Cursos

Podcast

Canales Youtube

Visitantes

29,242,435

LA IMPORTANCIA DE LA HISTORIA EN LA EDUCACIÓN

Hits:688

LA IMPORTANCIA DE LA HISTORIA EN LA EDUCACIÓN
La conciencia de Ser, es lo que nos permite actuar como seres humanos. La conciencia de Ser, deviene de un proceso complejo y profundo, que implica que un individuo o un pueblo, posean la capacidad de reconocerse como un ser histórico, -es decir-, como producto de una larga evolución a través de las múltiples experiencias de vida, que se requieren para que una persona o un pueblo, tenga plena certeza de quién es, quienes fueron sus ancestros, cuáles sus logros y cuál es su herencia, para saberse poseedor de esa sabiduría, orgulloso de esa historia, y poseedor de esa riqueza cultural.

Sentir la fuerza y el respaldo de sus antepasados, de su linaje ancestral, le da a los individuos y a los pueblos, el carácter y el orgullo de su linaje. Potenciando su presente y proyectando la alta responsabilidad hacia el futuro, de dejar a las generaciones venideras de sus hijos, nietos y bisnietos, el testimonio de su existencia, a través de sus hechos y sus obras.

La HISTORIA no es solamente el ?pasado?. La historia es también presente, porque somos lo que hemos sido. La HISTORIA es además? el futuro. Porque, lo que hemos sido y somos, determina el futuro.
Una persona que no tiene pasado, carece de presente, y si no tiene conciencia de su pasado y su presente, no tiene posibilidad de poseer un futuro. Esto es justamente, lo que nos ha pasado como pueblo desde 1521, con la invasión europea. Seguimos repitiendo las matanzas, los despojos, las injusticias, una y otra vez, como carrusel sin fin, justamente porque no tenemos conciencia y responsabilidad histórica.
El Estado mexicano neocolonial de ideología criolla, desde 1824, se ha encargado de mantener al pueblo en la ignorancia de sí mismo, y esto lo ha logrado con mayor intensidad, desde 1921, con la creación de la SEP y con el apoyo del magisterio mexicano, el libro de texto y la historia oficial.
1.- Somos hijos de los hijos de una de las seis civilizaciones más antiguas del planeta, y la que alcanzó el desarrollo humano más avanzado y una extraordinaria calidad de vida.
2.- Los mal llamados mexicanos, porque no todos los habitantes en este país somos mexicas. Actualmente existen 68 pueblos y culturas anahuacas, muchas culturas populares de origen mestizo, y pueblos y culturas afromestizos, pero todos, hemos sido despojados de nuestra memoria histórica y nuestra identidad cultural ancestral. Esta lobotomía tiene el objetivo de dejarnos amnésicos, indefensos y vulnerables. Aptos para la colonización.
3.- La estrategia del invasor-colonizador ha sido y siegue siendo, quitarle al pueblo cinco elementos culturales: las lenguas ancestrales para, dejarlo mudo. Su memoria, para dejarlo amnésico e inconsciente. Sus conocimientos, para dejarlo estúpido e incapaz de transformar su mundo. Quitarle sus espacios, no solo los físicos, las mejores tierras, sino también los espacios comunitarios y sagrados para dejarlo ?en el aire, sin raíz?. Finalmente, le despojan de su milenaria espiritualidad para dejarlo idólatra, sin esperanzas.
4.- Cuando a una persona o a un pueblo le suprimen estos elementos culturales, lo destruyen y lo dejan en calidad de conquistado-conquistador, colonizado-colonizador. Cuando un colonizado aspira a ser como su explotador-depredador, el círculo perverso de la colonización se ha cerrado. Ese pueblo está condenado a la pobreza, la injusticia y el subdesarrollo.
5.- El Estado mexicano neocolonial de ideología criolla, ha despojado al pueblo de su memoria histórica y su identidad cultural a través de la SEP, el magisterio y los medios masivos, para que el pueblo crea que la historia ancestral de México es la historia del ?imperio azteca? de apenas 196 años de duración, a la que llaman ?historia prehispánica? en honor al invasor.
6.- Pero la historia de nuestra Civilización Madre, tiene más de diez mil años, desde la invención de la agricultura y el maíz en el Valle de Tlacolula en el año seis mil Ac.
7.- Este largo periodo de tiempo, los expertos lo dividen en tres periodos: Preclásico o formativo, que va de la invención de la agricultura hasta el año 200 aC. Y la cultura que lo representa, es la cultura olmeca. El segundo periodo es conocido como Periodo Clásico o del esplendor y va del año 200 aC al 850 dC. Y la cultura representativa es la cultura teotihuacana. El tercer periodo es conocido como Periodo Postclásico o de la decadencia, que va del año 850 a 1521, la cultura representativa es la mexica.
8.- En el periodo Preclásico es donde se inicia la construcción de lo que se conoce como La Pirámide de Desarrollo Humano tolteca, con sus cuatro primeros niveles, que consisten en cuatro sistemas totalmente interconectados unos con otros: El sistema de alimentación, el sistema de salud, el sistema de educación y el sistema de organización.
9.- El sistema de alimentación inicia con la invención de la agricultura, el maíz, la milpa, la chinampa, y el profundo conocimiento de los vegetales, animales, insectos para adquirir la mayor y mejor energía. Pero también, la síntesis de la creatividad y sabiduría para crear una de las gastronomías más importantes del mundo.
10.- El sistema de salud mantuvo por milenios la energía de los pueblos. La salud, no solo física, a través de hábitos higiénicos, sino la salud emocional y espiritual. Los avances en medicina que la arqueología nos enseña son, por ejemplo, las trepanaciones y la odontología del año 1500 aC. La herbolaria y el temazcal.
11.- El sistema de educación ha sido el primero y más antiguo de la humanidad. Se considera la estructura básica de la civilización. Su filosofía era una educación para la vida, formando en los estudiantes ?un rostro propio y un corazón verdadero?, para crear ciudadanos aptos para apoyar a su calpulli al ser autosuficientes y solidarios.
12.- El sistema de organización se basó en la creación de la democracia representativa más antigua y en funciones de la humanidad. El Sistema de Cargos a través de la Asamblea, los comités y el ?mandar obedeciendo?, creó una sabiduría milenaria en la que las comunidades capacitaban desde jovencitos a los ciudadanos para servir al bien común.
13.- El periodo Clásico fue el esplendor que duró más de diez siglos, en los que llegaron a logros y avances que ninguna otra civilización antigua alcanzó. En este periodo se desarrolló la parte superior de la pirámide de desarrollo humano, con sus tres niveles que son: la maestría de la conciencia del ser histórico, la maestría de la conciencia de la sacralidad de la existencia y finalmente, el más importante, al que llegaron también las otras civilizaciones ancestrales, la maestría de la conciencia del cuerpo energético.
14.- El colapso del periodo Clásico superior se dio, alrededor de la mitad del siglo IX, desde Nicaragua hasta el Sur de Canadá, inexplicablemente y en una acción concertada, los venerables maestros toltecas literalmente desaparecieron sin dejar explicación posible. Dejando en la orfandad a los pueblos del Anáhuac y con la profecía del Regreso de Quetzalcóatl.
15.- El tercer periodo fue el Postclásico, que, ante la usencia de los venerables maestros la inercia de la materia arrastró a los pueblos del Anáhuac, los llevó a crear linajes familiares de gobierno, territorialidad, impulsaron el comercio, empezar a usar el cacao como instrumento de cabio, y todo esto trajo un periodo no conocido en el Anáhuac, de guerras y luchas por el poder.
16.- El pueblo sin rostro fue la última de las tres grandes migraciones del Norte para ocupar los espacios vacíos que dejó la partida de los toltecas. Los mexihtin, después llamados mexicas y al último, aztecas. Llegaron a Chapultepec en el siglo XII y finalmente construyeron su capital llamada Tenochtitlán en 1325 en un islote del lago. Se culturizaron rápidamente con los remanentes de la Toltecáyotl, y después de derrotar al tirano Maxtla de Azcapotzalco, fundaron la Triple Alianza.
17.- Los mexicas a través de su longevo Cihuacóatl, trasgredieron las enseñanzas de Quetzalcóatl, cambiando el sentido espiritual de la Toltecáyotl, por un sentido material del mundo y la vida, a través del culto a Huitzilopochtli. La guerra material se convirtió en una razón de Estado, y se dedicaron a dominar pueblos vecinos imponiéndole fuertes cargas tributarias con lo que su ciudad creció y se embelleció rápidamente.
18.-Después de dos expediciones rechazadas y derrotadas, llegó en 1519, año de la profecía del regreso de Quetzalcóatl, Hernán Cortés, prófugo de la ley de Cuba y en calidad de delincuente. Gracias a la asesoría que Malinche le brindó, se enteró de la crisis que existía en Tenochtitlán por la trasgresión de la enseñanza de Quetzalcóatl y por instrucciones de Malinche se presentó como el embajador de Quetzalcóatl, para iniciar una guerra civil entre los pueblos nahuas del altiplano.
19.- Después de tres meses de asedio y gracias a la capacidad estratégica de Ixtlilxóchitl y sus trescientos mil guerreros texcocanos, Cortés tomó la ciudad y gano la guerra contra Tenochtitlán. El 13 de agosto de 1521, comenzó la invasión al Anáhuac, con ejércitos nahuas comandados por españoles. La lucha de resistencia ha sido permanente en estos cinco siglos. El invasor llegó en galeones y con arcabuces, hoy llega en aviones y con dólares. Las matanzas, los despojos y las injusticias son mucho mayores que en el siglo XVI.
20.- En gran medida, lo que hemos sufrido estos cinco siglos se debe a que el pueblo no tiene conciencia, porque no sabe quién es y de dónde viene. El pueblo está amnésico, totalmente vulnerable e indefenso, con un gran complejo de inferioridad y de incapacidad. Trescientos años hemos pretendido ser españoles, cien años después franceses y los últimos cien, tratando de ser gringos. Y los tres, españoles, franceses y gringos nos han invadido, explotado y despreciado. Nos hemos convertido en conquistados-conquistadores, en colonizados-colonizadores de nosotros mismos. Somos un pueblo colonizado, con un gobierno colonial y una aristocracia extranjera. Un pueblo que desconoce su identidad y la niega.
21.- Necesitamos recuperar nuestra memoria histórica y nuestra identidad cultural ancestral para saber quiénes somos y empoderar de nuevo nuestro destino, sacudiéndonos a los opresores que sustentan su poder en la ignorancia de sí mismo, que tiene el pueblo.
Necesitamos conocer la grandeza y sabiduría de nuestros antepasados, aquellos que construyeron el mayor número de pirámides del mundo antiguo. Los que inventaron el maíz, que es el grano que alimenta a la humanidad, los que inventaron la cuenta perfecta del tiempo, la primera democracia participativa, el primer sistema de educación pública, la primera calculadora llamada Nepohualtzintzin, los que hicieron las primeras trepanaciones y han legado la farmacopea al mundo. Necesitamos educar a nuestros niños en el orgullo y responsabilidad de ser, hijos de los hijos de los Viejos Abuelos toltecas. Y esa labor, solo la puede hacer el magisterio en el salón de clases.
23 agosto 2020.

Buscar