LAS MONTAÑAS HUMANIZADAS: LOS VOLCANES DEL ALTIPLANO CENTRAL. Alicia María Juárez Becerril

(Fragmento)
Instituto de Investigaciones Históricas, UNAM

Resumen
Los volcanes han recibidoun trato especial por parte de los especialistas meteorológicos junto con sus comunidades a través de la historia milenaria, puesto que no sólo se han concebido como grandes contenedores de agua, sino que se les humaniza, lo  que  conlleva  adjudicarles  sentimientos  y  actitudes  humanas  claramente  diferenciadas  en  cuanto  a  su  género.  De  esta forma, los cerros y volcanes no sólo constituyen el espacio físico en donde los graniceros llevarán a cabo los rituales sino que  contienen  un  simbolismo  cargado  de  referentes  culturales  concretizado  en  un  espacio. 

 

En  este  sentido,  las  grandes montañas han sido investidas de tal cantidad de características y atribuciones que para entender su representación y significado es necesario conocer las versiones que se  han construido acerca de ellas. De esta forma, el objetivo del presente  artículo es señalar la concepción humana y significativa que tienen algunas comunidades en su imaginario, especialmente acerca del Popocatépetl, la Iztaccíhuatl y La Malinche.

Introducción
Los  volcanes  han recibido un  trato  especial  por  parte  de los especialistas  meteorológicos y  sus
comunidades  a largo  de  la  historia  milenaria,  puesto  que  no  sólo  se  han concebido  como  grandes  co
ntenedores  de  agua,  sino  que se  les  humaniza,  lo  que  conlleva  a  adjudicarles  sentimientos  y  actitudes  humanas  claramente  diferenciadas  en cuanto a su género.
En este sentido, cerros y volcanes son personificados  y  se  les  ve  como  personas  que  deambulan
por los poblados.
Su  presencia  en  los  sueños  de  los  graniceros,  les permite  entablar  una  relación  directa  con  ellos  para  dar  a conocer  sus  deseos.  De  esta  forma,  los  cerros  y  volcanes no sólo constituyen el espacio físico en donde los graniceros  llevarán  a  cabo  los  rituales,  sino  que  contienen  un simbolismo  cargado  de  referentes culturales  concretizado en  un  espacio.  Representan  puntos  geográficos,  símbolos
emblemáticos,  dadores  de  lluvias  y  también  guardianes del  sustento  alimenticio.
En  este  sentido,  las  grandes montañas han  sido  investidas de  tal  cantidad  de  características  y  atribuciones,  que  para  entender  su  representación  y  significado  es  necesario  conocer  las  versiones  que se han construido acerca de ellas.

De cerros y volcanes
Los graniceros hacen  uso del  espacio natural: cerros, volcanes, ojos de agua, manantiales, cuevas y abrigos rocosos tienen una significación en donde “aseguran su reproducción y satisfacción de  necesidades vitales, que pueden ser materiales  o  simbólicas”  (Giménez  2005:430). Broda (1996b), propone  hablar  de paisaje  ritual,
en  donde  éste es  un  espacio,  entorno,  o  propiamente  dicho  un  paisaje natural transformado por el hombre a través de la historia.
El darle la connotación de paisaje ritual implica que es el lugar donde se llevan a cabo ciertos ritos
de propiciación.
_____________________________
Tomado de:
http://www.ceicum.org/datos/2012-1/pdf/2012_1_64-70.pdf

Buscar
Visitantes

26,901,495