Cursos

Podcast

Canales Youtube

Visitantes

27,404,622

¿ACASO PODRÍA SER?

Hits:7619

Qué una de las civilizaciones más antiguas y con origen autónomo de la humanidad, nuca hubiera construido un sistema filosófico que le permitiera darle sentido y profundidad a los increíbles conocimientos científicos y humanistas, que hasta nuestros días sorprenden, y que si los aceptamos en civilizaciones similares como la China y la Hindú.

Qué sólo llegaran a construir un sistema muy rudimentario de "ideas religiosas", donde los "dioses" del agua, del viento, del fuego, del Sol, de la Tierra, fueran todo cuanto tuvieran para explicar sus concepciones del fenómeno de la vida, la existencia humana y el inconmensurable universo, dejando testimonio de esta sabiduría en las increíbles construcciones, hoy llamadas zonas arqueológicas.

Qué a pesar de haber desarrollado por cuenta propia investigaciones como la creación del maíz, sorprendente obra de la ingeniería genética desarrollada hace ocho mil años, la invención del cero matemático, la milpa y los extensos sistemas de regadío, así como las Chinampas, las extraordinarias obras de arquitectura e ingeniería, las increíbles trepanaciones, el asombroso estudio de la mecánica celeste y la exacta cuenta del tiempo. Nuestros Viejos Abuelos sigan siendo considerados como "primitivos".

Qué a pesar de haber lograron desarrollar un sistema social, justo y auspiciador de un sorprendente desarrollo humano, que por lo menos tiene tres mil años de vigencia y que según los especialistas, produjo un período de paz absoluta de más de mil años en el llamado período clásico (200 a.C. –850 d.C.) y que hasta la fecha se mantiene vivo a través de los sistemas de cargos y las tradiciones y costumbres de miles de pueblos indígenas y campesinos del México contemporáneo. Se sigan considerando a los pueblos originarios como "salvajes".

Qué a pesar de haber elaborado a lo largo de por lo menos tres mil años un asombroso y eficiente sistema educativo, en el que la educación estaba perfectamente programada y desarrollada por maestros especializados, que trabajaban en escuelas de diferentes niveles y enfoques (Telpochcalli, Cuicacalli y Calmécac) que cubrían ampliamente sus necesidades para mantener a través de la educación su desarrollo civilizatorio a través de cientos de años. Se les juzgue ahora como "incultos".

Qué a pesar de desarrollar un sistema alimentario casi perfecto, tanto en la investigación, producción, almacenamiento y preparación de una dieta con una alta eficiencia alimentaria. En donde los cereales, semillas, verduras, frutas, insectos, aves y pescados, constituían su base alimentaria, que hoy en día nos permite tener una de las más importantes "cocinas" del mundo culinario, se puedan tachar a los antiguos mexicanos de ignorantes.

Qué a pesar de contar con una milenaria tradición de investigación y práctica de la medicina a través del conocimiento de las substancias y elementos curativos que tienen los vegetales, minerales y animales, mismos que clasificaron minuciosa y perfectamente y que todavía pudieron ser recogidos mínimamente en textos escritos en el siglo XVI y que hoy sorprenden al mundo de la medicina moderna. Y que a pesar de las persecuciones, desprecio y negación absoluta a que ha sido sometido el conocimiento de los hombres sabios del México antiguo, siga vivo, presente y vigente en la cultura indígena y popular a través de las curanderas y curanderos, parteras y sobadores entre muchos otros.

Qué a pesar de haber tratado de extinguir violentamente la religión milenaria de los antiguos pobladores del Anáhuac, esta logró sobrevivir hasta nuestros días a partir del sincretismo, la astucia, la imaginación y la creatividad, que permitió embozar y ocultar sus creencias más esenciales en los ritos y símbolos de la religión impuesta por medio de la espada y que a pesar de ello se les acuse de idólatras primitivos.

Qué a pesar de haber sido maltratados, vejados y despreciados a lo largo de 506 años, los pueblos originarios mantengan a flor de piel su sensibilidad, creatividad y su característico sentido espiritual y místico por la vida, así como su permanente optimismo por la vida a pesar de todas las injusticias y negaciones que permanentemente les asechan.

Qué un día los mexicanos aceptemos vernos en el "espejo humeante" y pudiéramos reconocer nuestro "rostro propio y nuestro corazón verdadero" y darnos cuenta que somos hijos de nuestra ignorada, despreciada y negada Cultura Madre. Que efectivamente somos mestizos, pero que, nuestro mestizaje cultural está más cerca de lo indígena que de lo europeo. Que orgullosamente nos aceptáramos como indígenas en lo ontológico, en lo filosófico y en lo espiritual.

Qué la sabiduría de nuestros Viejos Abuelos, con la que se construyó a lo largo de miles de años, los valores más sólidos del espíritu humano, que son inalterables en tiempo y espacio, ahora fueran la luz con la que podamos diseñar nuestro futuro, sumándole las más modernas y sofisticadas teorías y tecnologías, para construir una sociedad más justa y democrática.

Qué un día se acabe para siempre el sistema colonial de explotación implementada desde hace quinientos años, que se acabe para siempre en México los vencedores y los vencidos, los blancos y los indios, la gente bonita y los “yopes”, los extremadamente ricos y los extremadamente pobres.

Qué se dejen de importar modelos de desarrollo extranjeros, sean españoles, franceses o gringos y que los mexicanos diseñemos nuestro propio modelo, en base a nuestras más profundas tradiciones y nuestras más modernas concepciones, en base a nuestras verdaderas necesidades y nuestras más nobles aspiraciones.

En fin, ¿acaso podría ser?, que México retomara su luminoso destino.

Buscar