Cursos

Podcast

Canales Youtube

Visitantes

27,390,400

REPENSAR NUESTRA CULTURA

Hits:6281

Es muy común usar la palabra "cultura" en nuestro tiempo. La definición más aceptada es la antropológica que señala que, "todo lo que hacen los seres humanos es cultura".

Aunque esta asociado a la agricultura, entendida como "cultivo", el concepto de cultura se refiere en primera instancia a las actividades artísticas que desarrolla un reducido grupo de personas y que repercuten en la sociedad.

 

Otro de los problemas que se tiene el reducir el concepto de cultura al ámbito artístico, es que fundamentalmente se refiere a las "bellas artes europeas", entiéndase como las de la cultura dominante, quedando fuera las manifestaciones artísticas de los pueblos invadidos o de las culturas subalternas.

 

De esta manera podemos encontrar instituciones que se dedican en teoría a atender las necesidades culturales del pueblo. A nivel federal encontramos el pomposo "Consejo Nacional para la Cultura y las Artes", en Oaxaca tenemos al mal llamado, por la tristemente célebre Dra. Dalton, "Instituto Oaxaqueño de las Culturas", que algún día se llamará INSTITUTO DE LAS CULTURAS OAXAQUEÑAS"... que no es lo mismo, pero que parece ser igual.

En los niveles municipales encontramos comúnmente el "Departamento de Cultura".

 

En la prensa escrita encontramos la página de cultura, la sección cultural y hasta los suplementos culturales; pero... tanto las instituciones como las secciones culturales, ¿están refiriéndose en verdad a la CULTURA del pueblo?

 

Por supuesto que no. Amable lector analice estas páginas de "cultura" o indague las acciones que están realizando las instituciones culturales y usted podrá constatar que en su mayoría se refieren a las actividades artísticas de "la cultura de las bellas artes europeas". Danza clásica o moderna, exposiciones de artes plásticas, conciertos y recitales de música de cámara o la orquesta sinfónica, el poco teatro y la intangible literatura giran en torno a un concepto europeo de la creación artística.

 

Actividades que en general están muy lejos de la masa llamada "pueblo". Visite los museos de arte e históricos y verá en su mayoría a los turistas caminando por sus salas y exposiciones.

 

No es común encontrar en las instituciones culturales y en los periódicos, las manifestaciones culturales del pueblo. Para muchos eso no es cultura, acaso llegan a ser sólo manifestaciones "folklóricas, típicas o artesanales".

La cultura que produce el pueblo inconscientemente y de manera muy sutil, no son totalmente aceptadas como CULTURA.

 

La "cultura" viene de afuera, lo propio es sólo folklore, tan sólo un arte menor. Los europeos desde hace quinientos años tienen un dominio no sólo económico y político del mundo, sino fundamentalmente ideológico. Por ello, "el pueblo no tiene cultura", es decir, la cultura del dominador, la cultura de las bellas artes europeas.

Cuando nuestros políticos hablan de "llevarle cultura al pueblo", implícitamente están aceptando que el pueblo no tiene cultura y como sabemos que todo ser humano y todo pueblo en el mundo tienen cultura, lo que se esta desvalorando implícitamente es la cultura del pueblo.

 

Debemos de aclarar que no juzgamos el arte europeo en sí, sino la forma ideológica en que ha sido usado desde hace quinientos años para dominar y colonizar a los pueblos invadidos.

 

Cómo se aprecia es necesario hacer "Filosofía de la Cultura", los que trabajamos relacionados con este inmenso campo del que-hacer humano, requerimos hacer un esfuerzo de reflexión, síntesis y confrontación de ideas, porque "nadie tiene la verdad en la mano", y estamos seguros que en Oaxaca sería muy necesario y conveniente filosofar sobre LA CULTURA.

 

 

Esperamos que pronto entre sus actividades el IOC, convoque a los promotores culturales, a los creadores y artistas, a los intelectuales e investigadores, a una reflexión filosófica sobre "el deber ser de la Cultura", de cara al nuevo milenio.

 

Debemos de pasar del "activismo cultural" y de la "eventitis", a la reflexión, crítica y autocrítica del DESARROLLO CULTURAL. Es momento, como decía el inolvidable Guillermo Bonfil Batalla de "REPENSAR NUESTRA CULTURA".  

 

Buscar