LA DECADENCIA DE LOS GOBERNANTES

Hits:5921

Una de las expresiones más elevadas de la acción humana es el de GOBERNAR a un pueblo. En los diez mil años que tiene la humanidad de vivir en civilizaciones, en los primeros 9800 años todos los pueblos del mundo vivían gobernados por la más alta expresión de la NOBLEZA humana.
 

En efecto, desde los remotos tiempos de los faraones en Egipto y los reyes de Babilonia, el arte de gobernar era la expresión más sublime y decantada de la especie humana. A los futuros gobernantes los preparaban desde su niñez, con los maestros y sabios más importantes y destacados de sus pueblos. Debían conocer todas las ciencias y las artes, para con ello desarrollar el espíritu e iluminar su conciencia. Por favor, no confundir esta NOBLEZA, con la decadente y primitiva monarquía europea nacida apenas después de la Edad Media, entre guerras de rapiña y que fue exterminada por los “Mercaderes” a finales del siglo XIX y principios del XX.

 

Los pueblos de todo el planeta, por diferentes caminos, sabían que en el vértice superior de su pirámide social deberían estar una élite excelentemente bien preparada, con elevados principios morales y éticos, conocedores de la historia de su pueblo y expertos en sus leyes y su cultura. Para el caso de México con los toltecas sucedió lo mismo. Por mencionar Monte Alban de la cultura zapoteca, que tardó 1350 años en construirse y que tuvo un esplendor de mil años. ¿Se imagina usted, amable lector, la calidad de dirigentes y gobernantes para mantener un macroproyecto de esta envergadura durante generaciones y generaciones?

 

Con la estrategia de apoderamiento del planeta por los “mercaderes” que, desde 1492 iniciaron el cambio del NUEVO ORDEN MUNDIAL, la conducción de los pueblos a través de la Nobleza ha sido lenta, pero eficazmente saboteada. Cada vez los que gobiernan a los pueblos son gente con un pobre desarrollo espiritual, mínimos valores éticos y morales. Además, debido a que la política se ha corrompido al máximo, en algunos casos sin escrúpulos y sin principios. Casi la mayoría de los gobernantes de las democracias Occidentales tienen “mucha cola que les pisen”. Entre más corruptos e inmorales sean los dirigentes de los pueblos, más débiles son ante la voracidad de los MERCADERES.

 

En el México del siglo XX tuvimos al principio, generales que de las armas pasaron a la política como Porfirio Díaz, Carranza, Obregón, Calles, Cárdenas. A partir de Miguel Alemán vendrán los abogados que de políticos, algunos se transformaron en estadistas. Ruiz Cortines, López Mateos, Díaz Ordaz y aun Echeverría, surgirán como parte de un sofisticado proceso político, en el que se respetaron las tradiciones y leyes no escritas del sistema, y en donde su “oficio político” tuve que ver mucho en su designación. Tal vez el mayor error de Echeverría fue haber roto este proceso y poner al primer “presidente espurio”, como fue su “cuate de la infancia” López Portillo, ahí fue donde comenzó el derrumbe y la debacle.

 

Los presidentes tecnócratas serán impuestos desde afuera y ya no será el dedo del “gran elector”. De La Madrid es el primer gobernante impuesto por los MERCADERES (BM, OMC, FMI) y Salinas el más servicial e incondicional a estas oscuras fuerzas, enemigas de la humanidad. Hizo más de lo que le pidieron y “llevó agua a su molino” a través de la corrupción (Salinas es una de los hombres más ricos del país y por ende, extremadamente poderoso).

Vicente Fox, ni político, ni tecnócrata. Un empresario regional de una marca de refrescos transnacional. Una persona ambiciosa pero sin capacidad. No es intelectual, ni académico, ni profesionista (meses antes de las elecciones “se recibió” de L.A.E.), pero simpático e ingenioso, (lo que no han tenido los tecnócratas y los políticos). En el mejor de los casos, una persona “bien intencionada”, pero ingenua.

 

Así son las cosas, no solamente en México sino en el mundo. El país más poderoso del mundo es gobernado por un clan familiar donde el padre fue presidente, el hermano es gobernador y George W. Bush, además de llegar dudosamente a la presidencia es un “alcohólico seco chistoso”, que tuvo severos problemas con esta enfermedad.

 

El colmo es el candidato al gobierno de California, E.U. el actor de origen austriaco Arnold Schwarzenegger, quien ha demostrado tener mucho músculo y muy poca masa encefálica, pues le cuesta mucho trabajo hablar y caminar al mismo tiempo. El hecho de que los políticos estén en extinción en el Poder, nos demuestra que quienes en verdad poseen el Poder a través del dinero, ahora están usando a estos nuevos títeres de la farándula, más manejables y sin muchas convicciones políticas, éticas, morales y mucho menos espirituales.

Buscar
Podcast
Canales Youtube
Visitantes

27,163,806