Cursos

Podcast

Canales Youtube

Visitantes

27,484,445

LA INERCIA DE LA COLONIZACIÓN MENTAL Y CULTURAL

Hits:4868

.

Los españoles en 1521 iniciaron el proceso de colonización. Ellos traían la experiencia de ser colonizados por los árabes durante ocho siglos y en su calidad de “sometidos/explotados”, hicieron lo mismo con los pueblos invadidos del Anáhuac.

A partir de 1821 los criollos, al crear “su país”, lo hicieron desde la periferia de la Colonia. Las repúblicas “latinoamericanas” fueron creadas con una mentalidad colonial. Los criollos han seguido sumisamente colonizados, mental y culturalmente a Europa y ahora a Estados Unidos.

 

La ideología criolla/latinoamericana mantiene las mismas perversiones humanas que la ideología colonial/hispana, especialmente el auto sometimiento intelectual a Europa y por supuesto, ahora los grandes explotadores no son los virreyes, oidores o encomenderos, ahora son empresas trasnacionales, presidentes y gobernadores.

Recientemente se conocieron dos deseos de personajes ilustres de la “vida nacional”, un luchador social y un intelectual. Uno “tropicalizaba” el marxismo leninismo y el otro, era “el gran puente con la cultura alemana”. Y este es justamente el punto. Los pensadores, intelectuales y artistas del México/criollo, siguen sometidos a la “extranjería”.

No puede existir (para ellos) una remota posibilidad de ser “el ombligo de la tierra”, como decían nuestros Viejos Abuelos nahuas. En quinientos años no han podido, tan siquiera, imaginarse como cabeza de ratón, mansamente se someten como “la cola del león”.

A pesar de que en esta tierra milenaria y en esta civilización originaria se inició y desarrolló uno de los más importantes florecimientos de la cultura humana. Pareciera que nada tenemos que ver con aquellos legendarios hombres y mujeres de conocimiento que inventaron el maíz, el cero matemático, la cuenta perfecta del tiempo, la base de la farmacopea mundial, la milpa y un larguísimo etcétera.

Somos tan antiguos como las civilizaciones de China e India, la diferencia es que ellos mantienen la memoria histórica y la identidad ancestral de quienes han sido, y por ello saben perfectamente quienes son y qué quieren ser. El siglo XXI será de China y de India gracias a la base de su cultura ancestral.

Nosotros por el contrario, desde 1521 pretendemos, con ayuda de los invasores/conquistadores borrar todo vestigio y huella cultural de nuestros ancestros y su pensamiento filosófico conocido como Toltecáyotl. Tres siglos pretendiendo fallidamente ser españoles (1521-1821), un siglo franceses (1821-1921) y llevamos casi otro siglo (1921-2013) pretendiendo ser torpemente gringos de tercera en vez de mexicanos de primera.

Pero casi nunca nuestros filósofos, pensadores y artistas han pretendido fortalecer, preservar, acrecentar lo que somos por esencia ancestral. La Toltecáyotl lleva más de 3500 años de estar guiando nuestro proceso humano, la modernidad menos de 500 años. Por supuesto que las mentes super colonizadas inmediatamente clamarán que queda “muy poco” del lejano pasado y que toda ha sido “superado” por el progreso, la ciencia y la economía.

Que interesante, en China y en India el futuro, el progreso, el desarrollo y el bienestar, no están en conflicto con su pasado y con su tradición. Por el contrario, se apoyan en su tradición y su cultura. La China, la india y el Japón de nuestros días fundamentan su futuro (propio-suyo), justamente en su esencia milenaria ancestral. Nosotros no. Nosotros luchamos tercamente contra ella.

Importamos todo, las ideas, las tecnologías y el mismo arte. Pero, además, lo hacemos torpemente, por encima (como moda no como proceso), mal hecho y con pésimo gusto. La ideología criolla se siente “en su ser y hacer”, inferior, periférica, impotente, acomplejada. Por eso no es capaz de crear nada, solo explotación, injusticia, racismo.    

A principios de año murió el más claro y lúcido descolonizador de la “cultura mexicana”, es decir, de la cultura criolla. La mente más brillante y conocedora de “la cultura grecolatina” y por consiguiente, el visionario de la necesidad de descolonizar la mente de los mexicanos a través del estudio respetuoso, profundo y descolonizado de nuestra ancestral civilización.

Nadie dijo nada o muy poco ante la muerte del Dr. Rubén Bonifaz Nuño. Apenas unas cuantas notas “al gran poeta fallecido”. Ninguna instituciones tomó la responsabilidad y el compromiso de hacerle un homenaje luctuoso, ni la misma UNAM, que demostró cuan colonizada ha sido desde su mismo fundador, el racista y neo colonizador José Vasconcelos, (por mi raza hablará el espíritu -santo).

Ni siquiera fue velado en el Palacio de las Bellas Artes (europeas). Tampoco se le podía poner en su féretro una inmensa bandera roja con la hoz y el martillo. Ni hacer doctos discursos y peroratas sobre la cultura alemana tropicalizada. ¿Cómo se podría explicar que un hombre con tal lucidez mental, haya dedicado el último cuarto de su vida para investigar la filosofía, historia y cultura de nuestros ancestros?

Tal vez no mereció en vida y por supuesto, también en la muerte, un reconocimiento nacional por su trabajo para la descolonización de la cultura nacional. Acaso porque no fundó ningún partido comunista teledirigido desde Moscú o una academia para promover y difundir las letras alemanas y la cultura europea auspiciada desde Berlín. ¿Será acaso que la creación del SEMINARIO DE ESTUDIOS PARA LA DESCOLONIZACIÓN DE MEXICO, resultó una terrible afrenta al sistema neocolonial?

O será tal vez que el poder no le perdonó que despreciara “el maiceo intelectual”, por el que se mueven “las neuronas y la creatividad” de nuestros intelectuales, pensadores y artistas europeizantes. La dignidad de “UN CABALLERO”, como lo fue en el sentido más amplio del concepto el Dr. Rubén Bonifaz Nuño, es la mejor muestra de un HOMBRE DESCOLONIZADO. Y a esta clase de hombres y mujeres dignos, conscientes, críticos, el sistema neocolonial no los tolera. Para los sometidos todo, para los descolonizados nada.

Buscar