Cursos

Podcast

Canales Youtube

Visitantes

28,331,246

HERNÁN CORTÉS: A QUINIENTOS AÑOS Y LA SOCIEDAD MEXICANA

Hits:500

HERNÁN CORTÉS: A QUINIENTOS AÑOS Y LA SOCIEDAD MEXICANA
Se están cumpliendo cinco siglos del holocausto llamado colonizadamente ?La Conquista de México?, cuando hace cinco siglos no existía México. También, eso de ?conquista?, puede decirse en España, pero por dignidad, en México NO. Es tanto como si una banda de delincuentes llega a robar (descubrir) su casa, la destruyen y se roban lo más valioso (rescatar oro), maten y violen a familiares (botín de guerra) pero como resultaron policías, lo detienen por oponerse al arresto (pacificación). Ante este holocausto, uno no puede decir: ?la conquista de mi casa? ?¿me explico?
Pues bien, amable lector, en estos siglos de abusos han existido y siguen existiendo personas, familias, empresas y países beneficiados que están de ?manteles largos? y pretenden festejar este encontronazo, con películas exaltando a Hernán Cortés, Malinche y sus secuaces. En efecto, cuando usted observa el abuso y la injusticia social en México, se dará cuenta que es de carácter estructural e histórico. No son hechos excepcionales, aleatorios o casuales.

Existen personas que hace una o dos generaciones, llegaron al Anáhuac huyendo de su país, sea por guerras, persecuciones políticas o religiosas o simplemente por miseria, y hoy, son inmensamente ricos. Y también, existen muchísimas personas que, por generaciones, hace miles de años nacieron en estas tierras, y desde hace cinco siglos que fueron invadidos, despojados y explotados, han sido pobres y seguirán siendo eternamente pobres en este sistema.
El punto de esta entrega es reflexionar sobre el símbolo del ?conquistador?. En una sociedad colonial, como la mexicana, que es clasista y racista, el arquetipo social es el del ?conquistador?. Hace cinco siglos llegaban en galeones, hoy llegan en aviones. Antes venían armados con fierros ahora con chequeras con euros y dólares. Antes les llamaban capitanes, ahora capitalistas. Antes adelantados, ahora emprendedores y empresarios.
Un buen ejemplo es lo que está sucediendo en el istmo de Tehuantepec, en donde se empiezan a ver ?españolitos? sembrando hijos por donde quiera. En efecto, los empleados de las trasnacionales están haciendo de nuevo la ?re-conquista?.
Los beneficiarios históricos de la invasión, desde el principio, han mantenido y en la actualidad siguen manteniendo la idea de que, no solo es justo que lleguen extranjeros a someter, asesinar y apoderarse de la riqueza de los pueblos nativos, destruyendo su cultura y su organización, sino que todo es necesario para el progreso del país (tren maya). Esta acción depredadora es justa y necesaria para mantener el orden mundial y la economía global (corredor transístmico).
En México, pero en todo el mundo colonizado, han existido, y siguen existiendo, personajes depredadores del bien común y del medio ambiente.
Esta es la razón por la cual, la imagen de un Hernán Cortés, como prohombre y héroe de la modernidad y el progreso es muy importante y peligrosa. Justifica no solo las atrocidades del pasado, sino fundamentalmente, las del presente. Legaliza moral y éticamente los crímenes de lesa humanidad, la explotación y destrucción de las milenarias culturas y el medio ambiente, e impone patrones culturales que benefician a los invasores y a la economía mundial depredadora y suicida.
Mucha gente piensa igual que Hernán Cortés y hace lo que puede por tomar lo que no es suyo, abuzar sobre el débil, desmantelar instituciones, hacerse ricos de la noche a la mañana, sin vergüenza ni pudor. En algunos casos patéticos, son como Cortés, psicópatas, asesinos y ladrones. Algunos ya empiezan a estar tras las rejas, pero la mayoría de los tres últimos sexenios federales siguen sueltos haciendo y deshaciendo con poder y dinero.
Por estas razones, es necesario, justo y urgente, hacer una revisión analítica, crítica y descolonizada de la invasión y de su símbolo representante: Hernán Cortés. No solo por conmemorarse cinco siglos del inicio de esta desgracia planetaria, sino porque es necesario detenerla; para eso, lo primero que se requiere es la conciencia y la dignidad. Para que vuela a florecer la esperanza en nuestros rostros y corazones. Para volver a ser dignos herederos de nuestros Viejos Abuelos toltecas y de la Toltecáyotl, requerimos con urgencia recuperar la memoria histórica y la identidad cultural ancestral.
Lo difícil no es hacerlo, sino imaginarlo. Porque no podremos salir del calabozo de la colonización, con las ideas, conceptos y valores de los carceleros. Descolonizar es dignificar. Educayotl AC.

Buscar