A+ A A-

¿CUÁL ES LA RAZÓN DE LA EXISTENCIA?

 

Desde temprana edad, como todos, sentía una inquietud por conocer la razón de mi existencia. Creo que a todos los niños del mundo tienen conciencia de que son seres extraordinarios y que tienen una misión en la vida. Lo que generalmente sucede es que con el tiempo, esta "percepción de la vida", se embrutece y confunde en la vorágine cotidiana o desaparece totalmente, los adultos somos "niños echados a perder". Este sentimiento es tal vez lo más esencial de lo humano y es el que seguramente ha guiado a la humanidad en la búsqueda de su perfección y desarrollo. Sin embargo, cuando se pierde o embrutece, perdemos la dimensión humana de la vida. Por lo general, esta "percepción" se manifiesta con fuerza en la adolescencia. Octavio Paz lo apunta en su Laberinto de la Soledad.

 

"A todos, en algún momento, se nos ha revelado nuestra existencia como algo particular, intransferible y precioso. Casi siempre esta revelación se sitúa en la adolescencia. El descubrimiento de nosotros mismos se manifiesta como un sabernos solos; entre le mundo y nosotros se abre una impalpable, transparente muralla: la de nuestra conciencia.

 

Es cierto que apenas nacemos nos sentimos solos; pero niños y adultos pueden trascender su soledad y olvidarse de sí mismos a través de juego o trabajo. En cambio, el adolescente, vacilante entre la infancia y la juventud, queda suspenso un instante ante la infinita riqueza del mundo. El adolescente se asombra de ser. Y al pasmo sucede la reflexión: inclinado sobre el río de su conciencia se pregunta si ese rostro que aflora lentamente del fondo, deformado por el agua, es el suyo. La singularidad de ser-pura sensación en el niño se transforma en problema y pregunta, en conciencia interrogante".

 

El problema es que la sociedad en la que vivimos nos enseña muy poco sobre el misterio de la vida y desgraciadamente mucha gente, muere sin haber vivido, sin haber entendido el fin de su existencia. La sociedad de consumo, para estar sana, necesita de personas enfermas, embrutecidas, ajenas a sí mismas. En efecto, en general la cultura Occidental, pero en particular los pueblos colonizados por ella, han perdido la memoria histórica de su Cultura Madre y la memoria histórica de la humanidad.

 

Los mexicanos no sólo vivimos ajenos a la milenaria historia “precuauhtémica”, sino que somos ajenos a la misma historia de la humanidad.

Pocas personas saben que la Tierra es un Ser vivo que tiene aproximadamente 5 mil millones de años de existencia.

 

Que los seres humanos como hoy somos nosotros, apenas tenemos cuarenta mil años de existencia, que representaría proporcionalmente un minuto de vida de la Tierra, sí los 5 mil millones de años fueran un año.

 

Que las civilizaciones más antiguas de la humanidad tienen apenas 10 mil años de existir y que sólo han surgido seis civilizaciones con un origen autónomo y un desarrollo endógeno.

 

En efecto, salvo Egipto y Mesopotamia que iniciaron la agricultura hace diez mil años y posteriormente, China, India, México y la llamada Zona Andina, que iniciaron la agricultura aproximadamente hace ocho mil años, no ha existido otra civilización más antigua y con origen autónomo en el mundo.

 

Es por ello que en Mesopotamia se construyeron las primeras ciudades del planeta milenios antes del nacimiento de Cristo, ciudades con más de un millón de habitantes, donde idearon un sistema de escritura, dividieron el círculo en 360 grados y la hora en 60 minutos y los minutos en 60 segundos y elaboraron los primeros mapas de las estrellas de la bóveda celeste.

 

Se darán las primeras escuelas filosóficas del mundo y aparecerá con Zoroastro la primera gran religión del mundo antiguo, de donde se desprenderán siglos después las religiones judaica, cristiana y musulmana, así como la primera mitología qué será posteriormente la base junto con la egipcia, de las mitologías del continente Euroásiaticoafricano.

 

En Egipto se utilizará por primera vez el sistema de riego con diques, se inventa el calendario de 365 días y 12 meses, se usa la escritura jeroglífica, el papiro, inventan el carro tirado por caballos, desarrollan la cirugía y la herbolaria, inventan el arco compuesto y desarrollan una decantada filosofía y culto a la muerte. La religión del antiguo Egipto será posteriormente la base de muchas religiones del continente Euroásiaticoafricano.

 

En China inventan el papel, la pólvora, la imprenta y los tipos móviles, la brújula, el estribo, la carretilla textil, la fundición del hierro, el timón de popa y paletas de propulsión, el cultivo del gusano de seda, la porcelana y un sinnúmero de productos y objetos, prácticos y suntuarios para la comodidad de la vida cotidiana.

 

En la India descubrieron que la tierra era redonda, que giraba sobre su propio eje, que además giraba en torno al Sol, inventaron la numeración que más tarde pasa a Arabia y que producirá la numeración que actualmente usamos en el mundo y el calendario de 365 días. Que en lo que hoy conforma el territorio nacional, hace ocho mil años se inició uno de los desarrollos humanos más antiguos de la humanidad.

 

Que nuestros antepasados a quienes llamamos Los Viejos Abuelos, inventaron el maíz, el cero matemático y la cuenta exacta del tiempo.

 

Que para 1519 en el periodo más decadente de la historia del México antiguo, la ciudad de Tenochtitlán tenía más de un millón de habitantes, contaba con la retícula de una ciudad moderna de nuestros días, tenía agua potable, drenaje, escuelas, museos, bibliotecas, mercados, unidades deportivas, almacenes generales, calzadas, calles y canales.

 

Mientras la ciudad más grande de Europa en esos momentos era París y contaba con tan sólo 62000 habitantes, siendo un lugar insalubre, limitado y primitivo.

 

En síntesis, desconocemos no sólo la historia antigua de la humanidad, sino los valores más universales que orientaron su desarrollo, valores indiscutiblemente de carácter espiritual que los pueblos bárbaros del Norte de Europa, posteriormente transgredieron por el culto a la materia, al comercio y al la guerra. Todos aprendimos, de nuestra educación colonizada, con el troquel nacional "marca SEP" que: el inicio más remoto de la humanidad se dio con la cultura grecolatina y que con los españoles llegó en 1519 a México, la cultura, la religión y la civilización".

 

Una persona, como un pueblo, que no conoce la historia de su civilización y menos la historia del desarrollo humano en el planeta. No sabe quién es él, de dónde viene y a dónde va. Queda enajenado (fuera de sí mismo), sin raíces y sin conciencia. Estas personas y estos pueblos, cómo no saben quiénes son y que quieren en la vida; entonces quieren todo y de todo y sin medida.

 

Como han perdido la memoria y la conciencia de lo humano, son dóciles víctimas de una sociedad de consumo que los usa y los desecha.

 

En lo más profundo de su alma, intuyen levemente que han venido a "ser alguien" y que tienen la apremiante necesidad de trascender su existencia. Sin embargo, su embrutecida conciencia es víctima de la publicidad y transgreden la naturaleza misma de su necesidad de trascender a través de la compra, posesión y disfrute de bienes materiales.

 

La sociedad de consumo primero embrutece a los individuos y después los engaña a través de cambiarles su auténtica y original necesidad de trascender espiritualmente su vida, por la de poseer bienes materiales.

 

La publicidad no vende productos o servicios, lo que verdaderamente vende la publicidad, es la necesidad embrutecida de trascender la vida a través de relacionar los Valores Humanos, con los bienes y lograr la trascendencia existencial a través del consumo.

 

El poder interior, la claridad, la nobleza, la amistad, el amor, el valor, la templanza, la inteligencia, la armonía, el equilibrio, la pureza. Valores indispensables para trascender espiritualmente la existencia, son "adquiridos" a través de productos por los embrutecidos y enajenados ciudadanos, por medio del mercado, de ahí que el "poder adquisitivo" definirá la capacidad para trascender y el éxito en la vida. Sin embargo, los ricos también lloran y el consumo y la opulencia material, generalmente dejan un mayor vacío existencial.

 

No en vano los países más ricos materialmente como Estados Unidos o Suecia, tienen el índice más alto de suicidios, directamente o a través de las drogas. Todos los pueblos, como todos los individuos, cuando llegan a un estadio de madurez existencial se preguntan, ¡Quién soy yo, de dónde vengo y a dónde voy?

 

Cuál es la razón de mi existencia y cómo puedo liberar a mi conciencia espiritual del limitado perímetro material de mi existencia material. Todos los pueblos antiguos y sabios del mundo se lo plantearon y finalmente fue la razón misma de su existencia. Testimonios monumentales en la materia nos dejan formidables huellas de su aventura espiritual a través del arte, la arquitectura y la ciencia.

 

Pero entre todos ellos, probablemente los que más enfatizaron su búsqueda fueron los egipcios y nuestros Viejos Abuelos. "A dónde iré?; A dónde iré? El camino del Dios de la Dualidad. ¡Por ventura es tu casa en el lugar de los descarnados? ¿Acaso en el interior del cielo?, ¡O solamente aquí en la Tierra es el lugar de los descarnados?... ¿Acaso de verdad se vive en la Tierra? No para siempre aquí.

 

Aunque sea jade se quiebra, Aunque sea oro se rompe, Aunque sea plumaje de quetzal se desagarra, no para siempre en la tierra: sólo un poco aquí. ... (Ms. Cantares Mexicanos)

 

Amable lector....

 

¿Se ha preguntado cuál es la razón de su vida y como puede trascenderla en el plano espiritual?... y sí esto es importante?

 

 

¿Te gustó el artículo? Ayúdanos a crear más contenidos, todo apoyo por mínimo que sea es muy valioso

Nuevo video en ToltecayotlTV

aquioaxaca.com

toltecapsulas

tolteca guillermo marin

toltecayotl en facebook