Cursos

Podcast

Canales Youtube

Visitantes

31,822,929

Falleció Federico Silva a los 99 años

Hits:387

Falleció Federico Silva a los 99 años

El escultor, pintor y muralista fue despedido ayer con una ceremonia de cuerpo presente en Bellas Artes
Foto? El artista Federico Silva durante una entrevista con La Jornada en 2010.Foto Cristina Rodríguez
Fabiola Palapa Quijas y Alondra Flores Soto
Periódico La Jornada
Jueves 1º de diciembre de 2022, p. 9
El escultor, pintor y muralista Federico Silva, incansable en la búsqueda de nuevos lenguajes de expresión, falleció a los 99 años. La fuerza de su creación nació del pueblo, la tradición y la esperanza, no del mercado, como enarboló hasta los últimos días de su vida.

El arte es un humanismo y puede perdurar porque contiene el poder del hombre revelado por su obra. El arte expresa su momento histórico y el artista no puede sustraerse de los acontecimientos de la historia, afirmó el año pasado en un mensaje con motivo de la inauguración de la exposición Al alba de 100 años.

El artista fue despedido anoche con una ceremonia de cuerpo presente en el Palacio de Bellas Artes, que coincidió con la inauguración de la exposición retrospectiva Federico Silva, lucha y fraternidad: El triunfo de la rebeldía, en la que se esperaba su asistencia.

Lucina Jiménez, titular del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (Inbal), encabezó la mañana de ayer un recorrido en el que dio a conocer que el artista falleció la madrugada del miércoles, sentado en su sillón favorito. Informó que murió de manera tranquila, estaba sumamente contento y orgulloso porque él decidió el título de la exposición, porque todo cambia y si no cambia se muere. Todo está en constante transformación porque debe haber un cambio desde la rebeldía.

Falleció Federico Silva a los 99 años


La muestra es una celebración a su espíritu y creación, con la que ahora se le rinde un homenaje póstumo. La familia y el instituto acordaron que el tributo permanecería en el recinto del Centro Histórico, haciendo que su vida continúe a través del arte. El maestro Silva vive en su arte y en la concepción de esta mirada que nos regala al público, como era su compromiso.

Sobre el concepto de la retrospectiva, que se comenzó a planear desde hace tres años, Lucina Jiménez dijo que él decidió que se llamara así, porque decía que todo acto creador es de transformación y cobra sentido en lo social, por eso la monumentalidad de su obra.

Comentó que Silva estuvo al pendiente y fue el curador más cuidadoso, siempre tenía trabajada la temática y revisó todo el proyecto, teniendo ya los referentes, vio el render de la exposición. La muestra permanecerá abierta hasta el 19 de marzo de 2023 y luego se exhibirá en Tlaxcala.

El Inbal confirmó ayer muy temprano en Twitter el fallecimiento del artista e investigador. Anunció que en acuerdo con la familia, se haría el homenaje póstumo en el máximo recinto cultural del país, donde se inauguró la gran exposición dedicada a su trabajo, y emitió el pésame a su esposa, María Esther González, y a su hijo, Federico Silva Lombardo.

Por su parte, Alejandra Frausto Guerrero, titular de la Secretaría de Cultural federal, también dedicó un par de mensajes en esa red social. Tu vida es tan intensa como tu muerte, maestro Federico Silva, escribió y agregó que hoy entraría caminando a la exposición con las obras de quien fue reconocido en 1995 con el Premio Nacional de Artes y en 2016 con la Medalla Bellas Artes.

Federico Silva nació en la Ciudad de México el 16 de septiembre de 1923. Aunque estudió medicina, veterinaria, derecho y antropología, se dedicó al arte por ocho décadas. Su aprendizaje fue autodidacta a través de la consulta en libros de las técnicas de encáustica, frescos y temple.

El trabajo de las artes no es una labor tranquila, sino que está interrelacionada con todo lo que sucede en el entorno. Entonces, inevitablemente tiene uno que asomar los ojos a lo que pasa en el mundo, en la política, dijo a este diario en 2010.

El muralista David Alfaro Siqueiros lo invitó a colaborar con él y uno de los primeros trabajos que hizo fue el mural Nueva democracia, ubicado en el palacio de mármol en la avenida Juárez.

Al principio de su trayectoria elaboró murales y pintura de caballete. Más adelante se dedicó a la escultura con madera, aluminio, acero, cemento, fierro y piedra. Experimentó el arte cinético, hizo objetos solares con prismas, lentes de Fresnel, espejos, imanes, rayos láser y cuerpos suspendidos. Recientemente incursionó en la gráfica digital.

Parte de su labor la desempeñó como investigador en la Coordinación de Humanidades de la Universidad Nacional Autónoma de México. En la máxima casa de estudios participó en la realización del Espacio Escultórico, una de las zonas más emblemáticas del campus, donde se funden el paisaje, la arquitectura y la escultura. La idea surgió de Federico Silva en 1979 para plasmar las artes plásticas y el movimiento escultórico geométrico en México en un entorno natural, aquí también están sus esculturas Las serpientes del Pedregal y Ocho conejo.

Al arte público lo impone la sociedad, ese es su verdadero valor, afirmó en entrevista en 2021, cuando ya preparaba la exposición que se inauguró ayer.

Publicó los libros Federico Silva (1977), La escultura y otros menesteres (1985), Viaje del nagual de Tonacacíhuatl (1989) y México por Tacuba: Relatos autobiográficos (2000).

En Amaxac de Guerrero, Tlaxcala, transformó en 1985 la ex fábrica de hilo La Estrella en un taller dedicado a la creación de esculturas.

Buscar