A+ A A-

LOS FESTEJOS DE ESTOS PRIMEROS 500 AÑOS

  • Categoría: Colonización
  • Publicado el Viernes, 12 Enero 2018 19:14
  • Escrito por Guillermo Marín
  • Visto: 395

En febrero de 2019 se conmemorarán, los quinientos años de la invasión española al territorio que hoy conforma México. Hernán Cortés desembarcó en febrero de 1519 en la Isla de Cozumel, con 11 naves, 110 marineros, 518 expedicionarios; de ellos, 13 eran arcabuceros, 32 ballesteros, 16 jinetes, 200 anahuacas caribeños y africanos, y 32 caballos. Su armamento consistía en: 10 cañones de bronce y 4 falconetes, además de lanzas, espadas y cuchillos. Con un criterio descolonizada, es lógico que con estas armas tan rudimentarias y con tan pocos hombres inexpertos en la guerra, porque no eran hombres formados en un “tercio”, los ejércitos de aquellos tiempos. Estos 518 “expedicionarios” eran aventurero0s, asesinos y ladrones.

La expedición fue organizada por el Gobernador de Cuba, Diego Velázquez de Cuéllar, el cual se llevaría un gran porcentaje de lo robado, porque no era una expedición para “fundar”. En efecto, el permiso que otorgó la corona española mediante el 20% de lo robado, era solo de “rescatar oro” (robar). Velázquez ya había organizado y financiado dos expediciones anteriores: la de Francisco Hernández y la de Juan de Grijalva, en 1517 y 1518 respectivamente, con pésimos resultados, porque fueron vigorosamente combatidos y rechazados en las costas del Golfo de México y regresaron sin oro.

Los descendientes de los conquistadores, colonizadores y encomenderos, que han venido llegando en estos últimos cinco siglos a “descubrir, conquistar, fundar y hacer dinero” al Anáhuac…SI TIENEN MEMORIA HISTÓRICA. Ellos se están preparando y festejarán la llegada de sus ancestros a estas maravillosas tierras, ricas en recursos naturales y plenas en oportunidades.

Las primeras acciones para “celebrar este gran acontecimiento histórico”, que a generado grandes riquezas a muchos extranjeros, hijos de extranjeros y avecindados venidos de Europa y Medio Oriente, comenzará con un tren turístico que llevará por nombre “La Ruta de Hernán Cortés”, y que partirá del Puerto de Veracruz y llegará a la Ciudad de México, pasando por lugares “históricos de la geste heroica de los conquistadores”. La iniciativa ha sido generada por el Consejo Nacional de Empresas Turísticas y se invertirán cien millones de dólares.

De esta manera, ya se preparan los “festejos” de esta gesta histórica que “nos ha dado patria y un lugar en el mundo moderno”, incorporándonos al progreso de la civilización Occidental. La mayoría de nativos han cooperado afanosamente en esta invasión, desde la Malinche, Ixtlilxóchitl, hasta nuestros días, por destacados y reconocidos políticos y caciques. La respuesta a la invasión ha sido multitudinaria, pocos “locales” se han resistido, y por fortuna, se han remontado a inhóspitos lugares. La mayoría de los “autóctonos” han sido “flojitos cooperadores” con el nuevo modelo a través de perder la dignidad, el honor, la memoria histórica y la identidad cultural ancestral, y voluntariamente convertirse en millones de seres humanos amnésicos, en estado zombi de la modernidad.

En efecto, los “descubiertos” se han convertido en mansos-feroces “conquistados-conquistadores y colonizados-colonizadores” de sí mismos y de sus hermanos. Han aprendido a decir “mande usted, patrón, a sus órdenes, para servir a usted”. Se pintan el cabello de amarillo, se blanquean la piel, desaprenden rápidamente sus “dialectos”, olvidan sus anticuadas tradiciones, y los más avanzados, hasta ingles aprenden a hablar. Rápidamente aprendieron a mentir, a robar, a embriagarse, a ser consumidores de todo tipo de chatarra, asiduos televisos, fans del deporte televisivo y de los grupos y artistas comerciales, humildes e incondicionales seguidores del partido institucional y fanáticos religiosos de lo que no comprenden y de lo cual están excluidos.  

“Ellos”, los criollos, los dueños materiales de este “su país” mal llamado México, están preparando sus festejos; y tú…hijo de los hijos de los descubiertos, conquistados, cristianizados, castellanizados, desarrollados, modernizados y globalizados, si tú, qué vas a hacer para recordar la invasión, el genocidio, el epistemicidio, la explotación y la injusticia histórica.

Descolonizar es dignificar. 

¿Te gustó el artículo? Ayúdanos a crear más contenidos, todo apoyo por mínimo que sea es muy valioso

Nuevo video en ToltecayotlTV

aquioaxaca.com

toltecapsulas

tolteca guillermo marin

toltecayotl en facebook