Cursos

Podcast

Canales Youtube

Visitantes

27,713,512

LA CALIDAD HUMANA ES LA DIFERENCIA

Hits:1376

LA CALIDAD HUMANA ES LA DIFERENCIA
guillermo Marín
Educayotl AC.
La muerte del Maestro Francisco Toledo, es una pena para sus seres queridos, su familia. Pero para la comunidad oaxaqueña, es una desgracia, porque nos hemos quedado sin el más ilustre guardián del bien público. Grandes artistas plásticos ha tenido y tiene Oaxaca, pero la grandeza de Toledo no era solo por sus grandes méritos de genio artístico, reconocido por todos, ?selectos y profanos?. Su grandeza devine de su ?calidad humana?. Eso es la gran diferencia. Durante muchos años de trabajo en el sector cultura, tanto en Oaxaca como en el país, he tenido la suerte de conocer ?a los grades? de mi época. Recuérdese que en la década de los años ochenta, la Casa de la Cultura Oaxaqueña ocupó uno de los lugares más privilegiados y reconocidos en el país, artistas, políticos, escritores, poetas, músicos, la misma Orquesta Sinfónica Nacional llegó a estar tres semanas dando conciertos y cursos de perfeccionamiento en el Festival de Primavera, el Maestro Rufino Tamayo vio nacer la Bienal Rufino Tamayo en la Casa de la Cultura, el primer reconocimiento en Oaxaca al Maestro Rodolfo Morales, por iniciativa de Silvia María, y el último al Maestro Rodolfo Nieto por iniciativa de la Maestra Arcelia Yañiz, se hicieron en la Casa de Cultura Oaxaqueña. Poetas de la talla de Rubén Bonifaz Nuño o investigadores como Guillermo Bonfil Batalla, Miguel León Portilla o escritores como Juan Rulfo. O en el estado de Guerrero en el Instituto Guerrerense de la Cultura o en la Dirección de Cultura del Gobierno de Morelos, y en todos los lugares que tuve la suerte de trabajar en el país, siempre tuve la oportunidad de conocer a creadores nacionales y locales. Sin embargo, por la calidad humana, me quedo con tres de ellos: Rubén Bonifaz, Vicente Leñero y desde luego, Francisco Toledo, con quien no trabajé directamente, pero he gozado de sus afanes por mejorar este mundo que compartimos.

Y este es el punto amable lector. La grandeza de Toledo viene de su humildad, sencillez y preocupación por el bien común. En general, el poder y la adulación corrompen a los espíritus débiles y pusilánimes. He aprendido, en esto de la promoción cultural, que entre más ampuloso y pretencioso es un ?artista?, es un falsario del arte. Y, por el contrario, entre más sencillo y humilde es un artista, es más genuino y verdadero.
No es de sorprender entonces, que todo el país y en algunos lugares del planeta, la muerte de Francisco Toledo haya sido muy sentida y haya trascendido los espacios selectos del arte. La gente común, el ciudadano de a pie, veía con simpatía las impresionantes luchas contra los monstruosos molinos de viento, fueran estos, los ignorantes gobernantes, los voraces empresarios o las omnipotentes empresas trasnacionales, que todos y cada uno de ellos, fueron derrotados y exhibidos por la sagacidad, astucia y sentido del humor del Maestro Toledo.
Solo me queda decir, gracias Maestro Toledo por luchar por el bien común, por Oaxaca, por la verdad y la justicia. Es uno de esos hombres que Bertolt Brecht llamó, ?de los imprescindibles?. Un ejemplo para aquellos artistas, buenos y no tan buenos, grandes y no tan grandes, pero que antes que artistas, son y deben ser, excelentes seres humanos, personas preocupadas por el bien común, por dar en vez de recibir, por enfrentar la injusticia de los poderosos, tanto del poder económico como de sus achichicles, los poderosos de la política.
El Maestro Francisco Toledo, deja un hueco muy grande en la defensa del Patrimonio Cultural, tangible e intangible, del Patrimonio Natural, de la educación y en especial de los pueblos y culturas anahuacas.
Educayotl AC. Educar para el futuro con la sabiduría del pasado.

Buscar