Cursos

Podcast

Canales Youtube

Visitantes

31,498,380

LA TOLTECÁYOTL COMO COMPENDIO CIVILIZATORIO DE SABIDURÍA ANCESTRAL

Hits:875

LA TOLTECÁYOTL COMO COMPENDIO CIVILIZATORIO DE SABIDURÍA ANCESTRAL
Uno de los problemas que enfrentamos para conocer y entender los valores y principios de la civilización del Anáhuac, son los procesos de colonización mental, emocional y cultural, que sufrimos los pueblos colonizados, primero por España y luego por Europa. La visión que tenemos de nuestros antepasados está totalmente parcializada y distorsionada, sustentada en la premisa de que la invasión y colonización fueron actos civilizatorios y humanistas, que trajeron bienestar y progreso a la humanidad.

Es tan grave este choque de civilizaciones, que no se quiere reconocer, que, a los pueblos indígenas y campesinos de la actualidad, rechazan la visión occidentalizada del mundo, porque no concuerdan con su percepción ancestral del mundo, la vida y la felicidad. En efecto, la forma en la que viven muchos pueblos y culturas en México y América Latina, nace de una matriz de conocimiento conformada hace miles de años y que sigue estando viva, en constante lucha de resistencia con la cultura dominante que es de origen occidentalizada, es decir, eurocéntrica, neocolonial, capitalista, individualista, patriarcal y xenófoba.

En este choque de civilizaciones, los invasores-colonizadores y sus descendientes culturales, presuponen que ya no existe la civilización invadida, que todo acabó con la derrota de los aztecas y la caída y destrucción de Tenochtitlan. Los actuales descendientes de esta civilización, para el Estado, no son anahuacas, sino mexicanos, ciudadanos modernos que ya no hablan sus lenguas madre, sino solo español, no tienen tradiciones ni costumbres ancestrales pueblerinas, sino modernas, consumistas y citadinas, que tienen una sola identidad nacional, y, sobre todo, no tienen memoria de su pasado ancestral de miles de años, para el mexicano moderno, su referente ?prehispánico? son solamente los aztecas.

LA TOLTECÁYOTL COMO COMPENDIO CIVILIZATORIO DE SABIDURÍA ANCESTRAL


Pero debemos de pensar que contamos con elementos histórico-culturales, válidos para poder reconstruir los valores y principios de vida de los pueblos de la civilización del Anáhuac. Por ejemplo: fueron la civilización que construyó más pirámides. Este esfuerzo tan grande y tan costoso en tiempo y energía humana, no estaba creado para élites y noblezas, tampoco eran ciudades o centros ceremoniales, menos aún fortalezas. Eran en cambio, centros de estudio e investigación. Nunca utilizaron la moneda, ni la propiedad privada, no inventaron armas, no tuvieron una religión con pretensiones universales, se organizaron en democracias participativas y vivían en comunalidad, pero, sobre todo, tuvieron una educación obligatoria durante siglos. Estos elementos culturales nos permiten entender que eran seres humanos con elevados valores y principios que explican las grandes diferencias con pueblos guerreros y saqueadores como los vikingos, sajones, normandos y teutones, entre otros de Europa, que conforman la esencia real de su praxis de vida y la base de sus culturas contemporáneas.

La civilización del Anáhuac, tiene como principios rectores: que el ser humano es perfectible, que es hijo de la Tierra, la Madre Querida, que tiene la responsabilidad de coadyubar a mantener el equilibrio y el bienestar de la vida en todas sus expresiones. Que la familia, la milpa y la auto sustentabilidad son las bases de la vida material. Que el respeto a los mayores y las autoridades es un bien comunal. Que el servicio a la comunidad y el bien común, es el valor más importante de un individuo. Que la Asamblea, el mandar obedeciendo, el tequio, la guelaguetza, la educación, la veneración a los ancestros, las tradiciones, fiestas, usos y costumbres son vitales para vivir en comunalidad. Pero en especial, el desarrollo de su potencial espiritual.

Buscar