Cursos

Podcast

Canales Youtube

Visitantes

38,476,313

Los Navegantes de las Aguas del Caribe

Hits:11596

Los Navegantes de las Aguas del Caribe

Un grupo de veinticinco remeros se dirigía a una isla del Golfo de Honduras, en el segundo año del siglo XVI. Un toldo de petates en el centro de la canoa cubría a las mujeres, a los niños y a los principales productos que serían trocados, como mantas de algodón pintadas y bordadas, huipiles y taparrabos, espadas de madera con navajas de pedernal, hachitas de cobre y los granos de cacao que servían como moneda.

Como alimento para sustentarse a la larga travesía, los viajeros llevaban tortillas de maíz, raíces comestibles y posol. De pronto, avistaron un enorme e imponente navío, ocupado por unos extraños hombres, que causó su espanto y confusión; era el barco de Cristóbal Colón. Sin defenderse, se dejaron conducir hasta la nave de Colón, quien tomó algo de sus mercancías y a cambio les dio algunos objetos españoles; el almirante retuvo a un viejo para que les indicara dónde encontrar oro. Llorando por el abuelo prisionero, Kin Ek Pech huyó a toda velocidad para salvar a su tripulación.

Los Navegantes de las Aguas del Caribe


Los Navegantes de las Aguas del Caribe

A partir de ese momento, el gran comercio marítimo que los mayas realizaron durante el periodo Posclásico desde el Golfo de México hasta el Golfo de Honduras, rodeando la península de Yucatán, empezó a decaer, hasta que toda la región fue sometida por los conquistadores españoles.
Durante el Posclásico los mayas habían organizado una gran red comercial que se extendía hasta el centro de México, al norte, y hasta el centro de México, al norte, y hasta el Golfo de Honduras y Panamá, al sur.
Entre los productos de comercio se hallaban el algodón, el cacao, la sal, las plumas vistosas, la miel, objetos de barro y el jade, piedra sagrada que simbolizó el agua, vida, lo precioso. Asimismo, se comerciaba con obsidiana, piedra de origen volcánico muy usada para elaborar instrumentos y objetos rituales, como los cuchillos de sacrificio, y de adorno.
A su vez, el área maya llegaba, como uno de los principales productos comerciales, el metal, fundamentalmente oro y tumbaga (aleación de oro y plata), desde Costa Rica y Panamá. Objetos procedentes de esas regiones se han hallado en el famoso cenote sagrado de Chichén Itzá y en la isla de Cozumel, y originarios del área maya fueron, entre otros productos, los espejos de pirita con inscripciones y la cerámica plomiza, es decir con mezcla de metal.
La ruta marítima que rodeaba la península de Yucatán tocaba las desembocaduras de los ríos o sitios terrestres desde donde se distribuían las mercancías. En la costa oriental se comerciaba en numerosos puertos, como Xcaret, Chakalal, Akumal y Xelhá; en la costa norte floreció el gran sitio de Xcambó y en la parte occidental de la península destacaron puertos como Campeche, Champotón, Tixchel y el famoso Xicalango, uno de los principales centros internacionales de comercio. Todo ello significaba que el antiguo esplendor del periodo Clásico en las ciencias y en las artes fue sustituido por el auge comercial, por intereses más mundanos, pero igualmente realizados con excelencia, bajo la tutela de los dioses.
___________________
Nota de Educayotl AC:
La historia colonizada e hispanista del México criollo ha tratado, por todos los medios, de disminuir los alcances de la civilización del Anahuac. Debemos de empezar a descolonizar la historia. Primeramente, debemos de decir que somos una sola civilización desde Canadá hasta la Tierra del Fuego, incluidas las islas del Caribe. Que tenían total comunicación y compartían la misma matriz-raíz de conocimiento en los miles de años antes de la invasión europea. En segundo lugar, con un sentido descolonizador, es lógico que los pueblos anahuacas que vivieron por milenios compartiendo las mismas aguas del mar Caribe, fueron marineros. Si se observa el mar Caribe es un pequeño universo cultural, marítimo y de intercambio entre nuestros pueblos. El mar Caribe fue "nuestro mar anahuaca". Colón en su diario apunto que, en dos ocasiones en alta mar, encontraron grandes cayucos con ochenta remeros navegado. Así que el puente marítimo era desde Yucatán hasta Colombia por las costas continentales y marítimamente era: Yucatán, Cuba, Santo Domingo y todas las islas del caribe que forman un puente hasta llegar al Tawantinsuyu. Las notorias influencias y paralelismos iconográficos entre los pueblos y culturas del Caribe es más que evidente. Educayotl AC. Educar para el futuro con la sabiduría del pasado.

Buscar