A+ A A-

EL HOMBRE Y LA MUJER par de opuestos complementarios

En los aproximadamente diez mil años que tiene el ser humano de vivir en civilizaciones, son unas cuantas cosas las que han sido su conocimiento base y esencia de la sabiduría humana para el bien vivir.

 

El problema es que al paso del tiempo, por una parte, esas importantísimas cosas se nos han extraviado por ahí y por otra parte, muchos - tontos ilustrados- queriendo emular a los grandes maestros y las grandes enseñanzas, se han puesto a descubrir millones y millones de hilos negros que, en una madeja han revuelto todo y aun cubierto y perdido lo esencial.

 

Por eso es que el ser humano ¿moderno?, no sabe distinguir lo grandioso delo grandote y valga la pena aclarar que, los europeos al hacer !universal! "el/su" conocimiento en los últimos 200 años, han perdido a la humanidad y la han alejado de esas cuatro o cinco verdades que nos liberan de la

bestialidad y le permiten tener u sentido luminoso a nuestra existencia.

 

Pues bien, una de esas verdades es el principio del -par deopuestos complementarios- que están representados en todas las

civilizaciones como un principio básico.

 

Con nuestros Viejos Abuelos el punto luminoso de esta verdad se encuentra representado en -Ometeotl, el señor de la dualidad divina- pero indiscutiblemente está presente implícitamente o explícitamente en toda la filosofía o como la llamaban nuestros Viejos Abuelos -Toltecáyotl-. Ellos decían que el Todo Poderoso, aquél por quien se vive, el Señor del cerca y del junto, se podía representar o mejor dicho, una de sus tres advocaciones básicas era Ometeotl. En lengua náhuatl significa literalmente -Ome dos, Teotl divinidad-, de donde se entiende como, la dualidad divina.

 

Esto es, que todo en el universo está compuesto de un par de opuestos

complementarios. Es decir, que son dos individualidades que se complementan y que forman, CUANDO LOGRAN EL EQUILIBRIO- un tercero, superior a las dos individualidades que lo produjeron.

 

Este par de individualidades, diferente y opuestas...!se necesitan y se

complementan!, para qué?, ....para llegar a la totalidad!.

 

De modo que como el universo está en movimiento y el movimiento es la vida, y este par de opuestos...!además de buscarse para encontrarse en el caos original, deben -luchar- para equilibrarse en sus cargas energéticas opuestas y complementarias, en sus sentimientos, en sus colores, en sus sexos, en sus texturas, en sus direcciones, en sus vidas y un largo etcétera.

 

En esta -lucha- la búsqueda del equilibrio es el desafío. Sí cualquiera arrasa o destruye al opuesto, será su propia destrucción. Son opuestos, pero no enemigos, son diferentes pero complementarios. Su plenitud sólo se logra en el equilibrio.

 

Ninguno de los dos, por caminos separados, puede llegar a la trascendencia de su existencia, aún por ir más lejos y más alto quellegue individualmente. Su verdadero potencial existencial radica

precisamente en sus diferencias y en el equilibrio buscado.

 

Tal vez el amor de un hombre y una mujer puede ser el mejor ejemplo de este principio filosófico. Cada uno por separado se neutraliza, en una relación dialéctica, cualquiera que aniquile al otro...se aniquilará a él mismo.

 

Su verdadero potencial radica en su antagonismo equilibrador, que permite la creación de una tercera entidad, mucho más poderosa que las dos individualidades que le crearon. El y ella por separado o la pareja juntos.

 

Los hijos en este caso son el mejor ejemplo como fruto en una pareja. Nuestros Viejos Abuelos identificaban en el mundo del -Tonal- (el mundo conocido o material inmediato) casi a todo en un par de opuestos complementarios: el calor y el frío, el día y la noche, la vida y la muerte, etc.

 

Pero acaso la alegoría filosófica más decantada y maravillosa es el concepto de AGUA QUEMADA, que para los Viejos Abuelos significaba la construcción del conocimiento superior o sutil. El -Agua Quemada- se producía de un par de opuestos complementarios...agua y fuego. Sin embargo, sí se equilibran estos dos elementos en una -lucha- creadora, surge del equilibrio, o sea, el !vapor! Un elemento que es superior a los dos que lo formaron, pues el vapor, simbólicamente logra la proeza ontológica de la sabiduría humana...logra elevarse y trascender el plano humano.

 

No es gratuito que otra gran figura filosófica del México Antiguo, sea precisamente Tezcatlipoca que literalmente en lengua náhuatl significa, el Espejo Humeante. Es pues entonces, el principio del par de opuestos complementarios uno de los que rigen la existencia y trascendencia en el plano de lo humano.

 

Sin embargo hoy en nuestros días este principio humano esta embrutecido y manoseado. La ciencia y la tecnología han perdido su esencia, es decir, han perdido a la sabiduría; y una ciencia sin sabiduría nos está conduciendo a la muerte y a la destrucción del planeta.

 

El hombre y la mujer ahora no caminan por senderos opuestos y

complementarios. Ahora caminan por el mismo sendero y están en competencia.

 

El sendero supuestamente los conduce al éxito, la riqueza, el poder y el reconocimiento social. Las mujeres ahora no quieren ser -tradicionales- y quieren ser igual o superior a los hombres. El Mercado, la política y las lesbianas desvían el camino y embrutecen la existencia de la mujer para sus obscuros, mezquinos y perversos intereses. El hombre y la mujer son explotados y manipulados perdiendo su esencia más primigenia y natural.

 

Ya no son una pareja para amarse, para reproducirse, para producir, para educar, para crear, para servir a su comunidad. Ahora son opuestos antagónicos, competitivos e irreconciliables que buscan la aniquilación o sometimiento del otr@.

 

Recuperar esas cuatro o cinco verdades universales de la sabiduría de nuestros Viejos Abuelos, tal vez nos ayudaría a crear una sociedad más justa y humana.
¿Te gustó el artículo? Ayúdanos a crear más contenidos, todo apoyo por mínimo que sea es muy valioso

Nuevo video en ToltecayotlTV

aquioaxaca.com

toltecapsulas

tolteca guillermo marin

toltecayotl en facebook