Cursos

Podcast

Canales Youtube

Visitantes

38,475,663

LA DIMENSIÓN HISTÓRICA DE LOS TOLTECAS ½

Hits:15605

LA DIMENSIÓN HISTÓRICA DE LOS TOLTECAS ½
Mucho se ha escrito de los ?toltecas? y en verdad poco se sabe de ellos. Se ha dicho ?equivocadamente- que fue un ?pueblo o cultura? y generalmente se confunden con las historias del periodo Postclásico decadente del Anáhuac (850-1521 d.C.).

Los toltecas son un linaje de conocimiento de la sabiduría ancestral del Cem Anáhuac, que sigue vivo y vigente hasta nuestros días. Es decir, tolteca es un ?grado de conocimiento? de la Toltecáyotl. Todas las civilizaciones antiguas con origen autónomo tuvieron una ?estructura de conocimiento? que les permitió desarrollar el ?andamiaje cultural? con el cual transformar el mundo y darle significado, tanto en lo material como en lo inmaterial. La Toltecáyotl es la suma sistematizada de los conocimientos de la civilización anahuaca por lograr ?el equilibrio?, tanto en el plano material exterior, como en el plano inmaterial interior.

Toltecáyotl será entonces el ?arte de vivir en equilibrio? y por eso ?tolteca? es, -simbólicamente-, ?el artista? entre los artistas. El que hace brotar los rostros propios y los corazones verdaderos, el que ilumina como una tea que no humea, ?el maestro? entre maestros.

De modo que existían en el Cem Anáhuac y siguen existiendo en lo que hoy llamamos México, un puñado de toltecas provenientes de todos los pueblos y culturas. Estos hombres y mujeres de conocimiento en el pasado, estudiaban y practicaban los conocimientos de la Toltecáyotl, en el periodo Clásico en los Tollanes, en lo que hoy conócenos como ?zonas arqueológicas? y que nunca fueron palacios, fortalezas, ciudades o ?centros ceremoniales?. Si no, centros de investigación y estudio de las posibilidades humanas en torno a parámetros energéticos que hoy la ciencia occidental empieza a percibir. El centro irradiador de la Toltecáyotl fue Teotihuacán lugar en donde ?los seres humanos alcanzaban la divinidad a partir de lograr la plenitud armónica?.

LA DIMENSIÓN HISTÓRICA DE LOS TOLTECAS ½



Mucho se ha escrito de los ?toltecas? y en verdad poco se sabe de ellos. Se ha dicho ?equivocadamente- que fue un ?pueblo o cultura? y generalmente se confunden con las historias del periodo Postclásico decadente del Anáhuac (850-1521 d.C.).

Los toltecas son un linaje de conocimiento de la sabiduría ancestral del Cem Anáhuac, que sigue vivo y vigente hasta nuestros días. Es decir, tolteca es un ?grado de conocimiento? de la Toltecáyotl. Todas las civilizaciones antiguas con origen autónomo tuvieron una ?estructura de conocimiento? que les permitió desarrollar el ?andamiaje cultural? con el cual transformar el mundo y darle significado, tanto en lo material como en lo inmaterial. La Toltecáyotl es la suma sistematizada de los conocimientos de la civilización anahuaca por lograr ?el equilibrio?, tanto en el plano material exterior, como en el plano inmaterial interior.

Toltecáyotl será entonces el ?arte de vivir en equilibrio? y por eso ?tolteca? es, -simbólicamente-, ?el artista? entre los artistas. El que hace brotar los rostros propios y los corazones verdaderos, el que ilumina como una tea que no humea, ?el maestro? entre maestros.

De modo que existían en el Cem Anáhuac y siguen existiendo en lo que hoy llamamos México, un puñado de toltecas provenientes de todos los pueblos y culturas. Estos hombres y mujeres de conocimiento en el pasado, estudiaban y practicaban los conocimientos de la Toltecáyotl, en el periodo Clásico en los Tollanes, en lo que hoy conócenos como ?zonas arqueológicas? y que nunca fueron palacios, fortalezas, ciudades o ?centros ceremoniales?. Si no, centros de investigación y estudio de las posibilidades humanas en torno a parámetros energéticos que hoy la ciencia occidental empieza a percibir. El centro irradiador de la Toltecáyotl fue Teotihuacán lugar en donde ?los seres humanos alcanzaban la divinidad a partir de lograr la plenitud armónica?.

La Toltecáyotl y los toltecas, seguramente surgieron desde el periodo Preclásico. Evolucionaron desde ser nómadas, cazadores, recolectores; pasando por sedentarios agricultores hasta lograr desarrollar y construir un complejo sistema de conocimientos y valores que les permitieron resolver sus problemas existenciales de carácter material de manera eficiente, para pasar a plantear la solución de los problemas existenciales de orden inmaterial o de trascendencia, con la llamada cultura olmeca.

En efecto, los llamados olmecas o conocedores ?de la medida del movimiento?, fueron los primeros ?maestros? que empezaron a estructurar lo que conocemos como Toltecáyotl. Es interesante observar que a lo largo de la historia anahuaca, desde aproximadamente el año seis mil u ocho mil antes de la era cristiana, existió una línea de pensamiento unificador que estructuró y permeó los tres periodos (Preclásico, Clásico y Postclásico) con una misma raíz filosófica cultural, que se puede observar en la arquitectura, iconografía, rituales, valores, usos y costumbres de todos los pueblos anahuacas, aunque totalmente diversificada a través de sus pueblos y culturas en el espacio y en el tiempo anahuaca. El maíz y Quetzalcóatl son los símbolos por excelencia de la realidad material y espiritual del Anáhuac.

Por ello, Quetzalcóatl no fue ni un personaje y menos un dios, como lo dijeron algunos pueblos anahuacas del periodo Postclásico y los conquistadores respectivamente. Quetzalcóatl en cambio es un símbolo filosófico y un arquetipo humano como lo han tenido las otras civilizaciones antiguas de la humanidad.

Porque podemos observar en la cultura olmeca en el año 1200 a.C. en Chalcatzingo, Morelos a la ?Serpiente Emplumada? esculpida en los grandes peñascos del Tollán (zona arqueológica). Pero también lo apreciamos en Teotihuacán en el año 200 d.C. en el periodo Clásico, y aún en la Gran Tenochtitlán en el periodo Postclásico con los mexicas en 1500 d.C. De modo que no pudo ser un ser humano. Tampoco fue un dios, pues sabemos que en la espiritualidad anahuaca no existían dioses. Solo se percibía una divinidad suprema que no tenía forma, nombre y no podía ser representada. Sin embargo, existían múltiples manifestaciones o advocaciones de su inconmensurable poder y presencia. Estas múltiples advocaciones de lo desconocido, innombrable, invisible e impalpable, los colonizadores de ayer y de hoy, por ignorancia o por dolo, les han llamado ?dioses?, para justificar su erradicación y la imposición de su evangelio, y los investigadores, sus errados y desafortunados trabajos, que reducen la Toltecáyotl a un puñado de idolatrías y ?primitivas creencias?.

Pero la realidad es otra. ?El Quetzalcóatl? nos está hablando de una figura filosófica o de una aspiración humana por encontrar ?el equilibrio? a través del uso correcto de ?la medida?. Para la Toltecáyotl el ser humano metafóricamente se divide en cuatro partes a partir de ?su centro? o llamado ?co? en lengua náhuatl, que significa ?ombligo, pero que también significa el centro energético. Del ombligo a la cabeza simboliza el cielo y el Espíritu, se representa con el quetzal, como el ave más bella que remonta las alturas deseadas por el ser humano. Del ombligo a los pies, simboliza la Tierra y la materia, se representa con una serpiente, que en lengua náhuatl se dice ?cóatl?. De modo que ?Quetzal-cóatl? significa filosóficamente la unión y el equilibrio entre el Espíritu y la materia. Las otras dos partes vienen de la división longitudinal del ser humano en la parte derecha o tonal, y la parte izquierda o nahual, que representan del mundo y del individuo respectivamente: El Sol, lo masculino y la razón; y la Luna, lo femenino y la intuición, respectivamente.


Quetzalcóatl, la Toltecáyotl y los toltecas son la parte más decantada, -?el fruto florecido?-, de la civilización del Anáhuac y que hasta la fecha, poco se sabe de este portentoso conocimiento que dio sabiduría, dirección y continuidad a más de tres mil quinientos años de Desarrollo Humano en el Cem Anáhuac. Y que, de forma misteriosa se ha sabido mantener en la clandestinidad de la vida moderna, lo mismo en apartadas comunidades rurales que en grandes núcleos urbanos. Educayotl AC.


Buscar