Cursos

Podcast

Canales Youtube

Visitantes

27,961,074

TIEMPOS ELECTORALES EN LA CULTURA LA CARGADA CULTURAL

Hits:18199

Resulta que “los vividores de la cultura”, es decir, los burócratas de la cultura se adelantan a los tiempos y se mueven frente a las cámaras. Será que el candidato oficial necesita urgentemente del apoyo de los sectores o será que su hermano se convertirá en el “hermano incómodo” de la cultura?

 

 

 

Lo cierto es que en Colima el poeta Jaime Labastida ha organizado con la Universidad de Colima un foro para analizar la problemática del Desarrollo Cultural en México de cara a las elecciones. En cinco mesas, todos los selectos invitados, debatieron por horas y todo el debate se condensó en tres miserables cuartillas “censuradas por los organizadores” que, según Jaime Labastida, serán entregadas a “todos” los candidatos, ......pero especialmente a su hermano.

 

 

 

Cómo en su día lo hizo Flores Olea con Carlos Salinas, ahora lo hace Jaime Labastida con su hermano. Alinear y palomear a “los buenos” del siguiente sexenio en materia de cultura. Carlos Salinas, con su maldad perversa que lo caracterizó a lo largo de su sexenio (y hasta nuestros días), corrompió y manipuló a los artistas e intelectuales, que mansamente y con el estómago vacío, comieron las migajas que el salinismo les dio, para comprar sus conciencias y hacerlos coro multitudinario de la opereta “ La Modernidad malograda”.

 

 

 

La mancuerna Salinas-Flores Olea, desactivó la añeja burocracia cultural que se había estructurado desde la década de los años setentas. Con la creación ilegal del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes y la llegada de los cachorros dorados de relaciones exteriores se desplazó a la antigua burocracia y se dejó a los “achichincles” que conocían el teje y maneje de la ex-Subsecretaría de Cultura.

 

 

 

De esta manera el proyecto de Identidad Cultural emanado de la Constitución y de la revolución mexicana, fue inmediatamente cambiado por la visión internacionalista y neoliberal de la Kultura.

Un ejemplo de lo anterior es que en el tiempo de Salinas, el Estado mexicano donó un millón de dólares al Museo Británico, para que construyera una sala donde se expusiera el patrimonio cultural prehispanico que ha sido saqueado del país. Así, mientras muchos de los gobiernos del mundo están luchando en foros internacionales para que los museos del primer mundo, devuelvan el patrimonio cultural que ha sido saqueado y contrabandeado de sus fronteras por los coleccionistas del primer mundo (oficiales y privados), el gobierno de Salinas donaba el dinero del pueblo de México para que se expusiera lo que de México se habían robado.

 

 

 

Tanto se le subió el poder a Flores Olea que se metió a las trompadas con el santón de la cultura en México. El pleito de Octavio Paz y Flores Olea fue la nota roja en las secciones culturales de los periódicos nacionales. Por supuesto que Salinas le dio la razón a Paz y como premio de consolación dejó en su lugar al cachorro de Flores Olea.

 

 

 

Tovar y de Teresa es producto de las sabanas más finas de la sociedad porfirista de México. Nuca tuvo la inteligencia y la brillantes de su hermano Guillermo, quien es un erudito de la historia colonial de México. En cambio Rafael tuvo ambiciones políticas y se caso con la hija de un presidente en turno. Hombre con suerte que como los gatos, siempre ha sabido caer bien parado, de Salinas brincó a Zedillo y como para los políticos en México, la cultura es algo intrascendente, pues este hombre y sus secuaces se han apoderado del timón de la “Kultura Oficial”.

 

 

 

Cómo lo que les caracteriza a unos y a otros, es el arribismo, los achichincles del bloque anterior hicieron pacto con los cachorros dorados y de esta manera se compone actualmente la alta burocracia de la Kultura en México, misma que se está moviendo para “saltar” al otro sexenio y se presta servilmente para hacerle el juego, no al ¡Presidente electo!, sino a un candidato tan sólo.

 

 

 

Para esta gente, la Cultura y la Identidad, el Desarrollo Cultural y la promoción y difusión de la cultura se ven desde la óptica del neoliberalismo y la globalización. Las tesis de fortalecimiento de la identidad cultural, el binomio educación-cultura del artículo tercero, las directrices del artículo cuatro en cuanto a pluralidad cultural son letra muerta. Para ellos la cultura debe ser rentable, cosmopolita, globalizada y PRIVATISABLE. Con estos burócratas México en la década presente, perdió la vanguardia en desarrollo cultural que había construido desde 1921 con José Vasconcelos.

 

 

 

Qué nos espera si gana Labastida?. Que tendremos a un “hermano incómodo” en cultura y a una Primer Dama ejecutiva, como en los tiempos de López Portillo y su malogrado FONAPAS, donde se tiró dinero a lo grande en los caprichos de unos cuantas personas que habitaban el perímetro del poder. Seguramente tendremos “un resurgimiento de la Kultura oficial” y como todo en este país se hace por cargada, pues en Oaxaca el gobierno estatal descubrirá “el potencial de la Kultura” y dejará de estar abandonada, en manos de gente ajena al Desarrollo Cultural y que como en el sexenio anterior, el Instituto fue entregado como trofeo de guerra, a una banda de fundamentalistas feministas y en estos primeros 500 días de gobierno, solo sirvió de cómoda sala de espera de la grilla pasajera.

 

 

 

La cargada cultural se está moviendo antes de tiempo.....será porque piensan que ya no hay tiempo?, será que tendremos un nuevo virrey cultural el próximo sexenio a nivel federal. Como dijo el maestro Reyes Heroles....”el que se mueve no sale en la foto”.

 

 

 

¿Sí gana Fox, que harán los que corrieron a Colima? Jaime Labastida se irá de embajador a la India, siguiendo los pasos de Paz? Qué hará la anquilosada burocracia neoliberal, el exquisito Rafael pedirá el Castillo de Chapultepec para desterrarse como le pasó a Napoleón en Elva; pues, cómo podrá enfrentar la vida sin sus lujosas oficinas de la calle del arenal, donde todo el mobiliario es de suntuosa importación?

 

 

 

Qué pasará con los exquisitos de la Kultura en México?

Qué pasará con el mal llamado y pésimamente diseñado Instituto Oaxaqueño de las (¿¿¿Culturas???), a quién podrán a dirigir ese trasatlántico que lo han dejado abandonado por años en el patio trasero. Quién rescatará al personal que ha sido maltratado, menospreciado y ninguniado por oportunistas. Quién revivirá el sistema de Casas de Cultura, quién reestructurará el sistema de educación artística, Quién vigorizará la investigación y preservación del magno patrimonio artístico, histórico y cultural de Oaxaca? Quién desactivará la corrupción en el sistema de estímulos a la creación artística. Cómo se recatarán del abandono las instituciones artísticas del estado.

 

 

 

Desde tiempo atrás el gobierno estatal se ha desentendido del Desarrollo Cultural, sexenio tras sexenio, sigue en el olvido y en el cuarto de los tiliches. Al término de la administración del exgobernador Pedro Vázquez Colmenares, donde Oaxaca era punta de lanza a nivel nacional, se ha venido perdiendo terreno y la iniciativa privada y la sociedad civil han ocupado los espacios que el gobierno no ha podido o no ha querido desarrollar en cultura. Cada día son más las personas que vienen de fuera y que ya controlan ciertas áreas de la cultura.

 

 

 

La plástica oaxaqueña es una buena muestra, las galerías privadas CONTROLAN en alguna medida la producción y distribución de la creación plástica, pero no es el único campo, sólo es el más visible, el gobierno y los oaxaqueños han sido desplazados silenciosamente.

La iniciativa de la “sociedad civil” es más que pujante, fuerte y eficaz.

 

 

 

No sólo son Francisco Toledo y Rodolfo Morales con sus espléndidos trabajos en el Desarrollo Cultural y la preservación y difusión del Patrimonio Cultural y Natural, existen grupos de personas que están trabajando de manera sistemática y silenciosa, sorprende encontrar a muchos extranjeros en este aparente invisible campo de la cultura. Para el final de este sexenio tendremos “grandes sorpresas”, los “vallistos” siguen encerrados en sus pequeños círculos cerrados, peleando unos con otros, pero día a día su peso específico en la vida cultural de Oaxaca es menor.

 

 

 

En Oaxaca no se ha dimensionado el Desarrollo Cultural en la vida política local y nacional. No se ha entendido el potencial político que tiene el Desarrollo Cultural y su estrecha vinculación que debe tener con el sector turístico y la educación.

 

 

 

En esta triada radica el verdadero potencial para que el pueblo y el gobierno de Oaxaca puedan elevar su nivel material de vida y mejorar su nivel en la calidad de vida. La Cultura es el mayor y más importante recurso con el que cuenta el pueblo de Oaxaca para construir un futuro más prometedor, pero desgraciadamente nuestros dirigentes no lo entienden. Visite www.aquioaxaca.com  

 

Buscar