Cursos

Podcast

Canales Youtube

Visitantes

27,388,120

DESTRUIR AL IMSS Y ECHARLE LA CULPA A LOS TRABAJADORES

Hits:5216

Los medios masivos, especialmente la TV y la radio, penetran tanto la psique de los ciudadanos que lo llevan a un estado de “enajenación permanente”. Los dueños del dinero, los “mercaderes”, gobiernan a los pueblos fundamentalmente por los medios masivos y quienes ejecutan sus órdenes son los políticos.

 

Es muy claro que los amos del mundo están reduciendo a los Estados a minúsculos administradores y policías de los pueblos. Los políticos son sólo sus “gerentes de piso” de la gran trasnacional que quieren hacer del planeta. Las privatizaciones son un despojo de los dueños del dinero, que hacen del patrimonio de los pueblos. Debemos de entender que privatizar es entregar lo que le pertenece históricamente a un pueblo a unos particulares, y en especial a sociedades anónimas de extranjeros.

 

Los mercaderes han diseñado un mundo privatizado totalmente. El planeta como una enorme empresa mundial y los seres humanos sólo empleados y consumidores. La veneración del “Borrego de Oro”, el culto a la materia, la tecnología, el consumo y el dinero, sin barrera alguna, sin límites.

 

Los dueños del dinero, que en el siglo XIX decretaron “la muerte de Dios”, inventaron los países, la democracia y las nacionalidades. Ahora han decretado la muerte del ESPÍRITU. Se acabaron los ideales, el humanismo, la ética y la moral, las tradiciones y costumbres, los valores espirituales, la familia, la amistad, la solidaridad, el respeto a la naturaleza. Sólo existe el ansia de poseer dinero para comprar, para tener poder, para poder “ser feliz” .

Es verdaderamente inmoral como los medios masivos están al servicio de los dueños del dinero. El caso del IMSS es un claro ejemplo.

 

Hacen creer al pueblo que los trabajadores son la causa de la quiebra de esta institución, cuando sabemos que han sido las malas políticas, el uso indebido de sus recursos, la reducción premeditada de sus posibilidades: financieras, de crecimiento, de infraestructura física, de mantenimiento, de recursos humanos. Al IMSS fríamente lo han venido acabando por instrucciones de los mercaderes desde que se implementó el neoliberalismo en México. La idea es la privatización de la seguridad social. Se ha venido destruyendo al IMSS desde adentro y desde las más altas esferas del poder. Eso es una verdad que no quieren decir los medios masivos. El objetivo es que el derechohabiente cansado de un pésimo servicio exija al gobierno “tomar una medida drástica... como la privatización” y esto no sólo es en el IMSS, también en el ISSSTE y aún en SSA.

 

Da pena como convencen a la gente de que “no es correcto” que los trabajadores del IMSS posean derechos que ¡DEBERÍAN TENER TODOS LOS TRABAJADORES DEL PAÍS! La mecánica intelectual consiste en hacer creer al pueblo que es “inmoral” lo justo que tienen unos cuantos trabajadores. En vez de analizar LO INMORAL que ha sido que la mayoría de los trabajadores mexicanos, en lo que va del neoliberalismo económico, han perdido todas sus conquistas para darle a su familia una más alta calidad y nivel de vida.

 

Lo que los medios resaltan es lo “mucho” que tienen los trabajadores del IMSS y no analizan, LO POCO QUE TEINEN TODOS LOS TRABAJADORES DEL PAÍS. La colonización mental es que el pueblo, en vez de exigir que todos los trabajadores tuvieran los mismos derechos de los sindicalizados del IMSS, pida que estos trabajadores pierdan sus logros sindicales. Por la enajenación y colonización convierten al pueblo en verdugo de sí mismo.

 

Los medios masivos no hablan de las canonjías insultantes que tienen, no sólo los ex presidentes, sino todos los altos y medianos funcionarios de los tres niveles de gobierno. Nadie habla de las pensiones que se dan a sí mismos los políticos, los bonos, los aguinaldos, las compensaciones, viáticos y “gastos de representación”. Para ellos, todo el dinero, para los trabajadores la miseria. Y si no la aceptan... LA LEY!.

 

Los trabajadores del IMSS no tienen la culpa de su quebranto. Esto ha sido una conspiración de Estado desde el inicio del neoliberalismo. El IMSS ha sido dolosamente dañado desde adentro y atacando sus sólidos cimientos. Los frutos los estamos viendo ahora y cínicamente les están echando la culpa a los trabajadores. No es justo y es una infamia. Los medios masivos no deben de engañar, manipular y enajenar al pueblo de México.

 

Los dueños del dinero están destruyendo con la complicidad de la clase política, no sólo al país, sino están convirtiendo al pueblo de México en sus esclavos a través de mantener en la ignorancia de sí mismos y del mundo en el que viven. Hoy le toca a las familias de los trabajadores del IMSS, mañana seguramente a usted o al que escribe y nadie, absolutamente nadie dirán nada, ni estará de nuestra parte.

 

La privatización es un acto de corrupción y a todas luces inmoral. No se pude y no se debe entregar los bienes de una nación a los dueños del dinero. Resulta traición a la patria destruir una de las instituciones que tanto ha dado al pueblo de México y echarle la culpa a los trabajadores.

 

Buscar