Cursos

Podcast

Canales Youtube

Visitantes

29,255,954

PRESUMEN CON LO QUE DESPRECIAN

Hits:213

PRESUMEN CON LO QUE DESPRECIAN
Es interesante señalar que las élites criollas en el poder del Estado mexicano, desde 1824, han menospreciado el patrimonio cultural de la civilización del Anáhuac, no se sienten parte de él, lo presumen muerto o inexistente. Ellos siempre han presumido ?su madre patria?. La misma 4T, solo habla de cuatro transformaciones que arrancan en 1824, con la Constitución que le da nacimiento a un Estado sin pueblo.

En efecto, a principios del siglo XIX, de los poco menos de seis millones de seres humanos que vivían en lo que hoy es México, cinco millones eran pueblos anahuacas, monolingües, analfabetos y totalmente desvinculados del mundo occidentalizado del puñado de élites eurocéntricas. Vivían explotados, pero no integraban el proyecto del Virreinato y mucho menos el de la naciente república. Los pueblos anahuacas, tanto de ayer como hoy, para las élites que detentan el poder, nunca han sido tomados en cuenta; por el contrario, siempre han representado un lastre para sus modelos exógenos de progreso y una vergüenza para su terca y absurda europeización. Así pues, se puede afirmar que México nació como un país sin pueblo y de alguna forma se sigue manteniendo de esta manera. Aunque los expulsados son los que envían los salvadores dólares.

PRESUMEN CON LO QUE DESPRECIANPara analizar, aún la 4T, no toma en cuenta la opinión de los pueblos anahuacas, como ejemplo están los mega proyectos del Tren Maya, el Corredor Transístmico y la Termoeléctrica de Huesca. La misma propuesta de ?la cuarta transformación?, deja fuera la base y la esencia de esta nación.

Pero lo que llama la atención, es que, con lo único que pueden ?presumir? en el mundo occidentalizado eurocéntrico, es justamente de aquello que en el país desprecian, desconocen y no toman en cuenta. La ideología criolla que siempre ha sido una mala copia del mundo europeo, no puede presumir de su ?cultura occidentalizada? en Europa, no pueden presumir las copias en la matriz.

Por ejemplo, aquí en Oaxaca, la gente hispanista ignorante, presume ampulosamente la arquitectura del periodo colonial español y algunos edificios del periodo neocolonial de estilo francés, como son el templo y exconvento de Santo Domingo de Guzmán o la Catedral, o el Teatro Macedonio Alcalá, o el edificio del Instituto de Ciencias y Artes, respectivamente. Sin embargo, todos son simples copias de edificios de la arquitectura europea. Nada que ver, nuestra modesta Catedral con la Catedral de Sevilla o nuestro teatro con el de La Ópera de París.

Pero en toda Europa no existe una construcción que sea comparable a la zona arqueológica de Monte Albán, en antigüedad, función científica y de un emplazamiento a 400 metros sobre el nivel del valle. Otro ejemplo podría ser las personas colonizadas con la cultura griega, que en el siglo quinto antes de la era alcanzó su esplendor, llamado ?el siglo de Perícieles?. Sin embargo, aquí en San José del Mogote, Etla, tenemos una zona arqueológica del año 1500 aC. Es decir, mil años antes de que existieran los griegos, los abuelos zapotecos ya estaban midiendo la mecánica celeste.

Toda esta larga exposición, para referirnos a que la esposa del presidente inaugura con bombo y platillo, en uno de los museos más importantes de París, la exposición ?Los olmecas y las culturas del Golfo de México?, la cual es recibida con mucha expectación en el mundo cultural europeo. Es justamente con las culturas despreciadas del Anáhuac, con la que las élites con ideología criolla presumen en Europa.
Para el sofisticado mundo de la cultura europea, lo único que puede llamarles la atención de México, es el arte de nuestros Viejos Abuelos. Ni el arte colonial, ni el neocolonial, puede ocupar sus ?sagrados espacios de superioridad cultural?, porque son copias de allá.

El Anáhuac, (el milenario nombre de nuestra tierra), ha sufrido una invasión y una ocupación en los últimos cinco siglos. A pesar de que la cultura dominante presume extinta a la civilización del Anáhuac, ésta sigue viva y vibrante, en una permanente lucha de resistencia y permanencia cultural. Llegará un futuro en que el pueblo recupere su memoria histórica y su identidad cultural ancestral, y renazca en el pueblo la conciencia, sabiduría y dignidad de ser anahuacas. La Toltecáyotl de nuevo florecerá y el regreso de Quetzalcóatl será una realidad. Algunas personas pensarán que es una idealización, pero recuerden que las aguas siempre reconocen su cauce. Estamos iniciando un tiempo de grandes cambios y todo lo que creemos que es imposible puede ocurrir de súbito. Tiempo al tiempo. Estamos viviendo los estertores de la civilización occidental, y el pasado, puede ser el futuro. Educayotl AC. Educar para el futuro con la sabiduría del pasado. www.toltecayotl.org

Buscar