Cursos

Podcast

Canales Youtube

Visitantes

27,476,691

ACTO DE DIGNIDAD HISTÓRICA

Hits:1928

ACTO DE DIGNIDAD HISTÓRICA
Por prima vez se pide una disculpa al Estado español, en los 195 años de vida del Estado mexicano, se actúa con respeto y dignidad ante los crímenes de lesa humanidad que se han cometido en estos cinco siglos de abusos, injusticias y exclusión. Los tres primeros bajo la responsabilidad de la corona española y la iglesia católica, y los dos últimos en los gobiernos del Estado mexicano. Sin embargo, nada extraordinario en un clima civilizado y democrático. El gobierno de Canadá y Australia lo hicieron con sus pueblos ancestrales. E.U. con Japón por las bombas atómicas. El gobierno de Sudáfrica con el pueblo negro. El gobierno de Alemania con los pueblos de Europa por el nazismo.

La reparación histórica, realmente es un tema muy complicado de tratar, no porque sea difícil de precisar los agravios cometidos, sino por la falta de memoria histórica e identidad cultural del pueblo de México, que ha sido sometido a una ?lobotomía? histórica y cultural de su raíz madre. En tanto que, para el gobierno español, resulta difícil, porque no puede tapar los crímenes e injusticias que ha cometido a lo largo de su historia, tanto en la península como en el continente americano. En ambos casos, el problema es el mismo, no se puede pasar por alto o tratar de olvidar, porque el problema sigue vivo, es decir, se siguen repitiendo los hechos. En efecto, el abuso, la injusticia y la explotación, siguen siendo un instrumento en los gobiernos, tanto de España como el de México. Esta es la razón por la cual tiene vigencia y razón de ser, la exigencia del presidente de México.
Pero, analicemos la cuestión punto por punto. Debemos aceptar que el pueblo de México, no tiene un conocimiento crítico y analítico de la historia. Su raquítica memoria, ha sido formada desde la visión de los invasores, que siguen detentando el poder hasta nuestros días, y que, las prácticas de enriquecimiento siguen sustentadas en la explotación y depredación del pueblo y sus recursos naturales. La SEP y sus libros de texto, los medios masivos y las instituciones de educación superior, están diseñadas para crear y mantener mentes colonizadas, hispanistas y ajenas a sí mismos. Las recientes producciones de la UNAM y el IPN, sobre Hernán Cortés y Malinche, son un claro ejemplo.
Debido a la falta de memoria histórica del pueblo, se le ha podido quitar el petróleo y entregarlo a las empresas trasnacionales sin ninguna objeción. Se ha podido mantener al pueblo en un estado catatónico mientras asesinan y desaparecen a más de doscientos mil de sus hijos. Y así, se podría citar un rosario de abusos e injusticias, desde el inicio de la invasión hasta nuestros días. Seguramente, ante esta justa y digna demanda del presidente, muchas personas, que no tienen conciencia histórica, verdadero amor y responsabilidad por el pueblo y la nación, mostrarán su ignorancia y su falta de dignidad, oponiéndose y burlándose, ?ellos no saben que no saben?, son un perfecto producto de la colonización mental y cultural. Por supuesto que, con justificadas razones, los beneficiados históricos de estos crímenes y abusos protestarán contra el presidente, porque no solo atenta contra su ideología y sus intereses, sino porque se les desnuda de sus indebidas riquezas.
En la península ha sucedido históricamente un proceso similar. Debemos de recordar que el reino de España se constituyó hasta 1516. En 1492, con financiamiento y por interés del Vaticano, la reina Isabel de Castilla, logró finalmente expulsar a los musulmanes de Granda, inmediatamente después inició la invasión a América y la conquista de la península Ibérica. En efecto, en la península existían diversos reinos independientes, con su historia, lengua y cultura propia. Los castellanos invadieron y conquistaron a sangre y fuego estos reinos y crearon finalmente en 1516, el reino de España, asesinando a las familias gobernantes de estos reinos que se opusieron, imponiendo a autoridades castellanas, así como la lengua y la cultura de Castilla. Esto puede explicar las luchas independistas y autonómicas de muchas regiones de España, como Cataluña, Vasconia o Galicia, por ejemplo, que no se sienten españoles, y que se sienten agraviados históricamente hasta la actualidad.
Se debe entender, que los delitos de lesa humanidad, cometidos contra los pueblos y culturas ancestrales, por las autoridades españolas y mexicanas no caducan, ni legal ni históricamente. De esta manera, el pedir una disculpa a la corona española y al Vaticano, por los abusos y vejaciones cometidas durante la conquista, es un acto de conciencia y del ejercicio de la soberanía y dignidad nacional. Si España y el Vaticano rechazan hacerlas, es responsabilidad de ellos, el Estado mexicano estará cumpliendo con su responsabilidad histórica como un acto mínimo de justicia y dignidad.
El siguiente punto es que, más allá, de la disculpa que el presidente de México dará a los pueblos anahuacas y al pueblo de México en general, es que, a partir de este hecho histórico, no se siga agraviando a los pueblos y culturas ancestrales. No solo a través de la imposición de modelos económicos, políticos y religiosos, sino que se respeten plenamente los derechos y garantías que tienen estos pueblos sobre su autodeterminación, territorios y recursos naturales, que están en la Constitución y en los Tratados Internacionales que el Estado mexicano ha firmado y se ha obligado, por ley, a cumplir.
La descolonización y la decolonialidad, comienzan con un acto de dignidad histórica, como el que el presidente de México ha hecho y con la restitución al pueblo de su memoria histórica y su identidad cultural ancestral, pero esta larga lucha comienza en la mente, la familia, la comunidad, de cada uno de nosotros, no es una carta o un decreto, es la voluntad consciente de todo un pueblo que pretende vivir de otra forma, donde la ley, la justicia y las oportunidades, sean para todos. Descolonizar es dignificar. Educayotl AC.

Buscar