de uso común para todos los humanos desde miles de años, cuando es falso, hace apenas doscientos años, la mayoría de la gente en el planeta, no usaba, ni necesitaba del dinero, porque sus necesidades las solventaban con su trabajo y con la fraternidad. Nos han hecho creer que el dinero es indispensable para ser y tener, porque ellos lo imprimen, lo poseen y lo manejan.

Amale lector, medite usted, sobre el misterio de la vida, y verá, que todo ser vivo en el planeta tiene una razón de existir, desde una hormiga, un venado, un pez, o una flor, un árbol, un bosque. Todos los seres vivos en el planeta tienen una función y una razón de ser. La única especie, la más reciente, no la tiene per se. El gato nace gato y está dotado de lo necesario para ser gato, lo mismo un árbol, o una ballena. El ser humano no nace, él se hace a través de la cultura y la educación. El ser humano se humaniza o también, se deshumaniza.

La grandeza del ser humano es que no está acabado, no está definido existencialmente. Será la conciencia, venida de la educación y la cultura, lo que le permiten al ser humano la autodeterminación, es decir, definir su destino. Encontrar la razón de la vida es un privilegio y un desafío. Encontrar su camino y su destino, es una responsabilidad existencial elemental, negado para los otros seres vivos. En ese desafío radica la grandeza humana y la aventura de vivir.

Cuando se pierde esa conciencia, se pierde el sentido de la vida. Pasa uno entonces a ser un pollo o un cerdo de granja avícola, en done ?otros?, definirán su destino. Al perderse el alma, que es lo más sagrado de un ser humano, pierde su condición y se vuelve un objeto de producción y consumo, una pieza desechable del gran sistema. Mucha gente al pensar o presentir esta verdad, busca escapar por la puerta falsa de las drogas, los vicios o la conversión toxica de ser seres DESALMADOS.

En todo el planeta el ser humano ha creado modelos de vida a lo largo de miles de años. En Egipto, Mesopotamia, India, China, la Zona Andina y el Anáhuac. Estos arquetipos de seres humanos los encarnan Akenatón, Zoroastro, Krisna, Confucio, Lao Tse, Viracocha o Quetzalcóatl, modelos humanos de una vida virtuosa, que, aunque aparentemente diferentes, en esencia, están creados por los mismos valores y principios de vida. La familia, la comunidad, el respeto a la vida, la fraternidad y la solidaridad, conforman parte de estos valores, pero especialmente, la búsqueda de la trascendencia espiritual de la existencia, como el fin más elevado de una vida con sentido.

La cultura de la modernidad, se ha encargado de tratar de destruir estos valores y las civilizaciones que los crearon. Prende hacer creer al ser humano que son parte de un modelo antiguo y primitivo, ya superado. Que el pasado ya paso y que es anacrónico y retardatario.

Sin embargo, los valores y principios de estas civilizaciones ancestrales, hoy representan, la única posibilidad real de superar la crisis civilizatoria del mundo moderno, que se encuentra en los violentos estertores de su final. El humanidad está frente a un gran reto y tiene que definir su destino.

Educayotl AC. ?Educar para el futuro con la sabiduría del pasado?.

Buscar